viernes, 28 de diciembre de 2012

Ujué, el fraile del péndulo y el pozo de Txutxu.

El texto que subo hoy al blog no es una inocentada aunque lo parezca. Quizás los uxuetarras de esta historia pecaron de cándidos e inocentes pero el hecho es verdadero. Ocurrió, lo oímos contar a nuestros padres y todavía hay gente en Uxue que fue testigo de los hechos que aquí se van a relatar.

 Al fondo, a la izquierda de la foto, el alto de Sutxu o Txutxumendi, a la derecha Ujué.
El alto de Sutxu, Txuxu o Chuchumendi que con estos nombres se conoce en la comarca, es el punto más alto del término municipal de Uxue. La cima está a 932 m. sobre el nivel del mar y es frecuentado por paseantes del pueblo, caminantes que suelen hacer la travesía desde el alto de Lerga a Ujué y montañeros que vienen por la sierra de Guerinda desde Tafalla.

Desde hace unos años, un parque eólico corona este lugar. Las pistas que se hicieron para la colocación de los molinos de viento y su posterior mantenimiento permiten subir hasta lo más alto en coche o en bicicleta de montaña.

A pesar de las pistas y de la instalación de este parque, la naturaleza va recuperándose ocupando antiguas fincas de labranza con vegetación silvestre en la que la encina y el roble van ganando terreno con su parsimoniosa y pacienzuda lentitud.
Casi en la cima del alto, en una pieza llamada de Goyén, y al lado de una antigua cabaña, todavía se nota un hueco, una leve depresión en el suelo, que casi ningún montañero o cazador que pase por allí sabrá advertir.

EL AGUA DE  TXUXU.

A finales de la década de los 40, un fraile pasó por Uxue convenciendo al personal de un presunto poder que él decía tener. Y ese presunto don era, según pregonaba, que con la ayuda de un péndulo podía determinar por donde pasaba cualquier corriente de agua y dónde era el lugar adecuado para excavar un pozo para sacarla y aprovecharla.

En aquella época no había agua corriente en las casas de nuestro pueblo y los ujuetarras se abastecían del agua de lluvia recogida en el el aljibe de la iglesia y en los pozos que había en algunas casas. El agua potable debían acarrearla de la fuente de Aitzandieta o de la de Turtumbera que se encuentran en los barrancos del mismo nombre debajo del pueblo.

El fraile del péndulo llegó a Ujué en el momento preciso en que había dineros y las autoridades estudiaban la manera más económica de traer el agua corriente al pueblo y hacerla llegar a cada casa. 
Como la gente de Ujué era mucho católica y lo que decían los frailes iba a misa, creyeron en el frailico que comenzó a andar con su pendulico “puaquí y puallá por tól término municipal" buscando una fuente que hiciera venir con el menor gasto posible el agua a Ujué.

Por lo visto el pendulico marcó siempre hacia el suelo, siguiendo como todo cuerpo pesado la ley de la gravedad, y no se le ocurrió balancearse ni hacer ningún movimiento raro hasta que casi llegaron a la cima de Chuchu casi cien metros más alto que el mismo Ujué.

El fraile alborozado comenzó a exclamar ¡¡Aquí, Aquí !! a los que le seguían......Y parándose a diez metros bajo el mojón de la txoma (cima) del Txuxu, dijo con voz alta y solemne que allí había que cavar, que su péndulo detectaba que allí mismo había agua suficiente como para abastecer a uno y cien pueblos.

La euforia se contagió en todos los acompañantes del frailico. El ayuntamiento contrató a varios mozos para horadar un pozo hasta donde estuviera el agua.
Es más: el alcalde encargó la tubería necesaria para llevar el agua hasta Ujué que está unos tres km en línea recta y a menor altura.
Gracias al desnivel, el agua que saldría del pozo iría ella solica, por su propio pie (sic), hasta Ujué...¡solo con el gasto de hacer el pozo y poner las tuberías!

