lunes, 14 de noviembre de 2011

De cómo se elegían los alcaldes y jurados de la villa de Uxue.

En este capitulo trataré de explicar la forma en que se administró nuestro pueblo a través de la historia. Haría falta un estudio mas profundo y detallado para conocer con precisión las ordenanzas por las que se regía la administración municipal de Uxue a través de los tiempos.
                               ........................

Descripción del sello  de Uxue  en la versión mas antigua que se conoce:
Foto de  una reproducción cérea del ejemplar original que se conserva en el Archivo Histórico Nacional en Madrid. Ver aqui

Año 1296.Circular, una impronta, cera verde, trencillas de suspensión en dos colores; en una carta en que se nombra al Concejo y jurados, procuradores síndicos, al Alcalde y jurados de nuestra villa, representando determinadas demandas del Abad del monasterio de Montearagón. Año del Señor M. CC XC sexto.
Deteriorado.
Diámetro 46 mm.
Representación: Un castillo de tres torres, surgiendo de la central una filacteria con la inscripción MARIE. A ambos lados dos ángeles en actitud como de bendecir. Sobre la torre derecha una águila o paloma en vuelo.
Leyenda: +S. C[ONCILII . . . . . . .] MARIE DUSU [E]
............
Aquí vemos en su cuño oficial el nombre antiguo de nuestra villa: Santa Maria de Usue. La S del Usue nos indica el sonido con que se pronunciaba nuestro nombre muy alejado del sonido J actual del Ujué.
.............

El concejo o batzarre: Asamblea vecinal.
En la Edad Media la palabra concejo o consejo (en latín concilii) servía para denominar al batzarre, asamblea o reunión de todos los vecinos de un lugar reunidos para ventilar los asuntos de interés común.
Entre las primeras atribuciones de estas asambleas vecinales estuvieron la regulación de los aprovechamientos de los bienes comunales (pastos, bosques, tierras de labor etc.) y la resolución de los problemas derivados de las actividades agrícolas, ganaderas y convivencia entre vecinos.

Ese consejo, concilium, batzarre o concejo era el que directamente respondía como colectivo ante el Rey en todos los asuntos incluido el pago de las pechas y contribuciones. Alcalde y jurados eran los representantes del Concejo ante estancias superiores del Poder.

Sancho Ramírez proclama el fuero de Uxue el año 1076 por lo que podemos asegurar que al menos desde esa fecha existe el concejo, es decir la asamblea vecinal de Uxue con sus cargos de alcalde y jurados.
En esa asamblea vecinal se dirimen los temas de la población. Todas las propiedades, pastos y y comunales que se les reconocen a los habitantes del pueblo van constituyéndose poco apoco en el territorio común de los uxuetarras: Su término municipal.

Unas veces se reúnen para solucionar asuntos con los pueblos vecinos, otras para perseguir ladrones o bandidos. Y para elevar sus quejas a los reyes para que les alivien de las diversas pechas que les agobian.
También se juntan para trabajos de auzolan para mejorar caminos, calles y espacios comunes..Tienen obligación de reparar el castillo...
En tiempos de Blanca de Navarra y más tarde en los de doña Leonor parece que alcalde y regidores de Uxue también ejercen como alcaides de la fortaleza que corona el pueblo.

Un tema importante a estudiar seria la cohesión social que los labradores de Uxue muestran a través de los siglos a la hora de reivindicar rebajas de impuestos y otras mejoras ante la Corona aduciendo malas cosechas, guerras, plagas, pestes y mortandades….
...........................................

Lugar de reunión del Concejo de Uxue
En el libro de las evaluaciones que se hicieron entre los años 1607-1614 el escribano dice que los concejantes, es decir los vecinos de Uxue reunidos en concejo, se reunieron ante él a toque de campana en el lugar donde tenían costumbre: El atrio de la iglesia. (En Uxue no hubo casa del ayuntamiento hasta el siglo XVIII).

