miércoles, 25 de septiembre de 2013

Navarra y Uxue en el siglo IX. Los Arista. Los Banu Qasi.

Si nos paseamos por Internet buscando información sobre Ujué nos encontraremos perlas como las que siguen :
1-"La primera constancia escrita del lugar aparece bajo el nombre de Santa María de Uxue a finales del siglo VIII o principios del IX, cuando Íñigo Arista erigió el primitivo castillo-fortaleza, como una avanzadilla de su reino contra el Islam que se extendía por la Ribera".
2- "Uno de los primeros relatos sobre Ujué proviene de Al-Himyarí, quien habla de los castillos fortificados que formaban el sistema de defensa del Reino de Pamplona".
....................................
El presente escrito viene a poner en su punto ambas afirmaciones ya que: 
1- No hay nada escrito sobre Uxue hasta el siglo XI, aunque conocemos datos sobre Íñigo Arista y la época en que vivió (siglo IX) que pueden ayudarnos.
Lo de la lucha "contra el Islam que se extendía por la Ribera" en tiempos de Íñigo Arista es algo inexacto como luego veremos.

2- El escrito de Al Himyari no es "uno de los primeros relatos sobre Ujué" ya que este escritor vivió en nuestro siglo XV. Luego analizaremos lo que hay sobre Uxue en su obra,
.....................................

El dominio musulmán en el valle del Ebro y los primeros reyes de Navarra.
Desde hace unos sesenta años han ido conociéndose varias obras medievales escritas en árabe que han aportado nuevos datos para conocer la historia de Navarra en los siglos VIII y IX.

Un autor fue Ibn Hayyan que vivió en Córdoba entre el 987 y 1075. Su obra principal es Al Muqtabis.
Por los mismos años vivió otro escritor indispensable para conocer la historia de la Vasconia de aquellos tiempos. Es el geógrafo andalusí Al-Udri o el Odsrí, (Dalías, Almería 1003 - Almería ó Valencia, 1085). Fue autor de un compendio geográfico-histórico sobre la Marca Superior (valle del Ebro) desde la llegada del Islam.

El Islam, adoptado por naturales del valle del Ebro.
Al traducir del árabe las obras de Ibn Hayyan, de Al-Udri y de otros autores, se tuvo noticia de la existencia de gente autóctona de todo el valle del Ebro que abrazó el Islam.

Al parecer, la población visigoda, minoritaria pero en puestos de dominio, no vio al Islam muy distinto de sus creencias arrianas. Muchos visigodos adoptaron el Islam con tal de seguir ostentando los puestos de poder que mantenían desde su llegada a la península.

También hubo conversos a Islam de estirpe vascona como cabe desprenderse de la existencia de un tal Bahlul ibn Marzuq ibn Uskara que en el año 797 liberó Huesca de otros mandatarios musulmanes que la oprimían. Ver aqui

En nuestro caso, y aunque los cronistas que escriben en árabe dan muchos más ejemplos de conversos al Islam, solamente mencionaremos la familia de los Banu Qasi procedentes de la margen derecha del Ebro, (Tudela, Tarazona,  Arnedo, Calahorra) que extendieron sus dominios por la Ribera de Navarra y Ejea, hasta el piedemonte de Uxue (Carcastillo, Murillo el Fruto, quizás Olite…) y más tarde a casi todo el valle hasta Tortosa.

Los Casio y los Arista.
Los Banu Qasi eran descendientes de un potentado llamado Casio que posiblemente ya gobernaba las tierras del valle medio del Ebro antes de la llegada de los musulmanes.

Recordemos que la Vasconia que describieron los romanos se extendía hasta más allá del Ebro, (Calahorra, Arnedo, Tarazona) que al parecer es la zona originaria de los Qasi.

Si los Casio dominaban en el ager vasconum, en la zona del saltus vasconum, el linaje que lideraba a los vascones era el de los Arista o Aritza encabezado por un tal Iñigo Jiménez casado con Onneca de la que tuvo dos hijos: Íñigo también llamado Enneco (futuro rey) y Fortuño Íñiguez.