Y comenzaron los trabajos.. Y en ello llevaban ya no se cuantos días …Habían avanzado tanto que dos mozos se encargaban de cavar en el hondón del pozo y otros dos de subir la tierra por medio de unas cestas y una polea. El pozo crecía y crecía en profundidad. …

Pasó más tiempo...A los mozos les daba igual encontrar agua o no.. La cosa iba bien mientras tuvieran trabajo y ganaban unos jornales..
Lo malo era que por las tardes en el pueblo, cuando salían a la calle a tomar la fresca o iban al bar, tenían que aguantar las chuflas de los vecinos que ya empezaban a dudar de la eficacia de los peones, de los péndulos, pozos, frailes y gente ensotanada en general.
Los del ayuntamiento también empezaban a mosquearse… pero no había manera de encontrar al frailico que vete a saber por qué pueblos andaba ahora.

Así que un buen día la corporación fue hasta donde estaban haciendo el pozo. Los cuatro mozos seguían trabajando…
El alcalde, asomándose a la boca del pozo que ya tenía unos quince metros de hondura, voceó a los de abajo: “¿Hay agua u quéee?”
A lo que José Mari, alias El Chino, respondió desde el fondo rápido y veloz .. “Siiii... ¡Aquííí.... en el ralloooo!” mientras levantaba el botijo con sus brazos.

Todos rieron menos el alcalde al que le dio un perrenque de ira tal, que los demás callaron espantados. De inmediato mandó que no se cavara ni un tolmo más.
Los peones necesitaron unos cuantos días para llenar el pozo con la tierra que habían sacado y echaron ramas alrededor “pa” que nadie se acercara.

Se dice que a partir de entonces hubo en Ujué una especie de pacto de silencio, de no mencionar el tema nunca jamás, ya que los mandamases quedaron tan en ridículo que explotaban a la menor mención .... Fijaros que hasta el nombre del frailico se olvidó…
...................

miércoles, 26 de diciembre de 2012

El 24 de diciembre del 2012 Olentzero llegó a Uxue

Ujué de casa en casa

Ba dira zenbait urte Olentzero etortzen dela Uxuera. Aurten ere etorri zen  ta Tafallako errebista digital baten  periodista bertan egon zen.
...............

Desde hace unos años se ha hecho tradición que Olentzero venga a Uxue  Este año no faltó a la cita.  Y el muñeco...¡ se convirtió en persona!
La gente de Ujué lo acompañó por todo el pueblo descansando junto a varias casas donde sacaron chocolate, castañas, refrescos y caldico caliente.
Testigo de todo ello son las fotos que os propongo ver. Una periodista de Ahora Zona Media  , diario digital de la comarca, estuvo cubriendo el evento y sacó 63 hermosas instantáneas durante todo el recorrido. Si queréis ver dichas fotografías  no tenéis mas que pinchar aquí 

Ademas, si pincháis en este otro enlace  encontrareis  reportajes de Olentzero en  los otros pueblos de la comarca.
.............

lunes, 24 de diciembre de 2012

El huerto de las niñas y niños de la escuela de Ujué.


Hoy, 24 de diciembre, al igual que otras veces,  me he conectado al blog del colegio de Ujué. Y enseguida he sentido la necesidad de escribir algo. Porque los trabajos que los niños del colegio acaban de subir a su blog merecen un aplauso y merece la pena que su experiencia  se conozca lo más ampliamente posible.

El colegio público de Uxue lucha por su pervivencia pues el número de alumnos es tan reducido que curso a curso se teme que la escuela pueda desaparecer. Afortunadamente siempre hay seis o siete niños que aseguran la pervivencia de la escuela en nuestro pueblo.

Y para que envidien los que se marcharon del pueblo diré que a estos niños y niñas los atiende un profesor de inglés, otro de euskara,  otro que les da música, un profesor de educación física además de la maestra directora del centro Esther Leza que es el alma mater de todo (seguro que me olvido de algún profesor o profesora mas).

