domingo, 12 de febrero de 2017

Fin de una época y comienzo de otra en la agricultura. Junteros. Mulos y coces. Ir a la parada. Carros, carretas, trilladoras y tractores.

Hace unos días, y a raíz del articulo que subí al blog (ver aquí) sobre los ujuetarras que criaban y domaban potros y mulas, mantuve una conversación con mi coetáneo y también uxuetarra José Ignacio Zulet recordando aquellos tiempos en que todavía conocimos ese modo de vida.
-----------------------------
Los pequeños agricultores se juntaban para hacer las labores.
Dejo hablar a Iñaki (que siempre vivió en el barrio de arriba) ya que lo que dice corrobora lo que yo pudiera decir de los vecinos del Barrio de la Peña (barrio de abajo) que es donde viví de pequeñico.
Él se acuerda de los machos de los de la Martina, de los de casa la Rafaela, la yegua Lucera; de los machos de Jesús Sola y los de casa El Fuerte...
En todas las casa había algún animal de tiro, para las labores agrícolas.

Los junteros.
A veces, cuando un agricultor sólo poseía un animal de tiro recurría a juntarse con otros, sobre todo para labrar.
Y recordamos que fueron junteros el Fuerte y Jesús Sola el de la Jacintica, Y que Bonifacio Zulet fue juntero con el Polido, con Jesús el de casa Poeta, con Secundiano....
Este Secundiano, el de la Ramona, tenía una mula llamada Leona que era guita, es decir que daba coces…. Eso nos hizo recordar lo que oímos de nuestros padres sobre desgracias en el campo:

Desgracias por coces y vuelcos con los carros.
Hace muchos años había muerto de una coz Jacinto Larrondo, dejando viuda y varios hijos pequeños.
En 1925, un tal José Fernández Alfaro de Murillo el Fruto yendo al corral de Victorio Murillo en el alto Vigas, se le espantaron las caballerías cayéndose la galera por un barranco. Murió al recibir un golpe en la cabeza con el varal del carro.
Aureliano Jurío Berrade, de casa Isaac, murió aplastado por la galera que conducía.
Un hijo del Cuadrau murió coceado por una mula.
Un mozo conocido por “Conejo”, de apellido Ugalde, murió desnucado al montar en un caballo…
Y ya más en nuestros tiempos, un hijo de Jesús Sola y Jacinta Ibañez murió de una coz que le dio un macho en el Castillazo…
Un coetáneo nuestro, Carlos Garcés Jurío, (Carlitos el de la Catalina de la Matea) recibió una coz de un macho que estaba pastando en el Castillazo, perdiendo bastantes dientes.... A Iñaki le tocó asistirle..

La parada de sementales. 
Iñaki y yo pasamos a hablar sobre el cruce de caballos y yeguas. Zulet recuerda que en su día hubo parada de sementales en Tafalla y también en Murillo el Fruto destino en donde hizo la mili Victor Jurio que ahora tiene unos 75 años.
Después, esa parada se trasladó a Pitillas al corral que en aquel pueblo tenia la Sra Equicia Sola Urzainqui, natural de Ujué, de la familia de los Jotas.

El padre de Iñaki, además de tener un burro entero, tuvo también una yegua. Y con ella iban a la parada de Pitillas para que la cubriese uno de los dos caballos que allá tenia el ejército.
Zulet cuenta que casi a finales de los 70 fue por primera vez a la parada de Pitillas con la yegua que ya estaba en celo. Ismael Ibáñez, que ya conocía el camino y llevaba la yegua de su casa, le acompañó. Luego, aprendido el camino, fue más veces.

En la parada había dos soldados a cargo de los dos caballos sementales.
En una cartilla anotaban el día del primer cubrimiento, salto, y luego al tiempo se hacía lo que llamaban el tercio, a los pocos días, para garantizar que la yegua quedara preñada.

En cuanto a los burros enteros, es decir los que estaban sin capar, el padre de Iñaki tuvo uno llamado Catalán que cubrió a muchas burras de Ujué y pueblos del entorno.
El amigo Zulet recuerda que la primera vez que vio un apareamiento fue de chiquito, en el corral que tenían en la calle San Isidro.
El burrico Catalán estaba en varas, es decir ceñido a las varas del carro. Pese a ello, y nada más aparecer la burra, se puso "con las cinco patas" y se la ventiló.
La burra la había traído su dueño, un tal Muruzábal de los de casa Mendigorría, desde San Martín de Unx.