Los clanes Arista y Casio emparentados.
Onneca enviudó y se casó en segundas nupcias con Musa Ibn Fortún, nieto de aquel Conde Casio que abrazó el Islam.
Que Onneca contrajese matrimonio con un (¿vascón?) musulmán indica que la cooperación entre ambos linajes, Arista y Banu Qasi) pudo haber existido  desde tiempos atrás.
En su matrimonio con Musa Ibn Fortún, Doña Onneca tuvo a Mutarrif, Fortún Ibn Musa y a Musa Ibn Musa.


Mutarrif, hermanastro de Iñigo Arista mantuvo una guarnición musulmana en Pamplona para defenderla de un tal Velasco, proclive a alianzas con los francos. Mutarrif murió a causa de una algarada provocada por los Velasco.
Unos dicen que el Velasco  que se apoderó de Pamplona era gascón, es decir vascón ultrapirenáico, y otros que su clan dominaba en tierras alavesas.

La ciudad fue recuperada por las tropas de los hermanastros Iñigo Arista y Fortún ibn Musa..
Los Arista también estuvieron junto a sus hermanastros en la recuperación de Tudela para los Banu Qasi ya que esta ciudad había caído en manos de otro muladí (autóctono converso) llamado Amrús Ibn Yusuf.

Los Qasi ayudaron también en una tercera batalla de Roncesvalles en la que fueron capturados los condes Eblo y Aznar lacayos del imperio carolingio.

Iruña, que también tuvo población musulmana, volvió a caer en manos de los Velasco y vuelta a recuperar por los Arista-Qasi poco antes de la primera batalla de Albelda en la que estos dos linajes también pelearon en el mismo bando venciendo a los Velasco y al rey de Asturias.


Los Banu Qasi alcanzaron el máximo poder con Musa Ibn Musa que acrecentó la autonomía de su linaje frente a Córdoba, siempre aliado con su hermanastro el rey cristiano de Navarra.
Musa, también llamado el Grande, continuó estableciendo vínculos familiares con los Arista al casar con Assona hija de su medio hermano.

El hijo de Íñigo Arista, García I Íñiguez fue educado en Córdoba. Gobernó varios años como regente de su padre que padeció grave enfermedad.
En mayo de 843 ayudó a su tío Musa ibn Musa en su insurrección contra el emir de Córdoba. El resultado fue el ataque de Abd al-Rahman II a las tierras de Pamplona, que terminó con una rotunda victoria del emir sobre García Íñiguez y Musa. 
Resultado de esta batalla de Pamplona fue la muerte de Fortuño Iñiguez hermano de Iñigo Arista y 115 caballeros de su ejército.

Íñigo Arista murió en el 851. García Íñiguez tras ser alzado rey fue apresado por los normandos el año 859 en una incursión que hicieron desde Bayona hacia Pamplona. 
Musa Ibn Musa no fue en ayuda de su sobrino y cuñado y ello fue causa del comienzo de las desavenencias entre ambos linajes. Tras la muerte de Musa hacia el 862 (dicen que a mano de alguno de sus yernos) la alianza de los Arista y Qasi quedó definitivamente rota. 

Para profundizar aún más en la historia de esta familia de conversos al Islam y sus relaciones con los primeros reyes de Navarra os recomiendo leer al profesor Alberto Cañada Juste en un interesante opúsculo sobre los Banu Qasi que podéis bajar en formato PDF desde esta dirección.

AHORA CENTRÉMONOS EN UXUE
Tradicionalmente se ha dicho que Uxue debe su fundación a Íñigo Arista y que el castillo que aquí se erigió fue para defenderse de los musulmanes.

Ante tal aseveración hay que recordar que en tiempos de Íñigo Arista los Banu Qasi, aun siendo oficialmente los musulmanes más cercanos a Uxue, no fueron enemigos sino aliados del reino vascón unidos por los lazos familiares anteriormente explicados.

En todo caso, y mientras duraron las buenas relaciones entre los dos linajes, Uxue pudo tener importancia para otear las correrías y defenderse de los ejércitos que Córdoba envió tanto contra Musa Ibn Musa, como contra Íñigo Arista.

Uxue pudo comenzar a ser efectivamente un bastión de frontera cuando se rompieron definitivamente las buenas relaciones de los Arista con los Qasi.

Uxue en la documentación antigua.
Por parte navarra no hay documentación que mencione nuestra montaña, su nombre de Uxue o Santa María de Uxue hasta el siglo XI.
Solamente existen las tradiciones orales que cuentan como de tiempos de Iñigo Arisa la aparición de la Virgen y la fundación del castillo y su iglesia.

