domingo, 26 de febrero de 2012

Apuntes sobre cultos precristianos en el entorno de Uxue: Lacubegi. Júpiter. Magna Mater.

Si leemos los dos libros que la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra editó el año 2011 sobre Uxue, nos encontraremos con innumerables sorpresas que poco a poco irán cambiando y enriqueciendo la percepción sobre lo que ha sido nuestro pueblo a través de la historia.

En un capítulo del más voluminoso de estos libros, el titulado "Santa María de Ujué", Mercedes Unzu Urmeneta, José Antonio Faro Carballa y María García-Barberena hablan de las excavaciones realizadas en el santuario habiendo resultado las más interesantes por sus resultados las hechas en el presbiterio (cabecera románica)
En la página 49 de dicho volumen se habla de los restos de una edificación muy especial:
Es la planta de un pequeño edificio que datan  como de entre el siglo IV y VII de nuestra era, situado entre los ábsides central y sur del románico.
En los primeros momentos tras el hallazgo, se le definió como oratorio de época romana y se especuló sobre su antigüedad que los mismos arqueólogos fecharon entre el siglo III y el V.
















En la foto lo vemos delante de pilar de separación del ábside central con el de la derecha.
Este edificio fue respetado desde antiguo: Hay tumbas a su alrededor (talladas en la roca entre el siglo IV y el VI y utilizadas hasta el XI) pero ninguna dentro, señal de que a ese espacio lo consideraron un lugar especial e intocable.

También vemos un pedazo de columna de época romana junto al arco de separación entre el ábside de la la izquierda y el central y un hoyo para otro pilar similar junto a la cimentación del presunto oratorio.

Según los responsables de la investigación arqueológica, ese pequeño edificio que hubo ahí fue un templete o un oratorio desde época muy antigua.
Todos los datos aportados por la investigación del yacimiento indican la posibilidad de que en Uxue ha habido una continuidad de culto a lo sagrado desde tiempos anteriores al cristianismo hasta llegar a nuestros días..

En el interior y entorno de este pequeño solar (3,5m x 2,5) se encontraron los restos de cerámica de la Segunda edad del Hierro.
También aparecieron algunos fragmentos de cerámica de cocina de producción local, de terra sigilata hispánica fechada en época alto imperial y sigilata tardía de entre los siglos IV y VI de nuestra era. Además se encontró una moneda de Julia Soemias acuñada en al año 220 después de Cristo.

Aras a Júpiter y Lacubegi  procedentes de Uxue.
Museo de Navarra
Los autores del artículo sobre los hallazgos arqueológicos recuerdan las aras dedicadas a Júpiter y Lacubegi encontradas en el término municipal de Ujué que datan del siglo IV de nuestra era.
Actualmente se conservan en el Museo de Navarra.

Los arqueólogos mencionan la teoría de la profesora Alicia María Canto que supone que la cima de Uxue fue una especie de meca religiosa dedicada a una divinidad relacionada con el toro.

En el mismo articulo también mencionan la teoría de María Ángeles Mezquíriz que relaciona estas aras con el culto a la Magna Mater ya que las aras de Uxue tienen esculpida una cabeza de toro y a esta divinidad se le sacrificaban toros en su honor.
Apuntan la posibilidad de que el culto a esta diosa pudo transformarse en la devoción cristiana a Santa María Madre.
Sugestivo tema sabiendo con certeza que en Uxue hubo culto precristiano como ya quedó dicho en este otro articulo sobre Jupiter y Lacubegi.

Llegados a este punto, cabe hacerse una pregunta: ¿Magna Mater pudo absorber un presumible anterior culto a la diosa Mari venerada por los vascones?
No olvidemos que la misma tierra pudo ser venerada, ya que en vascuence se le denomina Ama Lur (Madre Tierra) pues es la que nos provee de todos los bienes necesarios para la vida.

De todas maneras está claro que en la cima de Uxue hay un trasunto religioso muy antiguo que nos retrotrae más allá de las fechas iniciales de nuestra . .

Por las aras dedicadas a Júpiter y Lacubegi podemos ver que en nuestra tierra hubo simbiosis entre lo romano y lo local.
En el pueblo de Eslava mugante con Ujué y en Rocaforte también vemos que hubo culto a un dios local bajo el nombre de Peremustae. Son varias las ciudades romanizadas en torno a Uxue: Santa Criz de Eslava, Santacara... Beire....

San Martín de Unx. La devoción de una habitante de nuestra comarca a Magna Mater.
En el lugar de Santa Cruz dentro del término municipal de San Martín de Unx, casi donde se cruzan la carretera que va a Olite y el canal de Navarra, hubo una ermita ya desaparecida que seguramente se erigió sobre las ruinas de una villa romana, ya que allí se han hallado varias cosas de esa época.