Veréis que aunque haya  gente que al hablar de Ujué diga que nuestro pueblo es un sitio áspero para vivir, la experiencia escolar demuestra que es un sitio donde se aprende mucho mejor que en prestigiosos colegios de la gran ciudad.
La experiencia educativa que tienen y demuestran nuestras niñas y niños nos enorgullece a los ujuetarras. Y nos alegramos de vivir aquí con ellos y nos alegramos de sus éxitos y  del profesorado tan bueno que tienen.

El motivo de mi alegría de hoy son los últimos capítulos subidos al blog del colegio donde los niños hablan de su experiencia en el huerto que tiene allá donde la escuela, de lo que allá plantaron, del  gusano que encontraron en el maíz, de cómo  lo pusieron en tierra y lo fueron viendo hecho crisálida…

Han subido su experiencia de como recogieron las cebollas de su huerto.. y la explican en Youtube en euskara,…cosa que me ha emocionado:

 

Explican cómo fue la siembra, crecimiento y cosecha del maíz… como hicieron  palomitas.. Y en  el siguiente  vídeo los vemos preparando talo:

 

Vaya desde aquí mis felicitaciones a todos ellos. Y pido a quien esto lea que vaya al blog del colegio. Solo hace falta pinchar  aquí.
Tras leer y ver lo que los niños y niñas cuentan que es variado, bonito e interesante, os pediría que les enviéis vuestros comentarios.
............
Podéis acceder al guión de una charla que dio Esther en Pamplona en mayo pasado en formato PDF. En la presentación  se dan  a conocer a grandes rasgos como fue la experiencia del huerto de la escuela desde el año 2009 hasta esas fechas. Solo tenéis que pinchar en este enlace para descargarlo.
..........

jueves, 20 de diciembre de 2012

Uxue, navidades 2012-2013.




PROGRAMA DE ACTOS A CELEBRAR EN UXUE CON MOTIVO DE LAS NAVIDADES 2012.

21 de DICIEMBRE.
A las 18´30 horas, representación teatral del cuento "Los duendecillos y el zapatero" en el Colegio Público. El cuento está adaptado en el Uxue del siglo XIV con diálogos elaborados por los mismos alumnos. 

24 de DICIEMBRE.
A las 18´30 desfile del OLENTZERO con sus porteadores, antorcheros trikitixa y txistularis. Se harán descansos en el trayecto para degustar chocolate, turrón, castañas y caldico caliente en varias casas del pueblo.

5 de ENERO.
Hay quien dice que este año volverán a oírse las esquilas por las calles, que saldrán los niños a hacerlas sonar para que los reyes las oigan y vengan a Ujué. 

A las 18,30 horas, Belén viviente en la plaza. Tradicional cabalgata de Reyes con llegada a la plaza ante el palacio de Herodes..
Seguidamente ofrenda en el Portal, bienvenida en el Ayuntamiento y reparto de regalos a los niños y niñas.

En el bar Villar se pueden adquirir boletos para la rifa de una cesta rellena de productos navideños como primer premio ademas de otros dos importantes premios más que se sortearan tras la recepción de los Reyes en el ayuntamiento.. El número se vende a 0.50 €. De haber beneficio éste se destinará para sufragar los gastos de organización de la cabalgata.
................
Desde hace años, los jóvenes de Ujué toman la iniciativa en la organización del  Misterio de Reyes y Belén Viviente, que la localidad representa la tarde del día 5 de enero.
Un total de 18 personas de varias edades se meten en la piel de Herodes, su soldado, el ángel que avisa a los reyes, los Reyes Magos, los pajes, los antorcheros y los pastores.
Además, el último niño o niña nacido en la localidad representa al niño Jesús y sus papis a la Virgen y a San José. En esta ocasión serán encarnados por Idoya Goyén, Rubén Sáchez y el segundo hijo de ambos Joseba Sánchez Goyén.
...........

OTROS CAPÍTULOS DE AMBIENTE NAVIDEÑO ESCRITOS EN ESTE BLOG:



UXUEKO OLENTZERO 2008:






Lerro hauen bidez eguberri zoriontsuenak ta 2013 urte oparoa desiratzen dizkizuet bihotz bihotzez.

