lunes, 19 de enero de 2009

La Virgen de Uxue en grabados y estampas hasta la invención de la fotografía.


Aviso: Pinchando sobre los grabados se los ve en gran tamaño y al detalle.

Izquierda.Grabado de Miguel Gamborino 1802 Derecha: Juan de la Cruz 1728

ESTAMPAS DE SANTA MARÍA DE UXUE.
Estamos tan acostumbrados a ver la imagen tallada de la Virgen de Uxue en su trono y con su revestimiento medieval de plata que nos parece que nuestros antepasados siempre la vieron así.
Sin embargo, esto no es cierto, dado que cada época ha influido y a la imagen se la ha vestido y adornado transformando su apariencia visual según el gusto de cada momento.

Generalmente fue en tiempos del barroco (siglos XVIII y XIX) cuando muchas antiguas tallas policromadas se vistieron con voluminosos ropajes, enormes coronas, joyas, puntillas y bordados e incluso con largas pelucas y rostrillos.(Los rostrillos eran una especie de máscaras para hacer que las imágenes mostraran expresiones de pena, alegría, éxtasis etc según el transcurso del ciclo litúrgico anual).

Testigo de esas usanzas son los grabados o estampas de la época que han llegado a nuestros días.

Si rebuscamos en nuestras casas en el fondo de algún baúl podemos encontrar alguna estampa antigua de la Virgen de Uxue.
Suelen ser grandes, de una media de 40 cm de alto por 25 o 30 de ancho.

Gracias a unas estampas que me mandó el amigo J. I. Zulet y a otras que yo heredé de mis abuelos, podemos ver en este artículo a la Virgen de Uxue y su altar en cinco versiones diferentes.

Breve historia de los grabados de la imagen de Santa María la Real de Uxue.
Por los libros de cuentas parroquiales sabemos a quien y cuando se encargaron planchas para imprimir estampas.
El uxuetarra Jerónimo Íñiguez.
En un principio la posesión de las planchas, la impresión y la comercialización de estos grabados fue iniciativa de un avispado comerciante del siglo XVIII y natural de Uxue: Jerónimo Íñiguez, afincado en Pamplona.
La parroquia de Uxue compra las planchas para imprimir estampas.
En un momento dado, el patronato de la iglesia de Uxue decidió comprar las citadas planchas para disponer de ellas y ordenar la impresión de las mismas a su gusto y bajo sus condiciones de tirada y precio.
La cuestión se solucionó con la entrega de las láminas por parte de Iñiguez, a cambio de que se fundase un aniversario en la basílica de Uxue, consistente en la celebración anual de una misa cantada en sufragio de su alma delante de la Virgen.


GRABADO: Jose G abriel Lafunte1817
Cronología de los grabados.
- En 1726, se encargó una plancha para imprimir a un destacado maestro platero afincado en Pamplona, Juan José de la Cruz, natural de Canfranc.

- En 1765 hace otra placa el grabador José Lamarca de Zaragoza.

- El año 1800 se encargó otra nueva plancha al grabador valenciano Miguel Gamborino.

-En 1817 se entregaron al grabador de Zaragoza José Gabriel Lafuente 480 reales por retocar dos láminas de la Virgen, la principal en 320 reales y la pequeña u ordinaria en 16 reales.

-Años mas tarde, en 1823 el mismo José Gabriel Lafuente abrió dos láminas nuevas.

-En 1850 se retocaba por 16 duros la lámina de la Virgen con los patronos del reino, S. Fermín y S. Francisco Javier, costeada años atrás por don Joaquín Baztán Martínez y obra original de Miguel Gamborino.

-En 1856, el grabador zaragozano Jorge Blesa, renovó otra lámina grande de la Virgen en su altar. Es la que pongo aparte para que se pueda ver al detalle y con nitidez.
Grabado de Gamborino 1802

Apreciaciones sobre los grabados.
Llama poderosamente la atención la libertad con que dibujaron el retablo de la Virgen.
Los grabadores recrean cada uno a su manera y gusto el altar en que estuvo la Virgen en ese tiempo.

En los grabados se ven algunas cosas comunes como puede ser los ángeles de a cada lado de la Virgen y los que vuelan por encima en los grabados de Juan de la Cruz y Jorge Blesa.

