jueves, 14 de abril de 2011

De cuando el clero dijo que la casa prioral y santuario de Ujué no eran propiedad de la Iglesia.

Primavera del 2011. Finalizan las obras de restauración de la llamada Casa Abacial o Casa parroquial de Uxue. Para celebrarlo está previsto que el 12 de abril del 2011 se haga un acto  oficial en una de las salas de la casa. 
Aprovechando la ocasión quiero relataros un sucedido muy curioso que ocurrió en 1828 referente a esta casa-palacio.



¿Sabéis que los curas que había en Ujué dijeron entonces que esta casa y la basílica no eran propiedad de la Iglesia?

Eso entra en contradicción con lo que hoy el clero de Navarra declara:
A partir de 4 de enero del 2006 el santuario de Ujué y la casa parroquial están a nombre del Obispado en el registro de la propiedad y proclaman que es de su propiedad desde tiempo inmemorial.
Pues bien. Hagamos un poco de historia para saber porqué el clero de Ujué dijo el año 1828 todo lo contrario.

Os lo cuento en  pocas palabras.
El episodio viene referido en el trabajo de Fernando Pérez Ollo titulado “El prior de Ujué y otros clérigos navarros durante la francesada”.
Este trabajo de Fernando Pérez Ollo  lo podéis bajar gratuitamente de esta dirección de Internet y allí podréis comprobar lo que os voy a contar.

El texto que cito está entre la página 30 y la 33 de dicho trabajo en el apartado titulado “La casa prioral que no lo era”.
…………………………………………….

El 21 de marzo de  1812 víspera del domingo de Ramos se puso en marcha desde Pamplona una columna de caballería e infantería, unos cuatro mil hombres en dirección a Tafalla.
El comandante de las tropas francesas  en  Tafalla, obsesionado con Ujué y  a sabiendas que la casa prioral había sido el origen de la División de  Navarra que tantos descalabros estaba proporcionando al ejército francés, envió cuatrocientos hombres para quemar el edificio.

El pueblo quedo desierto.
Los invasores  se equivocaron y prendieron fuego a la casa de un vecino, Pedro Iriarte porque una anciana a la que preguntaron se la señaló como residencia del Prior.
Advirtieron el error, fueron a la autentica casa prioral, amontonaron muebles, paja y cuantos combustibles hallaron y le prendieron fuego. El inmueble no ardió.
Mucho después, en febrero de 1828 Pedro Iriarte y su mujer Josefa Jurío se querellaron con el cabildo parroquial de la villa. Eran los dueños de la casa incendiada por los franceses de la cual todavía se conserva la fachada que se conoce popularmente como "La Casa Quemada" (foto).



Los Iriarte-Jurío, labradores con mucha familia, habían comprado la casa en 9762 reales y 19 maravedís y cuando la quemaron tuvieron que adquirir otra con el encarecimiento de bastantes censales (censal era una especie de hipoteca) que el nuevo hogar tenia sobre sí.

Don Pablo Uxue, prior de Larraga que anteriormente también lo fue de Uxue, les había prometido diligencias eficaces para que fueran resarcidos pero murió sin hacerlas

Esas diligencias debían estar encaminadas a quitar de la casa recién comprada por los Iriarte la obligación de pagar los censos a que estaba obligada ya que con ellos se costeaba una capellanía y otra a las recoletas de Estella

El prior de Larraga fue participe con el de Ujué en la organización de la guerrilla encuadrada en la División de Navarra y del servicio de espionaje que funcionó desde esta villa.
Cuando venía al pueblo se solía alojar en la casa de Pedro Iriarte que quemaron los franceses y por ello el trato especial que tuvo con esta familia y su promesa de conseguirles compensaciones

Los Iriarte pidieron al cabildo 300 pesos de plata para quedar exentos y poder finiquitar los censales que tenía su nueva vivienda.


La contestación del cabildo parroquial es en el sentido de que debía varios préstamos valorados  en miles de reales y que  además ......"La casa prioral no es ni pertenece a la iglesia, es correspondiente al ramo de la fábrica 
(se refiere a todo el santuario que los señores reyes edificaron y para cuia  conservación dejaron censales los que con el transcurso del tiempo se han perdido la mayor parte”…etc etc

O sea que el clero de Uxue dice claramente que la casa parroquial y la iglesia no son de su pertenencia ya que son de fundación de los reyes que fueron los que dejaron los bienes (censos) para su mantenimiento pero que a esas fechas esos bienes eran escasos.

Y por si fuera poco dan a entender que  no tenían más que deudas por lo que malamente podían hacer frente a lo que el matrimonio Iriarte-Jurio les pedía.
Breve y clara exposición declarándose insolventes firmada por el Prior Pedro Miguel Garate y los otros seis sacerdotes beneficiados que componían el cabildo parroquial.

Breve y clara afirmación que, en lo referente a la propiedad de casa prioral y santuario  de Uxue, contrasta con lo expuesto por el Obispado de Pamplona en el 2006 cuando los inmatriculó a su nombre y dijo poseerlos desde tiempo inmemorial.

..............................................