miércoles, 10 de diciembre de 2008

Uxue cuando eramos muetes.Recuerdos de infancia.

Foto de cuando eramos mueticos. Yo soy el del centro que viste chaleco.
---------------
Advertencia preliminar: A lo largo de este articulo trataré de escribir tal como hablábamos los mueticos y mueticas de Ujué en la época que aquí se evoca.
-------------

Domingos a la tarde en Uxue. Finales de los cincuenta. Yo todavía eray un muetico de seis años.
Había dos curas. Al que mandaba se le llamaba el párroco y al otro el cuajutor.
Los domingos después del rosario el párroco de entonces, Fructuoso Ubani, sacaba un altavoz a un balcón que se llamaba de la adoración y los mozos y las mozas se ponían a bailar en la Placeta.

Durante mucho rato había música de acordión de uno que dicen se llamaba Enrique Celaya y que era mucho joven y la trikitixa de Zumárraga que eran unos que tocaban muchos acordiones a la vez y que también cantaban.
Una canción que cantaban era una que decía: No te cases con la Nuntxi porque tiene diru gutxi..

Cantaban muchas canciones que no se entendían y eran en vasco. Pero los mozos y las mozas se ponían mu contentos y bailaban con los brazos levantaus, haciendo ruidicos con los dedos, moviendo mucho los pies y dando muchas revueltas. Todos los que bailaban hacían la misma cosa y a la vez.

En el año 1960 hicieron el centro parroquial en la plaza mayor del pueblo y el altavoz de la música lo llevaron a la plaza.
Y todo mandau por el cura.

Había un fraile que se llamaba don Vicente y que venia a Ujué y se subía al pulpito a predicar y que se enfadaba mucho y que gritaba dando puñetazos al púlpito y que decía que bailar era una cosa mucho mala y que si se bailaba agarrau pues que te condenabas.

Había gente que no tenía miedo de lo que decía el fraile y en casa Zubiri tenían baile agarrau con músicos tolos domingos.
Seguro que bailar la jota vasca numero uno y la dos y lo de los de Zumárraga y las jotas de la banda música de Tafalla no era pecau y por eso lo ponía el cura.

Habia un cuajutor que era de Artajona que era delgadico y chiquitico y le llamaban el Curica. Le gustaba mucho estar con los muetes porque venia a la escuela y nos daba la dotrina. El Curica quitó una pared en el Losau de la iglesia pa que estuviera todo más majo y los muetes le ayudemos a llevar las piedras y las zaborras a otro sitio.

El Curica nos dijo que la iglesia de Ujué la habían hecho reyes de Navarra porque Navarra había tenido muchos reyes. Luego se fue de Ujué y siempre estaba mirando papeles antiguos en los archivos y se llamaba Josemari Jimeno Jurío.

El párroco que trajeron después de don Frutoso se llamaba don Francisco y puso una emisora. Yo teniay ocho años. La música que los domingos se ponía en la plaza la ponían muchos días en la arradio pa felicitar a los que cumplían los años.

En mi casa no había arradio porque éramos pobres.
La arradio era una cosa que podías oír misa sin ir a la iglesia y echaban el rosario y las misas.
Si no ibas al rosario, como había casas que tenían arradio, pues la encendían; y se oía en la calle qué cura lo estaba rezando y entonces podías decir en tu casa qué cura lo había rezau sin haber estau.

Aun macuerdo de cuando subían unos que estudiaban pa fraile en Olite.
Ya eran grandes porque llevaban pantalones largos y tenían la voz de hombre.

Subían andando al pueblo. Un año, en vez de tener escuela a la tarde el maestro nos llevó al cine del centro parroquial que se llamaba Cinema Uxua donde se juntó mucha gente. Allá los estudiantes de fraile cantaron muchas cosas.

Pero no eran cosas de misa...cantaron una canción mucho maja que decía ``ay tierra vasca rincón de ensueño ´´y otra que decía ``vasco navarro soy del valle roncalés´´ y otra que decía ``Maite yo no te olvido´´ que nos dio mucha risa porque había una mueta que se llamaba Maite en la escuela.

No  se cansaban y cantaron unas cuantas canciones mucho bien cantadas que no entendimos que según nos dijo el maestro don Angel no eran ni chapurriau ni latín y que eran canciones de Navarra en vasco y que los que cantaron eran un ochote y que en Navarra había muchos ochotes y que cuando en un ochote cantaba más gente eso era un orfeón y que había un orfeón en Olite y otro en Pamplona.

Yo ya ibay a la escuela de Donángel porque me paice que ya habíay cumplido los diez años.
A los franciscanos, que los que aprendían pa fraile eran franciscanos, les gustaba mucho subir a Ujué y una vez se estaron tola tarde cantando en la emisora. Jó ¡cómo les gustaba cantar!

Por lo visto lo que cantaron, aunque no eran cosas de misa, no era pecau.
En el cine veíamos películas pero solo las que no eran pecau porque el cura las veía primero y si había cosas que eran pecau pues las quitaba con las tijeras.

Y también macuerdo que un año en fiestas en el descanso del cine salimos a ver como unos hombres del pueblo cortaban troncos con la segur pa ver quien los cortaba primero porque al que ganaba le daban un premio.
Uno que no ganó dijo que era porque no le había tocau un tronco, sino un zocorro mucho duro.
Y luego unos mozos del pueblo se pusieron a estirar de una soga pa un lau y otros mozos agarraban la otra punta y estiraban pal otro.

Donángel nos dijo que cortar troncos, como el jó pelota, era un juego de toa Navarra y que a la segur se le llamaba aizcola y a los que cortaban los troncos aizcolaris. Y lo de la soga también era de toa Navarra y se llamaba sogatira.
Jó... y nosotros que creíamos que eran deportes solo de Ujué...
¡¡Que tiempos!!