Los grabados de José Lamarca, Miguel Gamborino y José Gabriel Lafuente son más similares entre sí y difieren de los de los otros dos artistas.

Una particularidad del grabado de Gamborino del año 1800 es la representación de San Fermín y San Francisco Javier patronos de Navarra a cada lado de la Virgen y la representación de un rey (¿Iñigo Arista?) y un pastor (¿el de la leyenda de la aparición?) arrodillados en la parte de abajo e integrados en el retablo o altar.

En los otros casos, los de 1726 y 1856, es de resaltar las figuras arrodilladas al pie del altar que parecen representar a un rey y una reina.
Al lado del rey está el escudo de Navarra y al lado de la reina el de Castilla-León. Quizás quisieron representar a Carlos III el Noble rey de Navarra y a su esposa Doña Leonor de Castilla.

En cuanto a los dibujos de la Virgen, resaltar la larga melena con que está dibujada la de Jose Gabriel Lafuente del año 1817 y decir que la de la ultima estampa de 1856, es la única que guarda algo de semejanza en las caras de Madre y Niño con las de la talla original.

En varias estampas en la parte de abajo hay un óvalo donde se reproduce, aunque en diferente estilo, el mismo texto:

O Virgen de Uxue Sagrada
Madre de la Eterna Vida
Que fuisteis aparecida.
En la cumbre elevada
De los reyes frecuentada
Os vio la antigüedad pía.
Oy con amada porfía
Los debotos corazones
Os tributan oraciones
Diciendo el Ave Maria.

En la parte de abajo de la estampa de Jorge Blesa, se lee lo siguiente:
Hay Concedidos Ciento Diez mil días de Yndulgencias por cada parte del Rosario que se reze debotamente delante de esta Sª Ymagen 2.200 por una Abe Maria y 100. por una Salbe. Serenobó Año 1856.

Imaginémonos a los devotos acercándose al altar. A la luz de las velas, casi en penumbra, ya que la luz eléctrica no llegó hasta principios del siglo veinte.
La Virgen ahí arriba en su camarín, con coronas de quita y pon, recubierta con esos ropajes que le iban cambiando según las fiestas o épocas del año.
Los devotos durante por lo menos siglo y medio en que duró esa moda, tuvieron en sus retinas una imagen de la Virgen de Uxue muy diferente de lo que es en la realidad. (Todo ello sin olvidar que hubo épocas en que el camarín de la Virgen tuvo hasta cortinillas para ocultar la imagen en determinados momentos)
                                                          ----------

Talla de la Virgen de Uxue sin añadidos
La fotografía irrumpió con fuerza durante la segunda mitad del siglo XIX.
Desde entonces todas las estampas de Santa María la Real de Uxue fueron reproducciones fotográficas al natural. Sin ropajes extraños.

Si la referencia visual que tenían los devotos de la Virgen era la que reflejan los antiguos grabados, verla sin vestimentas y en fotografía tal como ella es, debió ser algo impactante para todos. Y más con la llegada de la luz eléctrica, que permitió poderla ver con más detalle al quedar iluminada por varios focos

Para terminar recordar algo obvio:
La palabra UXUE aparece en todos los grabados al referirse a nuestra Virgen.
Otra prueba más que confirma que éste fue el nombre histórico para referirse a nuestra Virgen y pueblo hasta casi finales del siglo diecinueve.
------------------------
NOTA FINAL.
La primera estampa ( tamaño de bolsillo) con el nombre Ujué es de 1886.
Quizás también sea el ultimo dibujo grabado, aunque de menor tamaño que las ilustraciones que hemos mencionado antes.
Es conmemorativa del milenario de la aparición.
En los documentos de esos años el nombre de nuestro pueblo ya aparece escrito con J tanto en la parroquia como en el ayuntamiento aunque ambas instituciones todavía  utilizaron en sus cuños la grafía UXUE hasta el siglo XX.
-----------------------
NOTA. Este articulo no se habría podido elaborar sin la estimable colaboración de J.I. Zulet. Vaya para él mi agradecimiento.
Al mirar la documentación de la época y ante la abrumadora grafía que dice UXUE en todos los documentos consultados, he optado en no usar mas que ese nombre en este artículo.