lunes, 6 de octubre de 2008

Riesgos y aventuras viajeras de la imagen de la Virgen de Ujué.


Fotos: La Virgen de Ujué en Pamplona en 1946 y recibimiento al pasar por Tafalla

Parecerá un título novelesco el que encabeza este artículo.
Pero la verdad es que la imagen de Santa María la Real de Ujué ha tenido unos momentos en que su integridad física ha corrido peligros.

PRIMERA PARTE. Riesgos

15 de octubre de 1616. Incendio en el presbiterio. El altar mayor se quema.
Fue milagro obrado por María
Mas de trescientos años que su altar ardió
Siendo pasto de voraces llamas
quedando intacta la madre de Dios
Por tanto favor
Demos gracias en Santa Teresa
Día señalado del fuego feroz.

Esta sencilla aurora relata el hecho: Un incendio que destruyó el altar mayor y en el que la imagen de la Virgen, por suerte, no sufrió daños. Hasta los años 60 del siglo pasado se celebraba este día con misa de acción de gracias. El pueblo celebraba el 15 de octubre, Santa Teresa, las fiestas pequeñas por ser el aniversario de la preservación.

1910 La Virgen estrena corona y altar. Riesgos del nuevo altar.
La corona es esa aureola redonda con que aparece en la fotografía. Corona y altar de muy poca duración porque en 1952 fueron sustituidos para la Coronación canónica de la Virgen.
Los devotos podían subir hasta el camarín donde estaba la Virgen y aunque la inmensa mayoría fueron respetuosos, en la imagen se hizo notar el tacto de muchas devotas manos.
1952.
Tras la restauración y Coronación de la Virgen se la colocó en el pedestal donde ahora está con notoria mejora en su seguridad. La Virgen está a tres metros del suelo y los devotos besan desde abajo la medalla que cuelga de la peana.

AÑO 1970 Romería de Tafalla. Aureola dañada.
Primer año en que se quiere hacer la misa fuera de la iglesia. El lugar: La cruceta o esquina de la Placeta. Esa es la plaza hasta donde se puede acceder en coche y desde donde la gente se encamina para subir al Santuario.
La imagen fue colocada en unas andas para ser llevada hasta el altar colocado en la esquina de esa plaza. El viento se lleva parte del decorado preparado para el altar. Hay riesgo de lluvia. La imagen no sale. La multitud de fieles se arremolinan a su alrededor, la tocan, la besan directamente. La imagen sufre el desprendimiento de uno de los rayos dorados que salen de su aureola.

Octubre de 1986.Amenaza de robo.
Carta de un drogadicto en la que se avisa del plan de unos `colegas´ para llevarse la Imagen de la Virgen.
En la carta se describe un plan muy elaborado en el que estaban controlados los movimientos del cura y el sacristán y donde se detallaba la forma de entrar y huir con el botín.
La imagen fue retirada del templo y se tuvo en la casa parroquial en el mayor secreto hasta que se instaló alarma en ábsides y sacristía y cristales blindados en las ventanas del románico.


Año 2002, 8 de septiembre. Cincuentenario de la Coronación. Amores peligrosos.
La imagen salió del templo en andas llevada por vecinos que cuidaron para que no sufriera daños.
Al regreso a la Iglesia hubo fieles a los que se tuvo que hacer desistir en sus intrépidos intentos de quererle tocar manos y cara. Una ferviente madre quiso colocar a su inquieto niño, ya grandecico y enredón, en los brazos de la Virgen.

SEGUNDA PARTE. La Virgen de Ujué viajera.

Nuestros mayores decían, que la Virgen de Ujué no quería salir de su Iglesia. Que si se la sacaba, el castigo venia en forma de grandes pedregadas. Que un año la sacaron al Losau (atrio) para fotografiarla, y el pedrisco arrasó las cosechas.
Pero los que ya somos un tanto mayorcicos podemos decir que la Virgen de Ujué sí que ha salido mas allá del atrio. Es más, ha sido viajera. Y podemos decir que el vaticinio del pedrisco no se ha cumplido, al menos hasta ahora.

LA VIRGEN A OLITE
En el 5 de mayo de 1946 se celebró un congreso eucarístico en Olite. Pues bien, la imagen de Santa María la Real de Uxue fue llevada en andas a hombros de porteadores de nuestro pueblo y en relevos hasta Olite.

