domingo, 6 de septiembre de 2015

De cuando en fiestas de Ujué se corrían novillos y toros.

Vaquillas en la Tahona de Uxue. Foto Maria Alcuaz. Año 1977
Los uxuetarras que peinamos canas recordamos que allá en las fiestas patronales de 1970 o de 1971 unos agricultores fueron a Olite y subieron una vaquilla. La trajeron a tractor, metida en un remolque agrícola.
Al no haber lugar adecuado para soltarla decidieron hacerlo en el corral de Jesús Clavería, debajo del frontón.

Vacas en la Tahona.
Pasaron los años, y aprovechando que Angel Macua (ganadero ragués) tenia unas cuantas reses bravas pastando en Ujué, el ayuntamiento se atrevió a organizar suelta de vacas en fiestas de septiembre.
Vaquillas en la Tahona de Uxue. Foto: Maria Alcuaz. Año 1977.
Al principio las sueltas se realizaban en los terrenos de la Tahona en lo que ahora es el aparcamiento de Pastas Urrutia.
Como la Tahona tenia dos paredes relativamente altas, solo hacia falta cerrar los otros dos lados con unos remolques. Hasta se instalaban unos burladeros la mar de útiles como podéis ver en las fotos.

Encierro por la calle Morape y suelta de vacas en las plazas.
Para fiestas de 1981 se pensó que era mejor correr las vaquillas dentro del pueblo. Y se vio que incluso se podía utilizar una calle para poder correr un encierro de lo más majo:

Las vacas, se soltarían desde un corral de casa Isaac (en la parte más alta de la calle Morape) y se correrían a modo de encierro hasta el Toril desde donde las irían sacando, una a una, a las dos plazas que para este festejo quedarían comunicadas tanto por la parte de arriba como por la de abajo.

Vaquillas y cabestros en el Toril de Ujué. Foto Zulet. (11 de Septiembre de 1981) 

Con poner unos vallados en las bocacalles y varios remolques en las plazas para que la gente se subiera... ¡todo arreglado!..... Y así se funcionó durante varios años.
Cumplir con la cada vez mas dura reglamentación de este tipo de festejos hicieron que el coste resultara excesivo para las arcas de Ujué por lo que al final se decidió no tener vacas en fiestas.
                                                 
Actualmente, el último día de fiestas y en la atracción del "Arca de Noé de Gorriti" suelen sacar unos becerrillos ensogados.
                                                 

Vaquillas en Uxue (11 de Septiembre de 1981)

LA PLAZA MAYOR Y EL TORIL SE EMPLEARON DESDE ANTIGUO PARA CORRER TOROS, VACAS Y NOVILLOS.
Actualmente podemos adivinar que la Plaza Mayor de Ujué se utilizó desde antiguo para correr ganadería brava:
El Toril es una plazoleta que se comunica con la parte superior izquierda de esta plaza. Obviamente era allí donde se encerraban las reses que se corrían en fiestas. 
El Toril todavía conserva un gozne de piedra para la puerta que cerraba este patio hacia la plaza Mayor.

En el pasadizo que comunica la Plaza Mayor con la Municipal también podemos ver otro gozne similar donde se afianzaba el eje de otra puerta que ayudaba a dejar cerrado el recinto.
Seguro que en las otras dos bocacalles, y quizá alrededor de la Plaza Mayor, se ponía un vallado.

DATOS ANTIGUOS QUE CERTIFICAN LA AFICIÓN DE TENER VACAS, NOVILLOS Y TOROS BRAVOS EN FIESTAS DE UXUE.
Mirando en los archivos encontramos que, siglos atrás, en Ujué había costumbre de que en fiestas hubiera también novillos y toros:
- 1650. Según documentación de a mediados del siglo XVII nuestros antepasados celebraban las fiestas de Nuestra Señora de septiembre con mucho rumbo: Según leemos había "un toro de lidia y comedias".
- 1807. Entre las cuentas de ese año vemos que el Ayuntamiento de Uxue pagó "15 reales fuertes a Pedro Olcoz, maestro carpintero por unas puertas que compuso para cerrar la plaza para la corrida de novillos".
- 1840.El incansable investigador Juanjo Casanova Landivar, en su encomiable labor divulgativa de lo que encuentra, nos informó en su blog Pitillas sobre un incidente ocurrido en la plaza de Uxue en 1840 mientras se corrían unos novillos en fiestas.
No me resisto a copiarlo tal como él lo cuenta, que es como sigue:

UN INCIDENTE DURANTE LOS NOVILLOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE DE 1840.
Ujué, once de septiembre de 1.840. En la plaza pública se están corriendo algunos novillos con motivo de la celebración de la festividad de la Patrona del pueblo.
Por una bocacalle, acompañado de diferentes personas, se asoma José Mª Unciti, maestro de primeras letras de la villa. En sus manos lleva una figura de hombre que vulgarmente se llama “Judas”.
Unciti con sus acompañantes cuelgan el “Judas” en la plaza con una soga, pendiente de dos ventanas.
El Ayuntamiento, velando por la moral, manda que se quite en razón a que tenía en parte del figurado cuerpo, un miembro de palo escandaloso y no podía la Corporación, en medio de tan numeroso público, tolerar semejantes licencias.
Se comunica a Unciti la orden del Ayuntamiento para que retire la figura. Se traslada con ella a un lado de la plaza, acudiendo allí bastante público.
De nuevo, por mandato de la autoridad, se desplaza al lugar Francisco Antonio Corena, escribano, a pedir al maestro le diese la figura con el fin de tirarla fuera de la plaza.
Unciti se resiste a entregarla y Corena la coge y no dejándola su dueño, se agarran a ella los dos forcejeando cada uno de su lado.
En este momento llega Bernardo Osés y agarrando también al “Judas”, recibe un boleo de Unciti que le tira al suelo; no contento con esto, le arrea otro boleo a Corena, quien a su vez se lo devuelve, diciéndole:
- A quién se le ocurre poner un Judas tan escandaloso y más a un maestro!

Viendo la acción de Unciti se aproximan diferentes hombres que le sacuden algunos bofetones.
El maestro recibió una multa de 300 reales de vellón con apercibimiento de que se abstenga de presentar al público figuras escandalosas en detrimento de la sana moral, hecho tanto más reprimible en un hombre destinado a imbuirla en niños de la más tierna edad.

La Comisión Provincial de Instrucción Primaria lo separó de su magisterio.
                                    ----------------------------------------
Este incidente de hace tantos años me hace recordar aquellas tardes de vacas de nuestra juventud cuando Domingo Ibañez solía colgar un muñeco hecho de ropa vieja rellena de paja sujeto a una soga que iba desde su casa a la de enfrente… Él, desde una ventana sujetaba la cuerda y hacia bajar el muñeco hasta el nivel del suelo… y cuando  la vaca embestía, lo levantaba para regocijo de la plaza.
                                               ----------------------
Seguro que nuestros archivos de Ujué nos pueden dar más noticias sobre los festejos que siglos atrás hacían nuestros antepasados. Solo falta que alguien se anime a investigar.
---------------------
RECOMENDACIÓN.
Os gustará saber lo que nuestro paisano Jose Ignacio Zulet cuenta sobre lo de las vacas en fiestas de Ujué allá en nuestra florida juventud (años 70- 80). Para leerlo solo tenéis que pinchar en este enlace.