martes, 12 de noviembre de 2013

Año 2009: Halladas numerosas monedas antiguas en la iglesia de Ujué.

¿Quién no ha leído novelas en las que el argumento principal es la búsqueda de tesoros ocultos? ¿Quién no ha visto en el cine películas cuyo leiv motiv era la búsqueda de grandes arcones repletos de monedas y joyas ocultos o enterrados en remotas islas o en tenebrosos lugares?

El tema de los objetos valiosos perdidos o escondidos en icógnitos lugares que la gente busca con afán, es tan antiguo como la misma humanidad. En este capítulo voy a mencionar unos pocos casos relacionados con Uxue.

PRIMER CASO: EL TESORO DE SABASÁN.
Según refiere Florencio Idoate en el tercer tomo de su obra "Rincones de la Historia de Navarra", allá, casi a finales del siglo XV corría por nuestros pueblos un rumor que aseguraba la existencia de un tesoro escondido dentro de una zona situada en torno a la laguna de Sabasán (la de Pitillas) abarcando tierras de los términos de Uxue, Pitillas, Beire y Murillo el Cuende.

Tan creíble se hizo ese rumor que el año 1492, el lugarteniente general del reino de Navarra, señor de Abenas, encargó los trabajos de búsqueda del tesoro a su capellán, Johan Chapón, y a un escudero de Olite llamado Johan de Ezcaray.
Se desconocen más detalles sobre el supuesto tesoro de la laguna de Pitillas. Lo mas probable es que por inexistente nunca fue encontrado.

SEGUNDO CASO: LA TINAJA DEL CORRAL DE JUANERAS.
Según una historia oral que pasa de padres a hijos, se da por cierto que alguien encontró en el corral de Juaneras, término de Mostracas, una vasija llena de monedas de oro.

EL TESORO DEL FOSO DE LOS HUESOS.
Según se dice en Ujué, allá por los años 30 vino un fraile a rebuscar dentro del osario que hay en el atrio norte de la iglesia. Dicen que un buen día se paralizaron misteriosamente las obras y que el fraile no volvió porque seguramente encontró y sigilosamente se llevó el tesoro que buscaba...

En la mentalidad de muchos de nuestros vecinos de hace noventa años era incomprensible que un arqueólogo rebuscara bajo tierra solo para encontrar indicios de otras épocas. Tenía que haber otro motivo como el de obtener tesoros "y hacerse rico".

La verdad es que la Comisión de Monumentos de Navarra y el fraile don Onofre Larumbe, miembro de dicha comisión e insigne arqueólogo, trataban de encontrar una posible cripta en Ujué poco después de haberse descubierto la de San Martín de Unx.

Dicha excavación fue la primera obra dentro de un plan de actuaciones en el Santuario de Ujué. Tras la exploración del osario en 1934, vinieron tiempos convulsos: alzamiento militar, guerra civil del 36 y el consiguiente derrumbe económico, ocasionando años de inactividad.
Las obras de restauración del Santuario de Uxue no comenzaron hasta llegado el año 1949.

El año 1951 se exploró bajo el suelo del presbiterio románico retirando varios suelos de esta parte del santuario. Cuando llegaron al suelo del siglo XVI lo identificaron erróneamente como de época románica y no pasaron de ese nivel. Tras poner un suelo nuevo de losas terminó aquella intervención arqueológica.

AÑO 2009: HALLAZGO DE MONEDAS EN EL SUBSUELO DEL ROMÁNICO.
En el 2009 fueron retirando poco a poco, capa a capa los distintos suelos superpuestos de esta zona interior de la iglesia hasta llegar a la roca madre.
Durante estos trabajos encontraron el suelo del siglo XVI y más abajo los de época gótica y románica.

Siguieron excavando. Llegaron hasta la roca encontrando talladas en ella 9 sepulturas del siglo III, restos de un oratorio precristiano de época romana, y los cimientos de tres ábsides rectos de una iglesia prerrománica que Carlos Martínez Álava data como del siglo X.

En cuanto a los objetos que se encontraron en los distintos niveles hay fragmentos de cerámica, cuentas de collar de azabache, cuentas de vidrio, alfileres de bronce y monedas.

.
En cuanto a las monedas encontradas entre los materiales del primer suelo que se retiró encontraron: 
Un óbolo tornés de Felipe IV que reinó entre 1283 y 1314,
Un cornado de Juan III y Catalina de Foix (1483-1512)
Un cornado de Fernando el Católico,
Un cornado de Fernando VI, II de Navarra (1746- 1759),
Un cornado de Carlos II, V de Navarra (1665- 1700),
Y un maravedí de  Carlos III, VI de Navarra (1759-1788).

En el siguiente estrato, suelos de tierra batida de los siglos XIII y XIV, aparecieron:
Un dinero de Teobaldo I de Navarra (1234-1239)
Un dinero jaqués de Jaime II de Aragón (1291-1297)
Una corona y dos dineros carlines de Carlos II de Navarra (1349-1387)
Una blanca y tres cornados de Juan II de Castilla (1406-1456),
Un dinero carlín prieto flordelisado de Carlos II de Navarra (1349-1387),
Otro carlín de Carlos II.
Un cornado de Blanca de Navarra y Juan II de Aragón (1425-1441)
Dos dineros jaqueses de Pedro IV de Aragón (1336-1387),
Un dinero de Joao I de Portugal (1385-1443),
Una blanca y un cornado de Blanca de Navarra y Juan II de Aragón (1425-1441)
Un cornado de Carlos Príncipe de Viana (1441-1461)
Y un penique de Jaime III de Escocia ( 1460- 1488)


Monedas encontradas en varias sepulturas.
Los arqueólogos detectaron que cuatro de las sepulturas de la zona románica de Santa María de Uxue habían sido utilizadas para esconder monedas y otros objetos de valor.

