lunes, 29 de febrero de 2016

Una poesía a todos los ujuetarras que emigraron a ultramar.

Hace unos cuantos días, mientras estaba preparando el articulo sobre los uxuetarras que emigraron a ultramar (ver aquí) encontré la siguiente poesía.
Recordé haberla visto en un programa de fiestas de hace muchos años...
Hablé con su autor, el también ujuetarra Alfonso Iriarte Landarech. No quiso decirme a quien se refería en sus versos...
Me dijo que si la subía al blog pusiera que está dedicada a todos los que un día emigraron de Uxue y volvieron de visita...

LA VUELTA DEL EMIGRANTE.

Un día salí de Ujué.
Me marché a tierras lejanas, 
pero siempre lo llevé
en el fondo de mi alma.                                     
Día 8 de septiembre de 1989.
Día grande de fiestas.
El ayuntamiento de Ujué sube en corporación
 a la iglesia con abanderado y música


Luché por ganar el pan
lejos de mi amada patria
y siempre tuve conmigo
los recuerdos de mi infancia;
el Castillazo, las Torres,
las Aldabeas, las Plazas, 
San Miguel, la Cabrería,
el sonar de las campanas.

Pero un ocho de septiembre
volví de tierras extrañas.
Eran las Fiestas del Pueblo. 
Yo creía que soñaba.

Subía el Ayuntamiento
por las calles empinadas.
La bandera de la Villa
un concejal la llevaba.

Subí detrás de la música, 
de la Placeta a Santa Ana,
entre el cariño de todos
los que de mí se acordaban.

¡Qué vistas me ofrecían
subiendo la escalinata!
Nunca vi nada tan bello
ni en los Andes ni en la Pampa.

Un rosario de recuerdos
en mi mente se agolpaba:
Monaguillo fui en la iglesia;


"Boyatero" en Aldamara.
Otras fiestas disfruté
con "El rayo y La Jarana"

Un día en mi juventud,
dejé tierra tan amada. 
Dejé a la Virgen Morena,
Dejé a mi madre apenada,
pero guardé su cariño
como un tesoro en el alma.

A. I. L.