miércoles, 4 de marzo de 2009

La romería de Tafalla a Ujué. ¿Tradición mariana o una rogativa del ciclo litúrgico católico?



Romeros de Tafalla llegando a Ujué. Es de destacar que los entunicados de Tafalla van casi todos sin cruces al hombro. 
Mientras tanto, los romeros de los otros pueblos sí que suelen llevar una cruz.

Hoy en día y cuando oímos hablar de la romería de Tafalla a Ujué la identificamos igual que las de los otros diecisiete pueblos porque no es la única que viene a Uxue.

Éstas son peregrinaciones en las que el motivo es la Virgen María y la finalidad honrarla y pedirle favores.

Sin embargo si leemos detenidamente los acuerdos municipales de Tafalla que el historiador Jimeno Jurío da a luz en el trabajo que adjunto, vemos que no aparece ni una sola mención mariana.
El único motivo que se repite una y otra vez es la ledanía a Uxue. Es decir la rogativa a Ujué.


Qué son las rogativas.
Son unas solemnes procesiones de penitencia prescritas por la Iglesia durante el tiempo pascual: en el día 25 de abril y en los tres días que preceden a la fiesta de la Ascensión del Señor.
A estas procesiones se las llama también  Ledanías debido a que se cantan letanías a la Virgen y todos a los santos durante el trayecto.

 
Leemos en la enciclopedia GER de ediciones Rialp que:
El papa Liberio en el siglo IV instaura las letanías a los Santos en sustitución de la fiesta pagana del 25 de abril en la que pedían a los dioses una buena cosecha haciendo procesiones a través de los campos.
Más tarde, en el siglo VII, se instituyen otros tres días de rogativas el lunes martes y miércoles antes de la Ascensión.
Para una información más completa de la instauración de las las rogativas en la cristiandad a través de la historia es interesante leer en esta web.
Es de la enciclopedia citada definiendo que eran las rogativas.



Recuerdo que durante mi infancia y y primera juventud todavía se hacían rogativas en Ujué. Recuerdo como de madrugada se salía en procesión y se cantaba la Letanía de los Santos rogando su protección.
También recuerdo que se pedía la fertilidad de los ganados, de la tierra y las buenas cosechas.
También se pedía la protección divina ante todas las calamidades tales como la guerra, el hambre, las pestes y enfermedades, los terremotos, inundaciones, incendios y las tempestades.

Se cantaban en latín y según era el ruego contestábamos cantando "ora pro nobis" a cada invocación a los santos, "te rogamos audinos" a las peticiones de fertilidad y buenas cosechas y "liberanos audinos" a las evocaciones de las plagas, enfermedades y calamidades.

 ------------------------------------------------------------------
Vamos a estudiar una ledanía o rogativa que al parecer se ha transformado en la romería que actualmente conocemos: LA LEDANÍA DE TAFALLA A UXUE.

Hay que advertir que  la de Uxue no era la la única ledanía que hacían los de Tafalla ya que también iban a Olite y a Pueyo. 

El texto que aporto a continuación es del libro Vocabulario Histórico Navarro, Villa de Tafalla de José María Jimeno Jurío editado por Altafaylla Kultur Taldea en 1987.
El formato del libro es como el de un diccionario y lo que nos interesa viene bajo la entrada titulada:


LEDANIA DE UXUE..
Obligatoriedad.
El concejo de Tafalla manda «que en la yda de la LEDANIA de Uxue que cada un vezino de la dicha. villa aya de ir a la dicha LEDANIA, segunt antigamente es usado y acostumbrado (20 de abril de1529).

Orígenes:
Una tradición local vincula sus orígenes con la victoria obtenida contra el rey Ramiro de Aragón «in illa arrancata de Tafalla» de 1043.
Ni la documentación ni la bibliografía anterior a 1636 lo afirman, aunque Prudencio de Sandoval, obispo de Pamplona (1612-1621), habla de la batalla, de las piedras conmemorativas y del título ganado por la villa (SANDOVAL: Catálogo, p. 117).


En 1516 se dice que la villa de Tafalla celebra la procesión «segunt costumbre antiga"
Es difícil constatar si tal antigüedad coincide con la referida por la tradición, si data del tiempo de Carlos II, cuando el rey promovió allí construcciones, devoción y peregrinaciones, o son de época anterior.