Os deseo unas buenas navidades y un prospero 2013..a pesar de la que está cayendo....Ojalá que los que nos fastidian la vida con tanto recorte se atraganten y no reciban ni carbón...  ¡Hale!.





domingo, 9 de diciembre de 2012

Frases escritas por eruditos visitantes de Ujué, convertidas en tópicos sobre nuestro pueblo.

La palabra tópico se aplica a la opinión, idea o expresión que se usa y repite con mucha frecuencia. Una opinión o expresión publicada repetidamente y sin contrastar no garantiza que lo que se diga en ella sea cierto.
 ---------
Hay tópicos sobre Ujué, que se citan y se repiten hasta saciedad solo por haber sido escritos por insignes y eruditos personajes.
Hoy hablaremos de Juan Iturralde y Suit, Arturo Campión y Julio Caro Baroja que tras visitar Uxue por primera vez pusieron por escrito sus impresiones sobre nuestro pueblo y del uso posterior que se ha dado a esos textos por otros escritores, periodistas y publicistas incluso en la actualidad.

La influencia del clima y el paisaje en quien visita Uxue por primera vez.
El que llega a Ujué por primera vez se llevará un recuerdo que, aunque verdadero, será totalmente distinto según que época del año nos haya visitado.
No es lo mismo visitar Uxue cuando amanece o cuando anochece.
No es lo mismo visitar Uxue cuando las "boiras" lo envuelven o cuando aquí arriba está despejado y las nieblas están dominando valles y hondonadas.
No es lo mismo venir a Ujué cuando el zuño (calima) hace imposible ver el paisaje que desde aquí se puede divisar o cuando el día sale limpio, luminoso, el cielo azul y podemos ver como limite los Pirineos, la Cordillera Ibérica y cientos de km a la redonda con extraordinaria nitidez.

No es lo mismo visitar Uxue cuando las lluvias otoñales o de primavera han hecho reverdecer el paisaje o cuando los hielos del invierno tiñen los campos de un tono cenizoso o cuando los calores de agosto hacen amarillear todo.
No es lo mismo venir a Uxue el día en que el cierzo ruge o en días de calma.
No es lo mismo conocer Ujué en un día corto y frío de invierno o en un largo día de verano.

No es el mismo Ujué cuando en invierno merma en habitantes o cuando los ujuetarras que viven en la diáspora vuelven con sus familias en semana santa, romerías, puentes festivos, vacaciones y fiestas patronales.

Estaréis de acuerdo en que si un escritor pasa sus vivencias a papel tras visitar Ujué por primera vez, el texto final puede quedar influenciado por cualquier circunstancia de las que anteriormente he mencionado.
Algo de eso pudo ocurrirles a los escritores que mencionamos hoy pues lo metereológico está implícito en las descripciones de al menos dos de ellos.

VISIÓN DE UJUÉ PROPAGADA POR  JUAN  ITURRALDE Y SUIT.
“Recuerdos de Ujué”, que así se llama el opúsculo del señor Iturralde y Suit, se publicó en 1885.
 La visión de Uxue que difunde, llena de hipérboles y románticas pinceladas, está escrita con evidente maestría y por ello ha sido causa de que posteriores escritores hayan recurrido a ella para describir nuestro pueblo.
A continuación reproduzco el inicio del citado trabajo:
………..
RECUERDOS DE UJUÉ
(Texto tomado del opúsculo titulado  “Recuerdos deUjué”  de Juan Iturralde y Suit.)

Juan Iturralde y Suit 1885.
A mi queridísimo y respetado amigo el Excmo. Sr. D. Pedro de Madrazo.

"Si el viajero que recorre las fértiles y risueñas campiñas de la Ribera de Navarra, o las tristes comarcas cercanas a las Bardenas, fija su vista en la línea de montes que limita unas y otras hacia el N., podrá distinguir, descollando entre las escabrosidades de la sierra, un pico de severo y rudo aspecto, que ostenta sobre su descarnada cumbre un robusto edificio almenado, en torno del cual se extienden grupos de humildes casas que parecen derrumbarse por la rápida pendiente donde se hallan enclavadas.
Estas constituyen la villa de Ujué; el grandioso monumento que las protege es el célebre templo de Santa María.
Ujué es poco conocido fuera de Navarra; perdido en las soledades; sin ríos que le den frescura; sin árboles que le presten sombra; con un clima brusco y extremado; sin más movimiento ni otra industria que la agrícola de la localidad, elévase sombrío y silencioso sobre su inmenso pedestal de roca, como reposa el Ibis legendario sobre las pirámides.