Caminos de herradura, carretiles y carreteras.
Seguidamente dimos un repaso mental mencionando los caminos que hubo en Ujué y que eran casi todos de herradura, es decir solo aptos par andarlos a pie y para que los animales de carga pudieran caminar por ellos.
Varios de ellos tenían una gran pendiente. Estuvieron empedrados. De vez en cuando llamaban a auzolan (trabajo vecinal) para hacer reparaciones en ellos.
Todavía recuerdo el enfado de los labradores "de a mulo" cuando empezaron a no cuidarse dichos caminos y los "ricos" comenzaron a hacer carretiles por doquier para que pudiesen circular carros y tractores.

Los de Uxue hacíamos diferencia entre las palabras carretil y carretera.
Carretil era el camino ancho en el que solo cabía un carro.
La carretera era el carretil suficientemente ancho como para permitir que en cualquier punto del recorrido se pudieran cruzar dos carros (o dos tractores)
Con decir "la carretera" solíamos referirnos a la que estaba asfaltada desde Uxue hasta el puente de San Martín de Unx donde enlaza con la de Tafalla a Sangüesa.

Ujuetarra con su mulo y carro en la plaza del ayuntamiento.
Carros.
Recordamos que había pocos labradores que poseían carro. Un carro como el de la foto, si iba bien cargado, necesitaba de una reata de mulos para poderlo llevar.. y no todas las casas tenían tantos mulos como para poder mover un carro bien cargado.
Además, para tener carro era necesario que hubiera caminos adecuados, es decir carretiles, cerca de las propiedades de cada agricultor cosa que no ocurría en todos los campos de Ujué.

Cuando éramos unos críos solo existían tres o cuatro caminos aptos para tales carruajes: el que iba de la Cruz a La Sierra y ahora es carretera a Murillo... el carretil que iba a Aliaga... el de Busa...
Carros como el de la foto quedaron en desuso entre otras cosas por la obligación de sustituir las ruedas de aro metálico por neumáticos y sobre todo por la introducción de tractores y remolques.
Conforme se fueron comprando más tractores la fiebre de hacer carretiles (años 73-80) fue tal que los hermanos Iriarte compraron una pala excavadora para dedicarse a ese menester.

Carreta junto a la ermita de San Miguel
Carretas. 
Carreta es el vehículo de tiro más pequeño que el carro que ya en nuestros tiempos iban sobre neumáticos.
Más ligeras y rápidas que el carro, tiradas por una mula o un burro, permitieron que vecinos de Ujué las utilizasen para ir por la carretera asfaltada a Tafalla con productos del pueblo y volver con otras mercancías.
El ultimo uxuetarra en utilizar la carreta para ir a Tafalla y traer productos para su tienda fue Bonifacio Zulet padre de mi contertulio....
Tras la introducción de los tractores, hubo carretas que se siguieron usando cambiándoles las varas por un enganche apto para el tractor.

La mecanización.
Maquina gavilladora.
Decir que el campo se fue mecanizando no es necesariamente equivalente a que ya hubiera tractores.
Desde que éramos unos mueticos conocimos en Ujué maquinas que segaban y otras que aparte de segar dejaba la mies atada activadas por el arrastre de mulos.
Recordamos que los primeros tractores de Ujué siguieron utilizando estas mismas maquinas sustituyendo la tracción animal.

A mis seis años estuve en el corral de Astuziaga. 
Allá vi a mi padre y a un tío mio trillando de la misma manera que el señor de la foto     

Todavía tenemos frescas en la mente las imágenes de Jesús Mari, el de Casa la Sixta, dentro de su tractor marca Zetor dando vueltas y vueltas con una trilladora como la que vemos en la foto, trillando la parva en la era de Benito a la entrada del pueblo...

Llegan las trilladoras a motor.
A finales de los 50 o principios de los 60 conocimos las primeras trilladoras a motor.