En el denominado Cronicón de Valdizarbe, obra del siglo XVI, se dice que según la tradición Íñigo Arista ennobleció la villa de Isaba (Ronkal) y fortificó Aibar, Cáseda, Gallipienzo, San Martín de Unx y Uxue.
En los Anales del Reino de Navarra del Padre Moret publicados en el XVII se repite lo anterior y aparece escrita por primera vez la leyenda de la aparición de la Virgen, hecho supuestamente ocurrido en tiempos de Íñigo Arista.

Dato indirecto de parte visigoda.
Es de suponer que tras la caída de Roma la sierra de Uxue fue lugar seguro para los vascones e inseguro e impenetrable para los godos ya que éstos se fortificaron en Olite (a 16 km de Uxue) en tiempos de Suintila (año 621) como avanzadilla contra los autóctonos.

Datos sobre Uxue venidos del mundo musulmán.
El geógrafo Al Himyari, que vivió en nuestro siglo XV, escribió Kitab ar-Rawd al-Mi'tar recopilando informaciones antiguas procedentes de diversos autores musulmanes.

Al referirse a Santa María de Algarbe (sur de Portugal) menciona lo siguiente: “Otra localidad, del nombre de Santa María, es la primera de las fortalezas que forman parte del sistema de defensa de Pamplona. Es la que está construida con más solidez y ocupa la posición más elevada. Está construida en una altura que domina el río Aragón, a una distancia de tres millas de este río”.

El historiador  José María Lacarra dedujo que  ese pasaje se refería “sin duda alguna, al castillo de Uxue, llamado en la Edad Media Sancta María de Uxua, o simplemente Sancta María”.

A partir de la identificación del profesor Lacarra se ha repetido profusamente que la corta descripción de ese Santa María es procedente de un texto coetáneo al reinado del rey García Sánchez I de Navarra (931-970) pero hay severas dudas, ya que se considera que Al Himyari siguió como fundamento general de su obra las compilaciones de Al Bakri (siglo XI) y de Al Idrisi (siglo XII). 

Como en la frase se cita al “castillo de Santa María” diciendo que es  “la primera de las fortalezas que forman parte del sistema de defensa de Pamplona... a tres leguas del río Aragón” se presume que la descripción es de tiempos anteriores a la reconquista de nuestra actual Ribera, y de las ciudades de Huesca y Zaragoza.
El texto que copia Al Himyari es seguramente de Al Bakri que vivió en el siglo XI y que también debió hacerse eco de informaciones anteriores. (Ver página 17 del libro “Ujué la montaña sagrada” de Carlos Martínez Álava.)

Por lo tanto la primera mención escrita en documentos navarros del nombre de Uxue que es del siglo XI podría ser prácticamente coetánea de la mención de Al Bakri que Al Himyari copia en el siglo XV.

Seguramente que el mundo de la documentación antigua escrita en árabe, todavía no suficientemente explorado, podrá aportar en un futuro mucha mas luz sobre nuestra historia antigua.

DATOS SEGUROS SOBRE UXUE: LOS ARQUEOLÓGICOS.
(Recomiendo leer el libro de Carlos Martinez Alava titulado"Ujué la montaña sagrada" en el apartado sobre las excavaciones efectuadas en Uxue. Libro editado por la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra, año 2011).

Cuando en el año 2009 se excavó en el subsuelo de la parte románica de la iglesia de Uxue, entre otras muchas cosas, apareció cerámica de la segunda edad de hierro, restos arqueológicos datados en el siglo III, restos de un posible oratorio precristiano y nueve sepulturas talladas en la roca que los arqueólogos dataron como de entre el siglo III y el VI. Ver aquí.
También aparecieron los cimientos de una iglesia prerrománica que según Carlos Martínez Álava se puede datar como del siglo X.

Así pues la arqueología nos permite afirmar que ha habido actividad humana en esta cumbre desde muy antiguo hasta nuestros días sin interrupción.
Confiamos que, si se realizan nuevas excavaciones esta vez en los terrenos del Castillazo, aparecerán más vestigios, ya que los arqueólogos piensan que la función de Uxue como atalaya puede haber sido continua desde antes de la llegada de Roma a estos lares hace 2200 años.
...........................