martes, 10 de junio de 2014

Ujue fue a La Blanca. Vinieron a Ujue el Apostolado de Olite y la villa de Pueyo.


Año 2014. Sábado y domingo 7 y 8 de junio. Pentecostés. Domingo de romerías a Ujué. El domingo de pentecostés es el que tradicionalmente viene la cofradía de los doce de Olite a Santa María de Uxue..

La villa de Pueyo también vienen este domingo  y anteayer se hizo presente ante la Virgen de Ujué aunque hasta hace unos años era el lunes de Pentecostés cuando solía venir.

Tenéis puntual información  de ambas peregrinaciones con extensa galería de fotos en la web de Ahorazonamedia. Com
 En este enlace sobre la peregrinación de Los Doce de Olite
 En este otro sobre la romería de Pueyo a Ujué.
……………..
ROMERÍA A SANTA MARÍA DE LA BLANCA 2014
Si son 18 pueblos los que vienen en romería a Ujué, los ujuetarras vamos en romería a Santa María de La Blanca la única ermita que queda en pie de las 20 que hubo en nuestro término municipal.

Desde hace unos años esta romería se fijó en el primer sábado de junio de cada año. Antiguamente se iba a La Blanca el lunes de Pentecostés.
El pasado sábado siete de junio se celebró una vez más esta romería. El tiempo acompañó durante todo el día lo que hizo que muchos ujuetarras lo pasaran en el campo hasta el anochecer.

En lo que a lo religioso concierne, el día comenzó con la salida en procesión desde la parroquia a eso de las siete y media de la mañana.
A las diez se celebró misa con la ermita repleta de gente. Luego a las doce y media  fue la despedida y un nutrido grupo de gente inició el regreso a pie hacia el pueblo.

A eso de las dos y media de la tarde se formó la procesión de entrada hacia el pueblo.
Que lo religioso terminase a esa hora no fue óbice para que  muchos ujuetarras permanecieran en los alrededores de La Blanca y que los que participaron en la procesión de regreso a  Ujué volvieran a la ermita para seguir disfrutando del día,  de los calderetes y de las costilladas que se hicieron en las inmediaciones.

EVOLUCIÓN DE COSTUMBRES EN LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS DE LA ROMERÍA A LA ERMITA DE LA BLANCA.

Hasta hace unos cuarenta años se iba entunicado y portando cruces a la ermita de La Blanca.
Tal como ahora, se salía del santuario de Ujué rezando el rosario hasta la Cruz del Saludo. La procesión la formaban  la cruz parroquial, un portador de un Cristo que solía ser alguien de la Cofradía de la Veracruz seguida por unos cuantos entunicados seguidos de los fieles vestidos de paisano. 

Tras una salve en la Cruz del Saludo se deshacía la comitiva hasta que a unos doscientos metros de la ermita se volvía a formar para entrar en procesión en aquel templo.
Claro que, aparte del modo tradicional de ir a pie, también había gente que iba en caballerías, carros o más tardíamente en tractores y remolques. La carretera de Uxue a Murillo el Fruto que pasa por La Blanca todavía no se había asfaltado.

Llegados los caminantes a las inmediaciones de la ermita, el alguacil del pueblo se ponía en el desvío de la carretera hacia La Blanca, e iba dando un duro (cinco pesetas) a cada uno de la procesión.

Las fotos que siguen son testigo  de la presencia de  gente con cruces junto a la ermita. En esta primera foto aparece un hombre con una cruz de madera al hombro. La foto es de los años cuarenta del siglo pasado.

Poco antes de la misa los auroros formaban corro a la puerta de la ermita, ahí en ese mismo lugar de la foto, y cantaban aquella vieja aurora que dice: 

Prodigiosa Virgen de la Blanca
Hoy los descendientes de tu población
Te visitan muy regocijados
Haciendo una grande conmemoración
Del tiempo que hubo
Moradores en estas montañas
Hasta el día grato de su translación.

Ermita de La Blanca Uxue. Foto años 40. Niño con cruz penitencial
Luego tras la misa que era a eso de las nueve,, los ujuetarras se reunían y se reúnen en grupos por las inmediaciones para dar buena cuenta de sus almuerzos…

Antaño, y tras los almuerzos, el ambiente festivo se hacía patente en corros de gente cantando aquello de “que la quiero ver bailar saltar y brincar”… o aquel otro de “que pase de mano en mano el ron y la botella”…

En aquellos tiempos la fiesta profana acababa a eso de las doce pues había que regresar… Ahora la fiesta prosigue, y si el tiempo acompaña son numerosas las cuadrillas y las familias que aprovechan para pasar un buen día de campo en las inmediaciones aunque haya gente que vaya a nutrir la entrada procesional al pueblo para volver de nuevo al campo.
……………….
Aunque hoy en día la mayoría vamos  a la ermita en nuestros vehículos, el pasado siete de junio fueron unos cien ujuetarras los que lo hicieron a pie y medio centenar los que salieron hacia Ujué a las doce y media, tras la  despedida religiosa en la ermita.
Como hemos dicho la llegada a la ermita se hacia procesionalmente y procesionalmente se salía  de la ermita hacia el pueblo.

LA PROCESIÓN DE REGRESO DE LA ERMITA Y ENTRADA AL PUEBLO.
Hoy solo se realiza la salida procesional desde Ujué hasta la cruz del saludo y el regreso haciendo procesión desde la bodega cooperativa hasta la parroquia de Ujué
En tiempos, la Cofradía de San Isidro esperaba junto a la bodega cooperativa  con el santo en andas a los vecinos que habían ido a la ermita. 

Actualmente la procesión de entrada es, entre espontánea y tradicional, a la misma hora más o menos: a las dos y media de la tarde.

Hará unos veinte años que don Fermín Gurpegui, párroco de Ujué, ordenó hacer una copia de la imagen de La Blanca para que estuviera permanentemente en la ermita y la original se guardase en Uxue.
Desde entonces la imagen original vuelve a la ermita el día de la romería y se vuelve a traer al pueblo a una con la procesión de retorno.


Es la cruz parroquial la que encabeza la procesión junto a la imagen de La Blanca portada en brazos por una persona. En la foto de finales de los 90 o principios de los 2000, la persona portadora y la Virgen de La Blanca se ven en el ángulo inferior derecho.

Hoy en día, la procesión de entrada en Uxue se hace igual. La cruz parroquial y la Virgen abriendo  camino. Detrás un nutrido grupo de fieles con predomino femenino. 
En el trayecto se cantan canciones dedicadas a María: "Viva la virgen nuestra patrona"... "Las flores las flores mas lindas".. etc .


El peso de la imagen es de unos diez kilos por lo que son varias personas las que se van relevando para llevarla hasta  la iglesia.





Una vez en la iglesia de Ujué se canta el Adiós Reina del Cielo entregando la imagen de La Blanca en manos del párroco para que la guarde hasta el año que viene..