lunes, 25 de marzo de 2013

El uso de la cal en Uxue.



Ujué. Uso de la cal en el interior de las casas.
La cal se ha usado, desde muy antiguo en la construcción como masa ligante o mortero (calcina). Se ha usado también para desparasitar y para pintar.
Con cal se desparasitaban los troncos de los árboles, los establos, gallineros y palomares sin olvidar que sobre todo la cal se ha usado para blanquear todas las habitaciones de las viviendas.

En enero del año 1900 se hizo una campaña a fondo para blanquear el interior de todas las casas de Ujué. Esa fue una de las medidas higiénicas que se tomaron para combatir el fuerte brote de viruela que entonces se padeció. (Ver aqui).

Recuerdo que en mi infancia solían traer la cal viva desde Lumbier donde cocían la roca caliza. El vendedor, que la traía en una camioneta, la servía en forma de pedruscos que se ponían en un "terrizo" con agua. En cuanto el agua y la cal entraban en contacto comenzaba a hervir. Cuando el mejunje se calmaba y quedaba pastoso, se le añadía más agua y azulete y ya se podía usar.


La cal lista para usar se echaba a un pozal y se empleaban brochas como la que vemos en la foto. Para llegar a lo más alto de las habitaciones y al techo se empleaba un palo bastante largo al que se le ataba la brocha.

Blanquear la casa, trabajo rutinario anual.
En Ujué la época de blanquear las casas era el mes de abril. Antes de que comenzaran las romerías. No se conocía otro tipo de pintura que la cal.
Había que dejar todas las habitaciones de la casa blancas y relucientes para que los romeros,  encontraran nuestra vivienda limpia y digna.
Y es que en romerías en  todas las casas de Ujué se acogía a los que venían incluso de víspera. Por ejemplo  a nuestra casa, en los días de sus respectivas romerías, solía venir gente de Gallipienzo y de Olite.
Que viniera alguien a casa por esas fechas y la viera sin blanquear era algo muy vergonzante para los dueños.

Uxue. Uso de la cal en el exterior de las casas.
Plaza mayor de Uxue años 60
Año 1920.Numerosas casas de Ujué estaban blanqueadas por fuera.




Si nos paseamos por las calles de Ujué veremos que aún queda alguna fachada revestida de blanco y en muchas otras todavía se notan revoques y restos de cal. También notaremos que muchas puertas y ventanas tienen restos de cal a su alrededor aun cuando el resto de la fachada no tenga nada más que la piedra desnuda.

Si miramos fotos antiguas enseguida nos daremos cuenta que era común que los dinteles y las jambas exteriores de puertas y ventanas aparecieran blanqueadas aunque estuvieran hechas en piedra de sillería.Y así, de botipronto, nos sorprendemos por ello.

Enseguida nos damos cuenta de que pueden ser reminiscencias del pasado y que a buen seguro hubo una razón para que se pintaran así.

Supuestos motivos  supersticiosos del blanqueado del entorno de puertas y ventanas.

Pasadizo entre plazas.














Si hacemos caso a ciertos relatos de personas que vivían temiendo a diablos y espíritus, a brujas y hechiceros, nos enteraremos de que había gente   que creía que el reflejo de la cal evitaba la entrada de seres malignos en sus casas. 

Aunque se mantuviera el resto de la fachada con la piedra a la vista, cuentan los crédulos que era suficiente con pintar de blanco el entorno de puertas y ventanas pues esos son los huecos por donde puede entrar el enemigo.

Otro hueco de posible entrada a la casa era la chimenea. Las chimeneas también eran revocadas con yeso y blanqueadas con cal para que, según los supersticiosos, por aquel hueco del tejado tampoco entrara ningún maligno. Si en el hogaril se mantenía el fuego, mejor que mejor.
Así todas las entradas a la casa quedaban protegidas contra brujas, brujos, diablos y espíritus revoltosos.

Si paseamos por Ujué y somos atentos, veremos esculpidos en más de una clave de puerta principal, en la puerta misma, o en alguna ventana signos solares, lauburus y cruces. Veremos chapas del Corazón de Jesús claveteadas en alguna puerta, ramos de olivo en ventanas y balcones e incluso eguzkilores (girasoles) ya que todos ellos son objetos y símbolos con los que también se obtiene protección.

Si seguimos viendo fotos antiguas de Ujué y repasando tiempos de hace 30, 50 años cuando todavía éramos muetes, coincidiremos en recordar que en casi todas las casas había rastros de cal alrededor de puertas y ventanas y que las chimeneas de nuestras casas eran todas blancas con un par de ladrillos en forma de V invertida sobre ellas.

Calle del Cuerno. Uxue años 60.
La cosa es que esta costumbre no es solamente de Uxue. Veremos fotos de casas con blanqueados parecidos en fotos que se cuelgan en las Web de muchos pueblos antiguos.

Seguidamente veremos que la explicación lógica del porqué de este tipo de blanqueado hacen perder toda credibilidad a esos supuestos orígenes supersticiosos y ensoñaciones misteriosas que hemos citado.

Auténtico origen del pintado en blanco del entorno de puertas y ventanas: Las ordenanzas municipales.


La luz eléctrica apenas tiene 110 años en nuestra comarca. (Ver aquí)  Hasta su llegada no existió iluminación pública en las calles de nuestros pueblos.

De noche a lo sumo se podría vislumbrar la luz de algún candil o de alguna linterna de candela cuando se sacaban a la ventana en el momento de alumbrar a algún visitante intempestivo.

El hecho de enmarcar puertas y ventanas con cal las hacían más visibles en horas nocturnas sobre todo si había luna llena.
Facilitaba el trabajo de guardias y serenos al poder vislumbrar sobre fondo blanco a cualquier deambulante o a quien estuviere asomado a las ventanas.

En tiempos  de guerra en que la autoridad militar  imponía el toque  de queda, el pintado de puertas y ventanas también era cosa obligatoria para facilitar la eficacia de las rondas nocturnas.


Cuando al fin llegó la luz eléctrica, las bombillas eran de tan baja potencia que se siguió enmarcando las puertas y ventanas en blanco para que resaltasen  mejor por las noches.

Esta norma de pintado fue casi universal y aplicada en las ordenanzas municipales de muchos pueblos y ciudades de todo el mundo.
-----------
NOTA: Estas dos ultimas fotos fueron obtenidas en Ujué hacia los años 20-30 por Diego Quiroga y Losada Marques de Santa Maria del Villar.

Os recomiendo un paseo por las calles de Ujué para observar que todavía quedan vestigios de lo que aquí hemos dicho.
Para enteraros de muchas cosas más os será muy útil seguir el texto-guía explicativo que encontraréis ahí arriba bajo la mancheta del blog.
...........