Regimiento de la Villa: El alcalde y jurados.
Entre unos pueblos y otros de Navarra hubo diferencias en la elección de estos cargos llamados “de regimiento” dependiendo si las poblaciones eran realengas o señoriales, y sobre todo del fuero particular que cada población tuviere.
En las poblaciones que estaban bajo la jurisdicción de un señor, conde, marques etc, era el señor de cada lugar quien nombraba directamente los cargos.

En villas libres como la nuestra se echó mano a un sistema llamado “de insaculación”. En unas bolsas o sacos se introducían unas bolas o teruelos, cada uno con un nombre. Luego solo bastaba que una mano inocente fuera sacando tantas bolas como cargos se necesitara elegir.

Pero aunque el método parece sencillo no era tan fácil estar entre los elegibles. Veamos:
En Uxue había tres bolsas: una para elegir alcaldes y dos regidores cabos, otra bolsa para elegir otros dos regidores cabos segundos y la de tesoreros o depositarios.

Se supone que si en Uxue había tres bolsas para la insaculación, la diferencia para estar en una u otra de ellas era la renta que poseía cada uno de los elegibles ya que todos los vecinos de nuestra villa eran considerados hijosdalgo desde el decreto de doña Leonor del año 1478 y no había otra distinción social.

Tengamos en cuenta que los cargos eran solo para regir, administrar y ser intermediario entre las instancias superiores y las asambleas de vecinos. (Solo se consideraba vecino al cabeza de familia poseedor de casa y hacienda en Uxue).
Luego veremos que el alcalde de Uxue era elegido por el Rey o su representante de entre una terna salida de la bolsa de alcaldes.
……………………………………………

Cómo se elegían los alcaldes y jurados de la villa de Uxue.
Ahora vamos a ver cómo se desarrolló una elección de cargos municipales en nuestra villa antes de que fuera abolido su concejo abierto.
Lo hemos podido saber gracias a la labor investigadora de nuestro amigo Juanjo en su blog sobre Pitillas. En el siguiente texto se describe la elección por insaculación de los cargos municipales de Uxue en el año 1730.

Fijémonos en que por esas fechas a Uxue se le suponen algo más de 200 fuegos u hogares. Solo 53 vecinos estaban en las bolsas de donde se elegían al alcalde, jurados y tesorero.
Aunque en la asamblea o concejo podía participar el cien por cien de los vecinos, los que entraban en el sorteo para alcalde, jurados y tesorero eran bastante menos.

AÑO 1.730. NOMBRAMIENTO DE CARGOS MUNICIPALES EN UXUE
El Ayuntamiento de Ujué estaba formado por el alcalde, dos regidores cabos y dos regidores segundos.

Como ocurría en muchas localidades en esta época, el sistema para el nombramiento de cargos municipales en Ujué era el de la insaculación. Los cargos eran “añales”. Para ello, se reunía el concejo, junto con el sustituto fiscal de Olite y su merindad, representante del virrey y quien velaba por la pureza del acto, bajo la presidencia de su alcalde, el día del glorioso San Miguel, contados 29 de septiembre. Este día, además de los oficios de república (regidores), también se nombraban el tesorero y el justicia.

Una vez congregado el concejo, a toque de campana y voz de pregonero público, en la sala de Ayuntamiento, el alcalde mandaba abrir el archivo donde estaban a buen recaudo los principales documentos y privilegios de la villa, que estaba en la misma casa de ayuntamiento, y de allí se sacaban las llaves de los teruelos, y de ellos las tres bolsas de los teruelos de alcaldes y regidores cabos, regidores segundos y tesoreros.

La extracción se hacía de la forma siguiente: Primeramente se abría la bolsa de alcaldes y regidores cabos. En ella, este año, se hallaron 17 teruelos (BOLAS) que son los mismos que quedaron en la última extracción, por tanto no hubo ninguna baja ni incorporación. De estos habían de salir 3 sujetos hábiles que pudieran ejercer dichos empleos. Las tres personas se proponían al señor virrey para que su excelencia eligiera uno de ellos por alcalde y los otros dos quedaban por regidores cabos.