Día de la procesión:

Actualmente se celebra el domingo siguiente al 25 de abril, día de San Marcos. Antes de 1636 tenía lugar el 25 de abril.

En batzarre celebrado el 23 de abril de 1493, lunes de Pascua, los concejantes acuerdan por unanimidad «que para la ledania de Uxue, que sera el MiERCOLES" (día 25, San Marcos), todos den cuatro libras de pan. «Por quanto es costumbrado que en el día de SANT MARCO ban a la ledania de Uxue, por tanto ffue acordado de que agayno bayan tanbien (como es) usado e acostumbrado» (17 de abril de 1503).
«Por .quanto,. segunt costumbre antiga, van los d'esta villa a Uxue el dia de SANT MARQUO» (Acta de 20 de abril de 1516).
Se acuerda «que este año la ledania de Uxue se haga como otros años el dia de Sant Marco>, (16 de abril de 1564).


Había cierta consideración con las personas mayores a quienes un acuerdo de 18 de abril de 1540 autorizaba que pudieran ir a la «Iedania de Uxue de oy en VIII dias primero venideros».

 
Organización:
Corría a cargo del concejo. Él dictaba normas sobre asistencia, contribuciones en especie y dinero, y otros aspectos.
Los mayordomos de las cuatro parroquias de Tafalla eran los ejecutores directos de las órdenes, hacían las colectas, administraban los fondos, controlaban a los asistentes.


A veces fueron tan rigurosos al cobrar gastos y «escotes» que llegaron a procedimientos ejecutivos:
En concejo «fue ordenado que, por quanto al tiempo que va la ledania a Uxue encarga las parroquias los escotes y algunas personas se tienen por agrabiadas porque se lo encargan, y los mayordomos los hacen executar al vezino que assi le han encargado y se assigna, fue ordenado que el tal o tales assignados sea para delante los contadores de la tal parroquia y que aquellos sean juezes y determinadores sy el tal escote se debe pagar o no». (Acta de 17 de mayo de 1529).

Participación: Exceptuados los enfermos o imposibilitados por otras causas, la participación de uno por familia era obligatoria:
«En la yda de la ledanía de Uxue, que cada hun vezino de la dicha villa aya de yr a la dicha ledania, segunt antigamente es usado y costumbrado» (20 de abril de 1529).


Los ancianos cabezas de familia que no podían ir personalmente, debían enviar a otro de la casa, quedando exentos del pago de pan y vino si no podían enviar a nadie:
«En quanto a la ledania de Uxue, que bayan segunt thenor de las ordenanzas todos, e ssy por de ventura alguno abia tan viejo que no podia yr e no tenia a quien inviar, que el tal de pan e vino que no pague estos, et ssy tenia moço o mochacho dispuesto que no sea quito de estos, en pero ssy el tal (que) viene a descusarse no es viejo que no puede yr, que no ssea ninguno escusado» (21 de abril de 1504).


«Fue ordenado que por oganyo se haga visita por el libro de la villa los que podran sufrir de yr a 'Ia procession de Huxue, y que aquellos que por los señores jurados sean señalados, ayan de yr forzados, segun es usado y acostumbrado, y los otros sean quitas por oganyos y no querran yr, pero todas personas algunos quisieren yr que bayan y lo agan saver a los mayordomos de como quieren yr» (10 de abril de 1531).


Contribución económica.Todas las familias debían entregar cuatro libras de pan para ese día:
«Que para la ledania de Uxue, que ssera el miercoles, ayan de dar cada uno, assy los que yran como los que quedaran, a cada quatro libras de pan bueno, y que los mayorales no sean osados de tomar huevos (?), pero por que baste, y el que sobrare para que sea dado en almosna» (Acta del lunes de Pascua,23 de abril de 1492).