Lo más llamativo encontrado en ese lugar fueron dos aras dedicadas por una tal Neria Helpis. Una está dedicada a Magna Mater y la otra a Soli Invictus pro salute Coemae.
El lugar del hallazgo no está muy lejos del término municipal de Uxue. Lo importante del caso es que nos demuestra que el culto a Magna Mater estuvo vivo por estas tierras, muy cerca de nuestro pueblo.

Picado por la curiosidad busqué información en Internet sobre la Magna Mater que menciona la profesora Mezquiriz y que vemos tan cercana en el ara de San Martín de Unx.


Hay bastante información sobre esta diosa. Solo por poner un ejemplo repetiré lo que dice la Wikipedia:
“El culto hacia la Magna Mater llegó a occidente en torno al año 600 a.c. procedente de Asia Menor. Su equivalente griega era Cibeles.
La Magna Mater, la fuente de vida, se enfureció contra su amante Attis (el dios de la vegetación), porque le había sido infiel. Presa de un ataque de celos, Magna Mater mató y castró a su amante, enterrándolo a continuación bajo un pino. Tras llorar su muerte le devolvió la vida. 
Las estaciones reproducen esta historia: la vegetación se marchita en otoño, muere en invierno y revive en primavera, momento en el que tienen lugar las grandes ceremonias en honor de la Magna Mater.

Durante estas celebraciones se baila, se canta y se interpreta música. Los aspirantes al clero se castraban a sí mismos utilizando piedras, reproduciendo así el destino de Attis y ofreciendo su fertilidad a la Gran Madre. 
A continuación se excavaba un foso al que descendían los iniciados vestidos con togas blancas. Se colgaba sobre ellos un toro vivo y se procedía a su sacrificio. Los iniciados, cubiertos con la sangre del toro, se arrastraban fuera del foso habiendo ya "renacido" en el culto de la Magna Mater”.

¿Y qué base hay para suponer que el culto a la Magna Mater, estuviera arraigado en Uxue?  
Alicia Canto y María Ángeles Mezquíriz creen suficiente que las aras encontradas en Uxue tengan una cabeza de toro esculpida para relacionarlas con los toros que se sacrificaban en honor de la diosa.
En el taurobolium de la Villa de las Musas de Arellano (donde se veneraron a Magna Mater y Attis) también hay dos piedras colocadas paralelamente con una cabeza de toro esculpida en cada una de ellas.

Los indicios encontrados en Ujué son como un pequeño fragmento de un gran rompecabezas. Hay datos para hacer suposiciones en ese sentido, pero a este puzzle le faltan todavía muchas piezas para poderlas encajar y tener una imagen más fiable.
De todas maneras podemos decir que al menos en San Martín de Unx hubo una devota de la Magna Mater y que en la villa de las Musas de Arellano se le rindió culto hasta el siglo V de nuestra era.

Es curioso constatar que Attis, amante de Magna Mater (la gran madre, la diosa madre) sea el dios de la vegetación ya que en Ujué tenemos cinco representaciones del hombre cubierto de hojas y vegetación que al parecer representa al renacer, el resucitar primaveral.
Ya hablamos de él como "Udaberriko Gizona, Hombre de la Primavera, el Hombre Verde" en este otro capitulo.

El taurobolio de la Villa de las Musas de Arellano
Se trata de una sala dentro de la villa, con una estructura de sillares de gran tamaño en forma de "U" en la parte central.
La naturaleza del edificio y el hallazgo en él de dos aras grabadas con cabezas de toro son datos que indican que se trata de un centro religioso destinado al culto a Cibeles-Attis.
Incluye un espacio para la celebración de bautismos de sangre del toro en honor a Cibeles ó del carnero en honor a Attis. Este taurobolio de Arellano debió estar en uso hasta el siglo V de nuestra era.
....................
También se han encontrado restos de un taurobolio en el vecino pueblo de Gallipienzo.
..................
EL ORIGEN DE VENIR EN ROMERÍA A UXUE  
Sobre el posible origen precristiano de las romerías a Uxue decir que el Papa Liberio, allá por el siglo IV, fundó las rogativas en el mismo día (25 de abril) en que los romanos salían a procesionar por los campos para que los dioses fuesen propicios y permitieran buenas cosechas.
Desde entonces, el día 25 de abril se celebraba la principal rogativa del orbe católico y desde antiguo ese día fue inicio de las principales romerías a Uxue...(Ver aquí).
..................
APUNTES FINALES.
Quizás os interese consultar para profundizar en el tema de las aras con cabezas de toro en nuestra comarca del este de Navarra y Cinco Villas de Aragón:
-Una comunicación del profesor Francisco Marco Simón de la Universidad de Zaragoza  En esta comunicación también se relata el hallazgo en San Martín de Unx de las aras dedicadas a Magna Mater y a Soli Invictus.
-En esta otra dirección también se habla de los toros, taurobolios y el rito a Cibeles, la Magna Mater en nuestra zona.
-Sobre los distintos mitos de la Diosa Madre recomiendo visitar este enlace de la Wikipedia
............................................