Su aspecto, triste con la tristeza de la ruina, está impregnado, como ella, de la poesía del recuerdo, existiendo entre pueblo y campiña notable analogía; colinas peladas en su mayor parte y casi exhaustas de vegetación arbórea; barrancos donde quizá serpearon riachuelos cuando aquello fue selva, y en los que hoy sólo se encuentran piedras; jarales bravos donde se oculta abundantísima caza; yerba finísima y aromática, pero de matices polvorientos como una alfombra raída; arbustos retorcidos por el huracán, todo es allí rudo, melancólico y severo.
Las casas de Ujué son del tono quemado de la tierra; sus calles tortuosas y de una pendiente inverosímil, están empedradas con cantos a los que el uso y la corriente de las aguas llovedizas han dado completo pulimento, y en aquellas vías desiertas penetra el viento con violencia espantable; azota furioso las pobres viviendas, y lanzando bramidos de inusitada resonancia y quejumbrosas voces, parece relatar tristes memorias.
Esa es la impresión que nos produjo el aspecto de Ujué cuando, hace algunos años, lo visitamos por primera vez."
………….
No me digáis que al leer los anteriores párrafos de Iturralde y Suit no os ha recorrido un escalofrió pensando que lo que describe es un lugar terrible e inhóspito y no nuestro pueblo.

Alguien que no conozca Ujué y haya leído a Iturralde y Suit puede llegar a creer que nuestro pueblo es un lugar aislado y solitario en medio de una abrupta sierra, que está a muchísima más altura de lo que está y que sus calles son mucho mas pendientes y tortuosas que lo que son en realidad.

Ese lector desconocedor de Uxue también podría deducir que en 1885 nuestro pueblo estaba deshabitado ya que al hablar de sus calles se lee que "en aquellas vías desiertas penetra el viento con violencia espantable" cuando entonces Ujué tenia unos 1.200 habitantes y normalmente sus calles debían estar rebosantes de vida.
Y ya que menciona un "viento con violencia espantable"....¿Es que acaso el señor Iturralde vino a Ujué en un día de cierzo, de esos que solemos tener, y todos los habitantes del pueblo estaban refugiados en sus casas?.   
De todas maneras, las descripciones que Iturralde y Suit dio sobre Ujué tuvieron su resonancia. Tanto, que son las que más se han citado por otros escritores en la posteridad para describir nuestro pueblo...¡A veces hasta sin haberlo visitado!

Una perspectiva de Uxue que no coincide con el tópico mas repetido.

El plagio de una frase de Iturralde y Suit sobre Ujué, convertida en tópico.
Para demostrar lo dicho ahí va un ejemplo: Fijémonos en esta frase del señor Iturralde: “perdido en las soledades; sin ríos que le den frescura; sin árboles que le presten sombra”.

Vayamos a la página de Turismo de Navarra: y leeremos que al hablar de nuestro pueblo comienza su enunciado con estas palabras: Perdido en lo alto de una meseta, sin ríos que le refresquen ni árboles que le cobijen, embriagado por una aparente soledad se alza Ujué…. 
Vemos claramente que han alterado un tanto la frase original del texto de Iturralde y Suit con el agravante de poner que Ujué está en lo alto de una meseta cuando donde está es en lo alto de una montaña.



¿Que si están acertados en lo de no refrescarse? Estamos en un alto, bien ventilados, y las calles estrechas de un pueblo medieval como Uxue son sombra y frescura en verano.
¿Que si están acertados en lo de de los arboles?.... Pues ahí van las fotos para que lo averigüéis.


