sábado, 1 de junio de 2013

Sábado 1 de junio del 2013. Uxue peregrinó a La Blanca

Hoy sábado 1 de junio del 2013 hemos ido  de romería a La Blanca. He llegado con tiempo de sobra  y  doy un paseo por los alrededores de la ermita saludando a la gente que va llegando.
Durante el paseo vienen a mi mente  mil recuerdos de infancia  que me hacen rememorar  romerías a  esta ermita de aquellos ya lejanos tiempos. De pronto, casi de improviso, el volteo de la campana de la ermita me hace dar un salto en el tiempo:

Fue en 1988 cuando se construyó ese humilde y rustico  campanil para que poder alojar esta  misma campana que en este mismo momento llamaba a entrar en la ermita  pues la misa estaba a punto de comenzar.


Y recuerdo  aquel pequeño reportaje que Jamba, el corresponsal de  Tafalla que escribía para el Diario de Navarra,  contando la colocación de esa campana días antes de la romería de 1988.
Ahora, días antes del día de La Blanca se sigue llevando y colocando ahí esta campanica porque  es de quita y pon. Además, veo y compruebo que para hacerla voltear se utiliza la misma cuerda y  la misma cadena que  menciona Jamba en su articulo de  hace 25 años que os copio a continuación.


LA CAMPANA DE  LA ERMITA DE LA BLANCA DE UJUÉ. 


Días antes de ir en romería a la ermita de La Blanca de Ujué  se coloca la campana en lo alto. Foto de 1988.

Sin lugar a dudas que la campana de la ermita ujuetarra de «La Blanca», es una campana de quita y pon que solamente permanece un día —el de la romería— colocada en la pequeña espadaña que la sustenta «porque de otra manera—intuye Fermín Gurpegui el párroco de Ujué y un grupo de feligreses— se la llevarían cualquier día y no podría sonar en el de la romería».
El día de Corpus, la tarde, calurosa y, cosa rara en la sierra ujuetarra, sin un hálito de viento, invitaba al paseo y a la contemplación, desde tan privilegiado mirador, de la orografía de media Navarra y buena parte de Aragón.

 Imagen de la Virgen Blanca
Acompañando al cura párroco de Ujué y a un grupo de sus feligreses, llegamos a la ermita de Nuestra Señora de la Blanca para colocar en su sitio la pequeña campana que habría de repicar en su vaivén el domingo siguiente, en la romería que celebran los vecinos de Ujué a esta ermita de «La Blanca», como la llaman popular y cariñosamente.
La fábrica de la pequeña ermita, un rectángulo de (13 x 6 m.) es de piedra revocada y a su interior se accede por una pequeña entrada con portada de arco abocinado que tiene esculpidos, entre otros simbolismos, el sol y la luna.
La pequeña nave, lo único que contiene es un altar, viejo y un tanto destartalado, en cuya parte central se halla una casi minúscula imagen de la Virgen Blanca, tallada en madera, y que sustituye a la origina! de alabastro que está guardada a buen recaudo para evitar tentaciones imagineras, que no imaginarias.
A la izquierda de la imagen, una talla en relieve representa la anunciación del Ángel a Nuestra Señora y tiene, en la parte superior derecha, una paloma simbolizando el Espíritu Santo.
Y a la izquierda de la Virgen, otro cuadro de talla en relieve presenta los desposorios de María y José.

Colocación de la campana
Colocar la pequeña campana en su campanil de piedra, fue todo un número circense. Para izarla hasta el tejado, hubo que empalmar con cuerdas dos tramos de escalera, y como la operación salió bien, se celebró luego probando su funcionamiento, tirando de una vieja soga que estaba empalmada a su vez con una aún más añosa cadena. Mientras tanto, tres o cuatro parejas de personas mayores, permanecían en ropas menores tomando el sol y admirando los equilibrios funambulescos que hacía el ocasional campanero para dejar el tejado y echar pie a tierra.
---------------

Breve crónica de la romería a La Blanca del  2013.
Sábado 1 de junio del 2013. Uxue ha ido en peregrinación a la ermita de la Virgen de la Blanca. Esta es la única que nos queda en pie y con tejado de un total de al menos 20 ermitas que hubo en todo nuestro término municipal. Para saber cuales eran pinchar aquí.
En 1802 solo quedaban seis ermitas en Uxue. Ahora, la de San Miguel que está en ruinas y ésta a la que venimos hoy. Antiguamente se venía en procesión a Santa Maria de la Blanca el lunes de Pentecostés pero últimamente el día ha quedado fijado en el primer sábado de junio.

A las ocho menos cuarto ha salido de la parroquia un nutrido grupo de feligreses rezando el rosario para dirigirse a pie hasta la ermita distante nueve kilómetros del pueblo.
A las diez de la mañana, con la ermita llena de fieles se ha celebrado la misa. A eso de las doce la despedida y a las dos de la tarde entraba la procesión de  regreso al pueblo. En el intervalo y durante todo el día la gente se ha juntado en variados grupos para preparar sabrosas costilladas. El tiempo no ha acompañado en cuanto que el día ha sido ventoso, aunque no ha llovido.
La mayor parte de los asistentes a la ermita han regresado al pueblo mas temprano que otras veces.  Las comidas que en otros años se  suelen hacer en el campo  se han tenido que trasladar a los diversos txokos y sociedades del pueblo.
.........................
El amigo Chema Ayesa sacó 116 estupendas fotos  en la ermita. Pinchando aquí las podreis ver en su página.
........................