El lugar elegido para depositar las monedas y objetos fueron las cabeceras de estos cuatro sepulcros. Las fechas de ocultación, según los arqueólogos, oscilan entre mediados del siglo XIV y mediados del siglo XV.

Los que escondieron estas monedas debieron ser personas muy próximas a la vida cotidiana del templo. Escondieron parte de sus escasas posesiones en suelo sagrado temerosos de perderlos en aquellas épocas de hambrunas, pestes y guerras contra otros reinos del siglo XIV y los enfrentamientos intestinos de Navarra del siglo XV.

En la sepultura que los arqueólogos dieron el número 26, se encontraron: 
16 alfileres de bronce, un dado de hueso y 14 monedas que son las que siguen:
Un denario de Julia Soemías acuñado en el 220 después de Cristo
Dos dineros jaqueses de Jaime I de Aragón (1213-1276)
Un dinero de Armengol X conde de Urgell (1267-1314),
Dos dineros torneses de Luis X de Francia marido de Juana I de Navarra (1305-1316),
Dos dineros jaqueses de Jaime II de Aragón (1291-1327),
Una corona, dos dineros torneses, Dos dineros flordelisados sencillos y un dinero flordelisado prieto de Carlos II de Navarra
Y un cornado de Juan II de Aragón y Blanca de Navarra (1425-1441).

En la sepultura a la que se le dio el numero 24 se hallaron: 
Once monedas: dineros jaqueses de Jaime I (1213-1276), Jaime II (1291-1327) y Pedro IV (1336-1387),
Un cornado de Enrique II de Castilla (1369-1386),
Dos dineros de Teobaldo II de Navarra (1253-1270),
Un óbolo burgués de Felipe IV de Francia y II de Navarra,
Dos dineros torneses y un dinero flordelisado sencillo de Carlos II de Navarra (1349-1387)

En la sepultura 27
Un dinero jaqués de Jaime II de Aragón (1291-1327)

En la sepultura 29:
Un dinero valenciano de Jaime I el Conquistador (1238-1276)
Un dinero tornés de Luis X de Francia marido de Juana I de Navarra (1305-1316).

El valor material de estas monedas no es alto. Pero nos descubren que las monedas de otros reinos también circulaban por Navarra y tenían valor.

Entre las monedas diseminadas por los distintos suelos de tierra batida y cal de la época medieval encontraron monedas de distintos reinos peninsulares y del resto de Europa por lo que se puede suponer que fueron olvidadas por peregrinos de esas latitudes o que aquí también tenían valor y pudieron circular en manos navarras.

En cuanto a las monedas encontradas en las tumbas aparecen juntas por lo que se supone fueron escondidas.
La moneda de Julia Soemías acuñada en el siglo III de nuestra era es la que desconcierta. Quizás estuvo siempre en la sepultura donde se encontró o fue coleccionada por el que escondió las otras monedas, los alfileres y el dado de hueso.

EL MEJOR TESORO QUE HEMOS RECIBIDO A TRAVÉS DE LOS HALLAZGOS ARQUEOLÓGICOS ES EL CONOCIMIENTO DE NUESTRO MÁS REMOTO PASADO.
Los tesoros que depara una excavación arqueológica no son parejos al valor material de lo encontrado sino a la información que ofrece lo encontrado.

Ábside central de la iglesia de Uxue
durante la investigación arqueológica.
Por ello tienen un especial valor los trozos de cerámica de la Segunda Edad de Hierro encontrados en este yacimiento ya que confirman que la actividad humana en la cima de Uxue se remonta por lo menos al siglo II antes de Cristo. 
Y tienen su valor los restos de cerámica del siglo II, III y cerámica sigilata tardía de entre los siglos IV al VI ya que nos están diciendo que esas vasijas de cerámica fueron usadas por alguien en ese tiempo y en este lugar.
Es importante la opinión de los arqueólogos respecto al oratorio ya que lo datan de época precristiana...
Y tiene su importancia saber que las nueve sepulturas excavadas en la roca en el siglo III fueron empleadas hasta el siglo X.
Todos estos datos nos demuestran que en la cima de Uxue ha habido actividad humana sin interrupción desde hace 2200 años por lo menos.
.............................
 Para tener una información mas amplia de las conclusiones de los arqueólogos sobre todo lo encontrado en el santuario de Uxue, os recomiendo leer el capitulo "Intervención Arqueológica" en el libro titulado "Santa Maria de Ujué" publicado el año 2011 por la Fundación para la Conservación del Patrimonio Artístico de Navarra.
........................
NOTA AÑADIDA EL 31 DE OCTUBRE DEL 2016
El 20 de octubre del 2016 fue encontrada en la Plaza Mayor de Uxue una cista (tumba de piedra) con su esqueleto en perfecto estado de conservación. Tras ser estudiados, tumba y osamenta fueron catalogados como del siglo IV o V.
Este nuevo hallazgo vuelve a confirmar la existencia de población en Uxue en esa época (Ver aquí)