Hagamos otro experimento: Pongamos la frasePerdido en lo alto de una meseta, sin ríos que le refresquen ni árboles que le cobijen”  en Google
El resultado es éste (pinchar para ver). Comprobamos que esta frase, burdo plagio de la de Iturralde y Suit, está reflejada aproximadamente 4460 veces en otros tantos sitios Web que la repiten como loritos "promocionando" Ujué o contando visitas que algún navegante hizo a nuestro pueblo.
……………………………………

UNA  VISIÓN DE UJUÉ PERCIBIDA EN UN DÍA CLARO: 
LA DE ARTURO CAMPIÓN.
Arturo Campión en su obrita  "Olite en Ujué” cuenta  su participación en una de las peregrinaciones que se hicieron cuando las celebraciones del milenario de 1886 ( la que el antiguo Erriberri hizo a Uxue el 9 de mayo) y cuenta así su primera impresión al llegar a la vista de nuestro pueblo:

"Las siete y media de la mañana serian poco más o menos, cuando los romeros comenzaban a llegar a la cruz de piedra esculpida que se alza como a un cuarto de hora de Ujué. Por las tortuosas encañadas de aquellas áridas y secas montañas venia avanzando la muchedumbre en grupos más o menos nutridos.(... ) 

(... )“En la cima del enhiesto monte, colgado por las abruptas pendientes, como si fuese a rodar a los abismos, aparece Ujué: una torre almenada lo corona; parece de una torre feudal, de una fortaleza de la Edad-Media; pero no... el volteo de las alegres campanas que lanzan sus clamores desde ella, revelan que aquel edificio es la iglesia.(... )

(.... ) Desde la parte más elevada de la meseta de Ujué y desde la elevada torre fuimos algunos a lanzar una mirada de amor, a la vieja y gloriosa tierra nabarra. ¡Qué inmenso, qué inenarrable espectáculo!
La grandiosa llanura de la Ribera perdiéndose en la llanura aragonesa; tan ilimitadas ambas, que parecían el mar; el gigante Moncayo, las azuladas sierras de Soria, de Burgos y de Bizcaya por un lado; de otro los montes de la merindad de Estella, Monte Esquinza, el bravo Montejurra, como un centinela, las estribaciones de la sierra del Perdón y de Alaiz, las alturas del Carrascal, el gallardo cono de la Higa de Monreal por otro; en distinta dirección, el curso del Aragón, á su izquierda la sierra de Leire, más grande por los recuerdos y las glorias que albergan sus repliegues que por su ingente mole, la Foz de Salvatierra, colosal portillo abierto en la roca viva, y por encima los salvajes montes de Aezcoa y Roncal, la blanca línea de las nieves casi perpetuas, la sucesión de picos escalonados desde el Pirineo Basco, Orhy, Ainie, Sumport, el Vignemale, los gigantes de piedra y nieve, los puertos de Canfranc, de Jaca, y al alcance de nuestra mano, como quien dice, los riscos escuetos de Sos, las desiertas asperezas de la sierra de Peña."
…………
Leyendo a Campión podemos pensar que el día que le tocó venir a Uxue fue uno de esos espléndidos, limpios y maravillosos en que se puede disfrutar de la mejor y más amplia visión panorámica.

Un ujuetarra detectará enseguida donde están las hipérboles, las exageraciones literarias de Campión, sobre todo al leer lo de tortuosas encañadas, abruptas pendientes y abismos en los que se puede caer rodando. También podemos advertir algún pequeño error geográfico en lo que Campión cuenta divisar desde la torre de Ujué.
……….
LA VISIÓN  DE  JULIO CARO BAROJA Y LA DE UNA PERIODISTA.
En un post anterior mencioné un artículo aparecido en el Gara el día 2 de diciembre del 2012. (Ver aquí
La periodista encabezó su trabajo con la siguiente frase:
"A 815 metros de altitud, Uxue es un asentamiento áspero para las personas".