Los teruelos (BOLAS) se echaban en una fuente, y eran cubiertos con una toalla para que no se supiese donde estaban cada uno y eran revueltos por un niño de tierna edad. A continuación, el alcalde manda sacar un teruelo, y así se obtenía el nombre de un electo, quien tenía que ser admitido por la villa y su fiscal; y así hasta sacar los tres nombres.

A veces, a los extraídos se les ponían impedimentos para servir el oficio, bien por parte de algún concejante o por el sustituto fiscal. Los cargos que se imputaban para impedir el desempeño del oficio estaban relacionados con el cometido de algún trabajo o cargo con la administración municipal: no haber dado cuentas de años anteriores, ser arrendador o fiador de algún servicio, tener bajo su poder el trigo de la misericordia, etc.

Este año se le puso impedimento por la villa y sustituto fiscal a José Andrés Zuría “por ser fiador y porcionista en la arrendación del molino harinero de la villa hecha por Pedro Garralda”. Por ello se mandó sacar otra bola más. Los cuatro nombres que por ello se sacaron correspondieron a Miguel Jurío Nicolay, Juan Martín Jurío Andrés, José Andrés Zuría y Simón Nicolay Abaurrea.

A continuación el alcalde mandaba volver los teruelos a la bolsa de los alcaldes y regidores cabo y sacar la bolsa de los regidores segundos. De esta bolsa habían de salir dos sujetos hábiles y suficientes para desempeñar el cargo de regidores segundos.

En la bolsa, cuando fue abierta, se hallaron 27 teruelos y echados en la fuente, cubiertos con la toalla y revueltos por el niño citado, se mandó sacar un teruelo y en él se halló el nombre de Miguel Jurío, quien fue admitido por la villa y vecinos. Luego se mandó sacar otro teruelo y salió el de Martín Joseph Pérez y también fue admitido.

Se mandó volver los teruelos a la bolsa y sacar la bolsa de tesoreros. En ella se encontraron 9 teruelos. Hechas las mismas diligencias que en las antecedentes, mandó el señor alcalde sacar uno y salió Pablo Gorría y fue admitido por la villa y vecinos.

Y con esto se concluía la extracción.

Finalmente quedaba pendiente el nombramiento de justicia. La villa, en virtud del privilegio y costumbre que tiene de nombrar justicia lo hace de este modo: dos de los extraídos de la primera bolsa y uno de la segunda de los recientemente sorteados, se retiran a un lugar aparte y consultando entre sí eligen y nombran a quien les parece más oportuno.

Este año el agraciado para el cargo de justicia fue Ignacio Salaberri, el cual se loó y aprobó por todos.
................
Una vez mas gracias al amigo Juanjo por el articulo que acabamos de transcribir.
................
Sería interesante que alguien investigara para saber exactamente qué condiciones debían reunir los candidatos de Uxue para estar en una u otra bolsa, aunque seguramente era lo común en municipios parecidos al nuestro:
La regla para estar en las bolsas de sorteo de cargos la marcaba tener la edad de 25 años cumplidos, ser persona de buena vida y costumbres (no tener nota de blasfemo, borracho, ni jugador), saber leer y escribir y tener una riqueza determinada.

Tener una renta superior a ciertas cantidades daba opción para estar o en la bolsa de alcaldes y regidores de primer grado, o en la de regidores de segundo o en la de tesoreros.

Una ley de las Cortes de Navarra de 1828-1829 reguló el sistema de insaculación haciéndolo único para toda Navarra.
Si la leemos, podremos tener una idea de las condiciones necesarias para ser insaculado.
Si os interesa, pinchad aquí para leer dicha ley.
…………………………………………….

