viernes, 5 de junio de 2015

Una visita a Donibane Garazi (excursión de los jubilados de Ujué a San Jean de Pie de Port).

Donibane Garazi es la vieja San Juan de Pie de Puerto, capital de la Tierra de Cice, villa fortificada desde el siglo VIII, estratégico castillo realengo desde los albores de la soberanía del reino de Navarra en Ultrapuertos y capital de la sexta Merindad.
Está situada a 168 metros sobre el nivel del mar al pie del puerto de Ibañeta o Roncesvalles donde se alcanzan los 1057.
                                                    ----------------
Dentro de las actividades organizadas por el club de jubilados de Ujué, el día 28 de mayo partió una excursión a fin de conocer esta localidad que en euskara se denomina Donibane Garazi.
Donibane Garazi
He visitado Iparralde en el Herri Urrats de Sempere. Me he bañado en las playas de Biarritz y Donibane Lohizune  y he visitado Baiona en fiestas y en otras ocasiones he visitado su museo y su catedral,
He presenciado varias mascaradas y varias pastorales en distintos puntos de Zuberoa. 
Viajé a la Baja Navarra en los tiempos en que formé parte del equipo organizador del campeonato de Bertsolaris navarros de ambos lados y fui a las distintas localidades donde se desarrollaba tal campeonato incluida ésta de Donibane Garazi…

He visitado aquellas tierras el Día de Navarra en Baigorri…. En fiestas de más de un pueblo…. Y siempre me he comunicado a la perfección con mis interlocutores de allá sin necesitar hablar francés ni castellano…
                       ----------------------
Hace mucho tiempo que supe que el territorio de Ultrapuertos no pudo ser dominado por Castilla y que quedó en manos de los legítimos Reyes de Navarra.
Y sé que a partir de 1620 este territorio residual de la Gran Navarra independiente quedó bajo la monarquía francesa que en adelante se titularon reyes de Francia y de Navarra.
                   
Si estas cosas son conocidas por muchos navarros, no es porque nos lo hayan enseñado en la escuela, sino por el interés que muchos hemos puesto en saberlo.
                    -----------------------
En el cartel anunciador del Club de jubilados de Ujué se decía que íbamos a visitar "la localidad francesa de San Jean de Pie de Port".

Una vez más me dolió que se considere francesa a una parte de nuestro antiguo reino.
Pero reconocí que la mayor parte de los excursionistas que se apuntaron perciben que Francia empieza nada más pasar Valcarlos....

Por eso me resultó sorprendente oír mencionar (de quien no lo esperaba) que aún estábamos en Navarra cuando bajamos del autobús en Donibane Garazi.
También me sorprendí de la emoción de algunos de mis paisanos de más edad al ver nuestro escudo en una vidriera de la iglesia y en una casa de antes de la invasión…

Y seguí sorprendiéndome cuando, sin que lo hubiese provocado yo, oí comentar a alguien que Francia y España decidieron en su tiempo que hasta este punto de la raya la escuela es en francés y hasta este otro punto se debe hablar y enseñar en castellano tras lo cual se empezó a olvidar el idioma natural de ambos lados: el euskara.

No creí oportuno intervenir en esta conversación que mantenían a varios metros de mí y me sumí en mis cavilaciones.
El hecho de haber sido conquistados y separados por dos estados diferentes ha ocasionado que según se esté a un lado u otro de la raya con que nos dividieron… unos navarros han llegado a sentirse franceses y otros españoles… 

A consecuencia de haber sido invadidos en 1512, los navarros de ambos lados tenemos que pagar impuestos a Estados diferentes, tenemos que cotizar en sistemas diferentes de seguridad social…

Tenemos que acudir a sistemas educativos diferentes, ver la señalización de los pueblos en idiomas diferentes en donde el euskara apenes aparece…  votar a “parlamentos nacionales” diferentes bajo leyes diferentes que vienen de Madrid o de París… jugar en ligas diferentes… etc…

¡Hasta los precios de los productos básicos y el de los salarios son distintos!  ¡Y eso que Francia y España están formando parte de la Unión Europea!

Si uno se siente navarro… ¡Cuántas cicatrices, cuantas heridas escondidas salen a flote al visitar las tierras navarras de Ultrapuertos!
Y a pesar de todo.... ¡Qué gozada saber euskara y podernos entender los de aquí y allá en nuestro venerable idioma!
Y es que el euskara, junto a costumbres, deportes, danzas, mitos e historia, nos hace uno!