La de la era de Benito tenía cuatro propietarios: Félix Villar, Gumersindo Remón, Porfirio Ayesa y Amadeo Sendoa. Después, en este mismo lugar se colocó la trilladora de los Burgui, de Luis Burgui donde sus hijos trabajaban de sol a sol.
La fuerza motriz de estas trilladoras era un motor de gasoil o un tractor que hacia mover a la maquinaria de la trilladora por medio de una polea.

Existió otra trilladora que empezó a funcionar más tarde en la antigua era que hoy ocupa el primer granero cuando se entra en Ujué. Esta máquina fue propiedad de muchos labradores constituidos en Sociedad Cooperativa Trilladora,
Aquellas trilladoras que recordamos eran como la de la foto, con la diferencia que la de la Cooperativa funcionaba con fuerza eléctrica.

Galera llevando mies a la era
A algún que otro coetáneo nuestro todavía le tocó segar a mano. En mi caso lo que me tocó hacer es dar y atar las gavillas que mi padre iba segando.  
Luego de segar y atar, los fajos de mies se reunían en montones que se llamaban fascales desde donde se acarreaban a lomo de mulas y en carros (luego en remolques con tractor) hasta las eras donde estaban las trilladoras.

En la época de la trilla cundía el nerviosismo, ya que de la parva dependía el futuro de muchas familias.
Si en esas fechas se desencadenaba un "nublau", las pérdidas eran irreparables, pues se perdía gran cantidad de grano. Todos querían acabar las labores de trilla lo antes posible, y después llevar el grano al granero y la paja al pajar.
José Ignacio Zulet, ya en su época de estudiante universitario, trabajó varios veranos en la trilladora de la cooperativa.
Las maquinas trilladoras dejaron de funcionar hacia 1975 al ser sustituidas por las cosechadoras, que ahorraban trabajo ya que segaban y trillaban a la vez...

Hasta esta época (1970-75) todavía hubo presencia de mulos y mulas en las labores del campo sea en la labranza, siembra y recogida del cereal como en el laboreo de las viñas y en el acarreo de la uva hasta la bodega cooperativa.
--------------------
Si antes hubo agricultores que juntaban sus caballerías para poder hacer sus labores, en esta fase hubo labradores que se juntaron para comprar un tractor entre dos o tres...
Repasando mentalmente los que se asociaron de este modo recordamos a los hermanos Berrade de Casa Panchote, los hermanos Burgui, los hermanos Aldunate, Manuel Larrondo y Lucio Berrade.... Amalio Sola y Fermín Zubiri.. y unos cuantos más...
Recordamos también a los tractoristas que se juntaron para comprar cosechadora...

Nos acordamos de que en casa Isaac tuvieron un tractor con ruedas de hierro.. y nos acordamos de que alguien trajo un  tractor oruga en plan demostración y que la chavalería lo vimos allá donde la escuela y la herrería....
Y nos acordamos de aquel Zetor, y de aquellos tractores Lanz que llevaban tanto ruido... de aquellos Ebro...
Todos aquellos tractores eran de poca potencia comparados con los de ahora, pero más poderosos que diez o quince mulos tirando a la vez. Una ostensible mejora para quien siguió trabajando el campo.
--------------------
Interesante época la que nos tocó vivir.
Un poco antes de que naciéramos se fundó la bodega cooperativa y se trajo el agua corriente al pueblo...
Vimos como construían el granero del servicio nacional del trigo...
Y ya se conocía el cine pues se proyectaban películas en el salón del ayuntamiento.

Conocimos "desde siempre" el camión de los Aranguren, el autobús de La Tafallesa... aquel taxi, un coche Hispano-Suiza, que conducía Ramiro San Martín...
Se hizo el centro parroquial con su salón de cine a donde también vinieron compañías de teatro...
En unas cuantas casas del pueblo había radio. Conocimos los primeros transistores... El cura puso una emisora de radio y trajo la primera televisión el año 1960....

Conocimos de lleno esa época de cambios que duró casi hasta finales de los setenta.
Cambios en el trabajo del campo y cambios en el vivir de los hogares donde poco a poco se fueron introduciendo mejoras ostensibles tales como inodoros, duchas, el butano, la olla exprés, lavadoras, frigoríficos... la televisión...
A la vez, triste época aquella ya que el pueblo se fue quedando con menos gente a causa de la incesante emigración hacia Pamplona y oros lugares...
-----------------------