domingo, 9 de octubre de 2011

Visitas a la catedral de Pamplona y al santuario de Ujué.

............................
Hace diez días estuve viendo la catedral de Pamplona. El motivo: la puesta en servicio de la casa del campanero.

Comprobé que la visita a la catedral, aunque no sea guiada, se puede hacer con eficacia pues el visitante encuentra soportes informativos en todos los lugares. Es muy elogiable la oportunidad de poder coger fichas explicativas en el idioma preferido que hay en los distintos espacios a visitar.

El museo diocesano ya lo conocía. Me gustó la sala denominada “la música en la catedral” donde se exponen fotografías de capiteles y claves con personajes tocando instrumentos musicales y la reproducción física de los mismos.

Lo de la vivienda del campanero y la visita a las bóvedas con sus exposiciones sobre el oficio de campanero, construcción de la fachada neoclásica y los utillajes de elevación de cargas es genial con textos y vídeos a través de toda la visita.

Comparé todo aquello con el santuario de Ujué y deseé que hubiera algo parecido en todos los espacios visitables de nuestro conjunto monumental para que la gente no se vaya sin ninguna explicación.

Ya sé que en las dos salas medievales de la casa abacial de Ujué se ha instalado una exposición donde se explica la historia y momentos constructivos del monumento. Pero las salas, al igual que el ascensor para minusválidos, permanecen cerradas e inactivas.

Ya sé que en Ujué se ofertan visitas guiadas en las que se pueden acceder a lugares que de otra manera es imposible. Si no es en una visita guiada no se puede ver el corazón de Carlos II, ni los ábsides románicos por dentro, ni la Virgen de cerca, ni la sillería del coro, ni las pinturas góticas, ni subir al torreón.

En un cartel colocado en el atrio de Santa María de Ujué se avisa de la existencia de visitas guiadas a todo el monumento mostrando solamente dos números telefónicos sin que se diga en que días ni a qué horas son esas visitas o si se pueden realizar en el momento en que el turista lea el anuncio y llame.

¿Qué impresión tendría el lector si al llegar al castillo de Olite, Javier, la catedral de Pamplona o a la de Tudela en vez de la atención al visitante existente solamente encontrara un cartel similar al de Ujué?

Pues ya ven. Así se atiende al visitante que viene a nuestro pueblo. ¿Cuando se podrá visitar el santuario de Uxue atendidos con el mismo esmero y buen hacer que se ofrece en la catedral de Pamplona?.

MIKEL BURGUI
......................................
Este texto fue enviado a la prensa para las secciones de cartas al director el pasado viernes dia 7. El dia 8 salio publicado en el Diario de Navarra donde suprimieron varios parrafos. Hoy dia 9 aparece integro en el Diario de Noticias de Navarra
......................................