En los años de carestía el pan era puesto por la villa:
«Porque no ay posibilidat en el pueblo para que todos ayan de dar pan para la dicha ledania, y que era muy caro el pan, por tanto hordenaron y mandaron que los dichos jurados ayan de saber poco mas o menos quien y quoantos yran, y que tomen el trigo necesario del molino para la dicha ledania, como en el ayno passado fue tomado» (20 de abril de1516).
El concejo manda «dar a Ferrando de Cegama y Floristan de Aria ministros del molino en el dicho año, para la yda de la ledania de Uxue, a las quoatro parroquias: a la de Santa Maria seys robos de trigo, y a la parroquia de Sant Saluador cinco robos, y a la parroquia de Sant Johan siete robos, y a la parroquia de Sant Pedro siete robos, que montan juntamente XXV robos» (22 de abril de1529).
«Fue acordado que, por ser el año muy esteril y la gente estaba en mucha necessidat y no podian suplir los vezinos a dar pan y vino y escote, por este respecto y por otros, fue acordado que los ministros de los molinos diessen todo el trigo que sera menester para las quoatro parroquias de la dicha villa para la yda de la procession de Uxue, a conoscimiento y reparticion de los señores alcalde y jurados, y todavia dando cuenta los mayorales de las dichas parroquias de lo que abran gastado, y si no gastaren lo que por los dichos señores alcalde y jurados le sera dado, que lo demas ayan de bolber al thesorero de la dicha villa» (Acta de 18de abril de 1530). .

La contribución en trigo fue sustituida por otra en dinero:
`` que este año la ledania a Uxue se haga como otros años el dia de Sant Marco y que vayan y vengan en un mismo dia y que para pan y vino se de por cada casa a dos tarjas´´ (16 de abril de 1564).
Acordaron que cada vezino y abitante de la dicha villa sea tubido y obligado de pagar y luego para pan y vino a los mayordomos de Uxue cada dos tarjas como es huso y costumbre y en lo demas que se de de comer de conpanaje se remite a los que pareciere a los mayordomos que son de las parroquias para que dreçen lo que pareciere deben comer¨ (acta del domingo 15 de abril de 1565¨)
-------------------------------------------------------------

Los textos que descubre Jimeno Jurío están redactados para regular la obligatoriedad de acudir a la ledanía a Uxue y para organizar el sustento del día.
Es de recalcar que la participación en la ledanía era exclusivamente masculina: Un hombre por cada familia.
En estos documentos, parcos de por sí, no encontramos mas información.

Tras leer lo que emana de estas ordenanzas solo queda reflexionar sobre si en esta época, siglo XVI, el motivo de los tafalleses era visitar la imagen de Santa María la Real de Uxue, o lo importante era la ledanía, la rogativa que se hacía en el camino.


Resumiendo:
La rogativa o ledanía del 25 de abril es una celebración litúrgica procesional instaurada por la Iglesia Católica en el siglo IV en sustitución de otra costumbre similar pagana.
Del siglo IV son también las aras dedicadas a Júpiter y Lacubegi en Uxue. (ver artículo sobre estas aras)

En el siglo VII se instituyen otros tres días de rogativas el lunes martes y miércoles antes de la Ascensión para toda la cristiandad.
Las actuales romerías coinciden en el mismo tiempo de Pascua en que se hacían las rogativas.

Las ordenanzas del ayuntamiento de Tafalla se refiere a su romería a Uxue como la ledanía, la rogativa de Uxue. Se hacía el día 25 de abril hasta el siglo XVII y hoy es al domingo siguiente.

Estas rogativas o ledanías instauradas por la Iglesia en tiempos tan lejanos pudieron ser el origen remoto de las peregrinaciones más antiguas a la cumbre coronada de Uxue.

En el siglo XV Doña Leonor cuando otorga condición de hidalgo a los vecinos de Uxue, evoca la devoción a Santa María y menciona la afluencia de los pueblos circunvecinos a su Santuario de Uxue.
Los mismos reyes de Navarra vinieron muchas veces en peregrinación a Santa María.

Así pues, la costumbre de las rogativas pudo ser el inicio de la romerías. Venir en procesión a Uxue pudo ser el desencadenante de la devoción popular hacia la Virgen Maria bajo la advocación de Santa Maria de Uxue, La Virgen de Ujué


Origen penitencial de las rogativas.
Seguimos leyendo la enciclopedia GER refiriéndose a toda la Cristiandad:
A estas procesiones asistía todo el pueblo con las autoridades en actitud penitencial, caminando muchas veces con los pies descalzos, vestidos de cilicio y rociados de ceniza.
Ello dio motivo a que en algunas iglesias, como en Milán, se comenzaran las rogativas con la imposición de la ceniza, como en Cuaresma. 
El recorrido era frecuentemente largo y penoso. Durante las estaciones, que se hacían para aliviar el cansancio, se leía la Sagrada Escritura. Después de la última estación, en la que se celebraba la Misa, se rompía el ayuno.
------------------------