Final del Concejo abierto en Uxue. La junta de veintena sustituye a los batzarres o asambleas vecinales.
Uxue se administró como concejo abierto hasta 1780. Según dice José Javier Uranga en su “Ujué Medieval” página 97, los tres Estados de las Cortes de Navarra de 1780 dijeron… “que las villas de Villafranca, Milagro, Uxue, Lerín, Sada y Ablitas hicieron presentes los graves daños y perjuicios que resultan de que sus negocios se determinen en Concejo abierto como tienen costumbre porque, por los alborotos que regularmente suceden, no se vota en libertad, se falta al respeto que se debe a las personas de gobierno y por ser el numero de la gente popular quedan sin efecto las resoluciones de los mas instruidos y que con mas conocimiento atienden a la convivencia y utilidad de las mismas Repúblicas, y que para ocurrir a estos y otros inconvenientes seria bien que en dichas villas las juntas de Concejo se redugesen a veintenas como se estableció para otras ciudades y villas”.

Esta ley de 1780 es una conquista de las clases acomodadas que ya estaban instaladas en los cargos de alcaldes y regidores. Desde ese momento la clase acomodada también estará en las Juntas sustitutorias de las asambleas vecinales, en nuestro caso en la Junta de Veintena.

Es curioso que en Uxue veamos una docena de casas de muy buen porte fechadas en el último tercio del siglo XVIII y otras tantas que aunque no lleven fecha pueden ser de la misma época.
Al menos, en el caso de los propietarios originales de esas casas, que son más señoriales que las del resto del pueblo, se puede deducir que hubo prosperidad.

¿Tuvo algo que ver en todo esto el cambio que mencionamos? Las peticiones para roturar grandes extensiones de bosque para convertirlas en tierra cultivable también son a partir de esta época….. En Uxue grandes extensiones de bosques comunales fueron convertidos en tierras de labor que poco a poco fueron pasando a ser de propiedad privada a partir de entonces.

Saturnino Napal en el libro sobre los corrales de Ujué también cuenta que muchos de ellos fueron construidos a partir del siglo dieciocho y sobre todo en el diecinueve.

Desaparición de Navarra como reino. 
Leyes electorales del siglo XIX.
Las elecciones a ayuntamientos y cortes están presentes en la legislación estatal desde la Constitución de Cádiz de 1812, 
Pero no es hasta 1890 cuando se aprueba que puedan votar los varones mayores de 25 años. 
En 1890, un Gobierno liberal, presidido por Sagasta, sustituyó el sufragio censitario, limitado a propietarios y personas que demuestren unas determinadas "capacidades", por el derecho a voto de todos los ciudadanos varones mayores de 25 años. 
Aun así las elecciones de finales del XIX y principios del XX  adolecieron de graves defectos que impidieron el ejercicio realmente libre del derecho de voto.
El voto femenino no se consiguió hasta 1931 durante la II República.
Luego vino el franquismo... y su peculiar forma de nombrar alcaldes y concejales....

La Junta de Veintena.
Ya hemos visto que en 1780 se abolió la asamblea abierta o Concejo abierto de Uxue y sus atribuciones fueron asumidas por ley por una Junta de veintena.

La Junta de Veintena es algo que ha perdurado hasta tiempos recientes en las poblaciones de Navarra con más de 500 habitantes. El método difería si el pueblo estaba agrupado con otros para constituir ayuntamiento o si era pueblo de ayuntamiento propio.

La Junta en pueblos sin ayuntamiento propio.
En pueblos que no tienen ayuntamiento propio (el ayuntamiento agrupa a varios pueblos) la mitad más uno de los componentes de las Juntas respectivas de Oncena, Quincena o Veintena se elegían directamente por los vecinos cabezas de familia, dos (tres en el caso de Veintenas) por sorteo entre un número triple de mayores contribuyentes, y el resto, hasta completar el número, por sorteo entre cabezas de familia no incluidos en la anterior lista de mayores contribuyentes. Ver aquí

La Junta en pueblos con ayuntamiento propio.
Los ayuntamientos renovaban la mitad de sus componentes cada año, y últimamente cada dos.
En la junta de veintena de pueblos con ayuntamiento propio (caso de Uxué) estaban los concejales ejercientes, los salientes del ultimo relevo y los mayores contribuyentes debiendo ser al menos uno de ellos del sector industrial. En la Junta eran 21 en total contando al alcalde. Ver aquí.

La junta de veintena de Ujué quedó extinguida tras la primera elección de ayuntamientos democráticos en 1979.

......................................................