La visión de la periodista es afín a la opinión de Caro Baroja que en su obra “Etnografía Histórica de Navarra” (1972) dice que Ujué “…es un asentamiento áspero para el hombre… ….Pero en otros tiempos, como atalaya del viejo reino de Pamplona (anterior a Navarra), se explica que tuviera significación primordial, como clave frente a las tierras próximas, dominadas por los árabes y muladíes que se divisaban desde la altura”…..
                  ..........
Al leer este pequeño párrafo parece como si Julio Caro Baroja hubiera querido resumir todas las hipérboles de Iturralde y Suit y de Arturo Campión en una sola frase: "Ujué es un asentamiento áspero para el hombre"

Si con lo de "asentamiento áspero" se refiere a lo físico, al terreno donde está nuestro pueblo, cualquier ujuetarra dirá que es una exageración.

Si la frase se hubiera referido a la asperidad del vivir cotidiano parecería más adecuada, pues hasta hace cincuenta años que es cuando nos visitó por primera vez el señor Caro, todavía se trabajaba el campo -mula y arado, azada y laya, hoz y zoqueta- hasta el último metro cuadrado de cualquier espuenda. 
Pero el tipo de agricultura que en tiempos hacía áspera la vida de los ujuetarras, lo que hacia extremadamente dura la vida en los corrales de nuestro pueblo, ya es historia. Ya no existe.
Lo más inaccesible, lo más costoso de trabajar para el campesino de antaño, va siendo ocupado  con su lentitud natural por el bosque autóctono que se va desarrollando felizmente en muchos lugares de nuestro término municipal. 
Cuando la visita del señor Caro Baroja ya teníamos agua corriente en todas las casas cuando todavía quedaban muchos pueblos en Navarra que no la tenían...

Pero como queda bonito citar a Caro Baroja al hablar de Ujué, todavía vemos que alguien utiliza aquella frase suya para decir que “Uxue es un asentamiento áspero para las personas”. 
Cualquiera que lea esta aseveración y no conozca Uxue creerá que quienes aquí vivimos somos estoicos héroes resistentes a todo, y un poco masoquistas.
,,,,,,
En resumen: Con estas cavilaciones he querido demostrar que alguna de las aseveraciones que hicieron estos tres ilustres viajeros que pasaron por Ujué, todavía se siguen empleando desacertadamente, en bastantes ocasiones.
………..



domingo, 2 de diciembre de 2012

Un reportaje periodístico sobre Uxue.

Hoy, domingo día 2 de diciembre del 2012, han aparecido dos reportajes en el periódico Gara. En ellos se habla de dos poblaciones que han tenido diferente evolución demográfica: Irura en Gipuzkoa y Uxue en Navarra. Irura ha ido de menos a más habitantes y Uxue de más a menos.

Lo que mas me ha llamado la atención sobre el reportaje sobre Uxue (entrevistan a nuestro paisano Gaudencio Remón) es la visión melancólica, quizás triste y sombría, con que se refleja la realidad actual de nuestro pueblo, mezclada con la añoranza de unos tiempos pasados en que fuimos más. En general tengo que confesar que el articulo resulta interesantísimo y muy ameno de leer. 

Tengo que puntualizar que somos alrededor de 100 personas las que vivimos cotidianamente en Uxue. Y tengo que decir que para uno que vive permanentemente en el pueblo, el día a día quizás no sea tan triste y pesimista pues, entre otras cosas, los que vivimos aquí lo hacemos con todas las comodidades que pueda tener una vivienda de la ciudad. 

En Uxue es imposible sentirse solo como mucha gente en la gran ciudad. En los pueblos nos tratarnos como si fuéramos una gran familia. En un pueblo como Uxue se sabe disfrutar y compartir las penas y alegrías en común. Las penas de cuando muere alguien y las alegrías de cuando nace algún niño o de cuando se casa alguien, por poner unos ejemplos. 

Ya que hemos mencionado a los niños, nos sentimos orgullosos de los de Uxue, de sus profesores, de las actividades escolares que desarrollan, de los numerosos premios que han recibido por sus trabajos.. y disfrutamos con ellos en las fiestas y escenificaciones que preparan antes de Navidad, en el día del libro y en carnavales...

