lunes, 9 de agosto de 2010

Circunstancias constructivas de la parte gótica del Santuario de Santa María de Uxue.


PRIMERA PARTE. INTERIOR DE LA IGLESIA GÓTICA.
La nave gótica de Uxue es sorprendente para quien la observe por primera vez:
Al entrar en la iglesia impresiona la anchura de la misma. Y ese enorme frontis de separación entre la nave gótica y la cabecera románica.

Fijarse en la fotografía de arriba es esencial para para poder entender lo que sigue:
Si el visitante, o el lector, mira fijándose en el punto donde se unen  la cabecera románica y la nave gótica se dará cuenta de varias cosas.
Mirando a lo alto verá que de cada una de las  columnas delanteras de la nave gótica sale un nervio  y que esas dos crujías o nervios están como cortados, sin continuidad hacia adelante.

En el siglo XIV derribaron  tres naves románicas para construir la gótica.
El proyecto era seguir hacia delante. Ya habían comenzado a construir esas dos crujías, esos dos nervios que vemos uno a cada lado.
Si se hubieran terminado de construir, hubiera sido ocupando el espacio de la cabecera románica.

Si el visitante sigue mirando, comprobará que el centro de la nave gótica está desplazado hacia la izquierda del observador. El centro de la nave gótica coincide con esas ventanitas que se ven allá arriba en el muro.
En cambio, no coinciden los centros del románico y el gótico. Claro que eso no iba a importar porque cuando acabaran las obras habría desaparecido la parte románica toda la iglesia sería gótica y simétricamente perfecta.

Al interrumpirse las obras tuvieron que cerrar el hueco resultante entre los arcos del románico y la bóveda de la nueva nave que es mucho mas alta. Eso dejó a la vista otra peculiaridad:

Que en el frontis, justo encima de cada arco románico se distingan bien claras dos zonas.
Una de buena piedra, que parece seguir un trazado curvo que quizás sea por donde iban las bóvedas de las naves suprimidas para hacer la gótica.
Y la otra más arriba, de piedra más menuda, que tuvieron que colocar para cerrar el hueco resultante entre las bóvedas del románico y la del gótico.

SEGUNDA PARTE. UNA MIRADA DESDE EL EXTERIOR DE LA NAVE GÓTICA.
Una foto y un  plano ilustrativos para entender las fases constructivas de la iglesia gótica de Ujué.

La foto
Ahora fijaros en la foto que sigue. Es del exterior. Es una vista desde el aire de la zona del atrio de la puerta Norte del santuario. En ella he numerado del 1 al 4 los contrafuertes del atrio y con el número 5 el que sale desde la Universidad.


Vemos como los contrafuertes con los números 2, 3 y 4 salen al exterior y como llegan hasta el tejado superior del templo.
Solamente el numero 1 se queda corto. No sobrepasa la cubierta del atrio. Está inacabado. ¿Porqué?

El plano.
Ahora vamos a ver en el plano que adjunto otro elemento más para demostrar que quisieron suprimir la parte románica. A la vez sabremos porqué no terminaron de construir el contrafuerte número 1.

El plano es antiguo. Está tomado del libro del Pade Clavería editado en 1953. Quizás por ser antiguo se pueden contar varias cosas del edificio mirándolo atentamente.
Observando el plano se pueden ver, dibujados en trazo negro, los cierres que hubo en todo el contorno de la iglesia.

El muro que hace cierre junto al ábside izquierdo del románico deja espacio para lo que fue la casa y cuadras de Fausto, sacristán hasta 1964.
En ese mismo lugar, entre el muro exterior y el románico, funcionó durante un tiempo el hospital para peregrinos.

Otro cierre que se ve en el plano, y que hoy tampoco existe, es el de la sacristía que se construyó en el siglo XVII ahí donde hay un círculo marcado entre el 1 y el 2.  También se ven en negro los cierres de la puerta norte, el que cerraba los arcos exteriores junto al aljibe y los que había cerrando la zona del Losau o atrio de la portalada principal.

Volvamos a nuestro tema.
En el plano, tal como he hecho en la foto anterior, he numerado del 1 al 4 los contrafuertes góticos del siglo XIV que hay en el atrio Norte. Hay otro quinto contrafuerte en la zona de la Universidad, en la esquina noroeste del Santuario.
Poca gente se habrá dado cuenta que el número 1 está sin acabar de construir, y que  se alza en la parte románica.

No quitemos el ojo del plano.
Por el lado Sur son los torreones los que sostienen la nave gótica.
Los contrafuertes que hemos numerado desde el 2 hasta el 4 y 5 soportan por la zona Norte las columnas del interior de la nave gótica. Y de cada columna se ramifican los arcos de la bóveda de la iglesia que en el dibujo están representados con esas X.
Pues bien. Podréis ver que el contrafuerte número 1 está  apegado al románico, justo junto al tambor del ábside. Ahí en el interior, sujeto por este contrafuerte, iba a haber otra columna gótica.

Enfrente, donde he puesto el número 1-1 dentro de la capilla derecha del románico, es donde debería ir otro contrafuerte gemelo y apoyada en él otra columna gótica dentro de la nave.

En el plano, en la zona gótica lindante al románico, vemos dibujados los arranques de esas dos crujías inacabadas. Son el comienzo de la última X  de la bóveda que  debería finalizar en las columnas que debían sustentar el contrafuerte inacabado (el nº1) y  su otro gemelo que  iba a ir enfrente (el 1-1).
Por suerte para los ábsides románicos la iglesia gótica quedó inacabada.

Foto: Alineados, los contrafuertes de la zona del atrio norte. El de primer plano es el que se alza en la zona del ábside izquierdo del románico. Todos los contrafuertes de la iglesia tienen bajo sí este deambulatorio que los atraviesa.

Siguiente foto: Vista del santuario de Santa María de Uxue desde el lado sur.  Por este lado la nave gótica se sustenta en los torreones  y en ese contrafuerte intermedio y sus dos arcos. 


COLOFÓN:
Estas explicaciones  clarifican los interrogantes que en un principio se puedan  hacer  al ver las peculiaridades constructivas de la nave gótica de Santa María de Ujué.
Pero una pregunta viene detrás de otra:
¿Cuándo se paralizaron las obras? ¿Cuál fue el motivo?

Ya hemos visto en este otro capítulo que la nave gótica pudo quedar tal como la vemos  antes del reinado de Carlos II.
Ni él ni su mujer Juana, en sus muchos viajes a Uxue, mencionan las obras de la nave gótica.

Dan numerosas dádivas para lámparas, cirios, misas y para vestimentas para el culto por ejemplo, pero nunca mencionan ni donan nada para la construcción de esta nave, cosa impensable si estuviera en construcción. Todo hace suponer que la iglesia de Uxue ya estaba entonces como hoy la vemos.

Entonces y si la nave gótica es anterior a la entronización de Carlos II tal como parece, lo más probable es que el causante de ese parón pudiera haber sido la peste bubónica que en 1348-49 se llevó a la tumba a más de la mitad de la población. Ver aqui.

Después del parón provocado por la peste, las obras de las que hay noticia son las del cierre del exterior del románico con el muro sureste, las del edificio de la proyectada universidad y las de la actual casa parroquial también llamada Palacio de Carlos II.

De todas maneras es necesario investigar en más archivos, en el de Montearagón por ejemplo, para encontrar pistas que aclaren el punto de cuando se inician y cuando se paralizan las obras de la nave gótica. Mientras, la incógnita sigue abierta