LA VIRGEN A PAMPLONA
Del 15 al 22 de septiembre de ese mismo año, 1946, fueron las celebraciones del Congreso Eucarístico y la Coronación canónica de Santa María la Real de Pamplona. Allá fue nuestra Virgen. Desde el límite de la ciudad, barrio de la Milagrosa fue llevada en andas por los Diputados forales hasta el centro de la ciudad. Al pasar por Tafalla tanto a la ida como a la vuelta hubo gran recibimiento a la imagen.

LA VIRGEN A MADRID
Mas tarde, en el año 1952 fue llevada hasta Madrid, donde en el taller del platero Juan García fue restaurada y donde se le limpió y restauró el recubrimiento de plata, enriqueciendo la imagen con adornos de pedrería, las nuevas coronas y el magnifico respaldo del trono o aureola.

DE NUEVO A PAMPLONA
Una vez restaurada, 28 agosto de1952, viajó a Pamplona donde estuvo en el palacio episcopal y luego en el palacio de Navarra (Diputación) donde quedó expuesta y se la pudo visitar hasta el día 31.

VUELTA A UJUÉ
Desde el palacio de Navarra fue llevada en automóvil a Ujué el 31 de agosto, haciendo paradas en el trayecto junto a Mendívil, la curva de Pueyo, Tafalla y San Martín de Unx para que la pudieran ver los devotos.
La Virgen salió de nuevo de su iglesia el 8 de septiembre del 52 para ir hasta el altar de la Coronación, donde le esperaba una multitud de devotos para la ceremonia de su Coronación canónica.

VIAJE FALLIDO A MADRID. Noviembre de 1986. La Caja de Ahorros de Navarra pide que la Virgen sea llevada a Madrid a una exposición. El pueblo de Ujué todavía con el susto del aviso de robo en el cuerpo, reunido en asamblea, se niega a ello y la Virgen no viaja.


TERCERA VISITA A PAMPLONA
El 7 y 8 de diciembre del 2000, Santa María de Ujué estuvo de nuevo en Pamplona. Esos días y para terminar el año jubilar, estuvieron en la Catedral las imágenes de la Virgen mas veneradas de Navarra.
Al regreso, recibimiento en Tafalla y cánticos de bienvenida en Ujué.

CINCUENTENARIO DE LA CORONACIÓN.
El año 2002 salió de nuevo de su Santuario para rememorar el cincuentenario de su Coronación en una misa oficiada en el mismo lugar que en el 52.

PRÓXIMO VIAJE A PAMPLONA
Ahora en el 2008 viajará de nuevo a la Catedral, a causa de las obras en la Basílica de Uxue. Será la cuarta vez en poco mas de medio siglo que la Virgen de Ujué vaya a la capital del viejo Reyno. Y la sexta vez que sale de Ujué en 62 años.

RIESGOS EN OBRAS
En las anteriores obras que afectaron a todo el templo, las de 1982-84, no se la movió.
Dos años mas tarde de esas obras, en 1986, a causa de la amenaza de robo antes descrita y mientras se instalaron las medidas de seguridad, la imagen estuvo en la casa parroquial.
Entonces se aprovechó para limpiarla a fondo y se dieron cuenta que el polvo y la humedad ambiente de las obras del 82-84 habían calado hasta en los más pequeños pliegues de la talla.
Ahora que la iglesia y la casa parroquial van a estar nuevamente en obras, la precaución de llevarla a la Catedral de Pamplona es una medida sensata para no exponer de nuevo a la imagen a los rigores, golpes fortuitos y riesgos obvios de los trabajos a realizar.

RIESGOS EN VIAJES.
La sola idea de que en el viaje de traslado pueda ocurrir un accidente, como por ejemplo el vuelco del vehículo, pone los pelos de punta a los ujuetarras. Esperemos que se tomen las debidas medidas de seguridad para evitar esa posibilidad en este y otros desplazamientos.

PETICIÓN PARA LAS PRÓXIMAS ROMERÍAS
En cuanto al tiempo de romerías y mientras sigan las obras, pedimos un ejercicio de responsabilidad y diálogo entre los cuidadores de la imagen y los pueblos peregrinos.
Todos los pueblos romeros son iguales vengan en el día que vengan. De ese dialogo debe salir una misma solución, equitativa y sensata, para todos por igual.

DESEO FINAL
Es de desear que las obras necesarias que se van a acometer terminen cuanto antes. Para que la talla de la Virgen esté pronto en su lugar natural. Para que Ella y su Basílica puedan ser visitadas cuanto antes y en toda su grandeza y esplendor. Que así sea.