jueves, 25 de diciembre de 2014

Ujué. Nostalgias navideñas. Nochebuena en el corral.

A los que desde hace años peinamos canas, se nos agolpan los recuerdos nostálgicos en Navidad. 

Recuerdo aquellas navidades, años antes de que mi progenitor comenzara a ejercer de sacristán.  
Se acercaba la Nochebuena y en casa no había ni un duro. Mi padre me envió a cierta casa del pueblo a ver si le pagaban unos jornales que le debían desde octubre, por la vendimia...
Los de aquella casa, que se las daban de señorones, vinieron a saldar lo que le debían justo el día veinticuatro de diciembre y pudimos comprar un conejo, turrón y castañas para cenar.

Recuerdo aquellas otras navidades en que mi tía, la que me crió desde que murió mi madre, pasó su última enfermedad en el hospital.

Y recuerdo la nochebuena de otro año, mi padre y yo cenando solos.... Su soliloquio rememorando navidades aciagas...  
Entre las peores, aquellas que pasó en las trincheras cuando la guerra .... y el recuerdo de lo alto que tiró la lata de sardinas, única y esmirriada cena que les dieron en la noche de Navidad..

También recuerdo con tristeza y pena las ultimas navidades de mi padre, decrépito y enfermo, y aquel día de Reyes en que murió.....

                                         .................................

LAS NAVIDADES EN EL CAMPO.
Todos hemos oído a nuestros mayores como tuvieron que quedarse en el campo alguna que otra noche de Navidad.
En una charla con el también ujuetarra Gaudencio Remón, estuvimos recordando la costumbre de guardar fuego en la noche de Navidad para que se calentara el Niño. (Ver aquí mi articulo sobre subilaros y porrondocos que trata de esa costumbre)

Gaudencio recordó una poesía suya publicada en el libro "El Romancero del Campo" el año 2001 en que se recuerda una nochebuena pasada en el corral junto a un pastor.... 
Casi al final del poema se menciona la hoguera "para que seque la Virgen los pañales del Meón"

No me resisto a copiar el poema, que recomiendo leer con atención. 
Refleja la manera en que vivían los ujuetarras en todos y cada uno de los mas de doscientos corrales que había por el término municipal.

El relato de la circunstancia, y de lo cenado en esta nochebuena que Remón versifica, es muy parecido a los que muchos de nuestros antepasados nos contaban diciendo que alguna vez, y en estas fechas, tuvieron que quedarse en el corral, sin poder venir al pueblo.

UJUÉ. NOCHEBUENA EN EL CORRAL. 
Gaudencio Remón Berrade.

Belén nos trajo la nieve
Y nos asustó la voz.
Amaneció el veinticuatro
Blanco como un camisón,
La Virgen se fue de picos
El Romancero del campo
dedicado a Ujué.
Y el Niño nos la jugó.
¡Qué a destiempo la nevada!
¡Qué blanca desilusión!
En el corral nos quedamos
Todo quisque y el pastor.

Nochebuena, cenabuena,
Sobre candil y fogón,
Se arrinconaron tristuras
Y nadie la perdonó.
Sopas de leche de cabra,
Migas de sebo y sabor,
Culestro con miel ¿y vino?
Vuelta al aire el garrafón.
Almendrucos para postre,
Y entre tragos de arrebol,
La noche nos fue cubriendo
Con pesebre de mantón.

Dulce música de nieve
La luna del ruiseñor.
La paja vela los sueños:
Grandes hogueras de sol
Para que seque la Virgen
Los pañales del Meón.

Nochebuena, cenabuena
De cabrero y labrador.
El Niño que ya se duerme,
El Niño ya se durmió.
................