El artículo dice que hace 40 años no ha nacido un niño en Ujué…. ¡Claro!... Desde hace unos cuarenta años todos los niños de Navarra nacen en la maternidad, en Pamplona.. Pero los niños que hay en la escuela son de Uxue.

Hoy en día no vivimos encerrados en el pueblo como antaño.. Hacemos más vida de comarca...Hay comarcanos que suben diariamente a trabajar,.. o a visitar a familiares o amigos, a la iglesia, o a comer en alguno de los tres restaurantes de Uxue.

La cooperativa cerealista está integrada con la de la Valdorba... la vinícola con Olite y Pitillas...Vamos a Olite o Tafalla a las compras... Los jóvenes van a sus estudios a la escuela comarcal, al instituto comarcal, o a la escuela laboral .
La industria comarcal también acoge a trabajadores de Ujué.. Los adultos frecuentamos el polideportivo y las piscinas climatizadas de Tafalla que está a quince minutos en automóvil....sin dejar de vivir en el lugar que nos gusta: El Uxue de siempre.
Mientras, en Pamplona necesitan más tiempo que en Ujué para llegar a la escuela, al instituto o al trabajo.
.....
No me alargo mas en este preámbulo. Es hora que leáis el reportaje que ha motivado mis anteriores cavilaciones. Si queréis leerlo directamente del Gara solo tenéis que pinchar en el siguiente encabezamiento:


A 815 metros de altitud, Uxue es un asentamiento áspero para las personas.



Maider IANTZI



Con 220 habitantes censados, pero con solo 50 o 60 personas viviendo en el pueblo en el día a día, Uxue representa el contrapunto de Irura. La media de edad de vecinas y vecinos es de 55 años y hará cuarenta años que no ha nacido un niño. Con una altitud de 815 metros, es un asentamiento áspero para el hombre, tal como escribió Julio Caro Baroja.


La llegada a esta localidad de la zona media oriental de Nafarroa es un viaje en el tiempo, ya que su carácter medieval y defensivo ha permanecido indemne hasta hoy. El uxuetarra Gaudencio Remón Berrade la describe como una zona árida, mal comunicada, que fue refugio de bandidos, desertores, guerrilleros de las guerras carlistas...
El término del municipio es extenso, tiene 112 kilómetros cuadrados, por lo que las tierras de labor y de pastoreo quedan lejos. Esto dio lugar a los corrales. 
«Cuando nací, en 1948, había unos 250; de ellos, 220 en pleno uso. Allí se dormía, se iba con las caballerías, se hacía la siega, la tría, la agricultura. Era una forma de vida, de entender las relaciones, de lucha, de supervivencia. Se pasaba allí toda la semana y se volvía a casa el sábado por la noche. En verano, se iba para toda la temporada», recuerda el coautor de «Los corrales de Ujué y la vida de antaño». 
Este es un libro coral que casi se hizo en auzolan, donde participan unas 70 personas recordando los corrales, y todos coinciden en que ni se pasaba hambre ni frío.

Cuando nació Remón había unos 1.200 habitantes. Todos vivían de la agricultura y ganadería. Contaban con dos herreros, dos carpinteros, el médico, el secretario, el maestro, el veterinario, el boticario y dos curas. El censo más alto se registró en 1935: eran 2.200 habitantes. 
Después de la guerra descendió, pero el golpe duro vino cuando con la industrialización de Iruñea. La gente fue abandonando el pueblo para ir a las incipientes industrias navarras, en menor medida a Gipuzkoa -sobre todo a Zumarraga- y a Bilbo. 
A todo eso se suma la irrupción del tractor, que hizo que sobrara mano de obra en el campo. «El punto más vivo era el santuario religioso. Cuando en mayo llegaban las romerías de toda la Ribera navarra, el pueblo rejuvenecía». Las romerías siguen siendo fundamentales y dan mucha vida.

Su fortaleza también es un punto importante en la historia navarra. Es una atalaya de casi 900 metros desde donde se divisaba todo el límite con Aragón y las incursiones bélicas que pudieran entrar por esa zona eran descubiertas fácilmente. Por lo demás, no hay palacios, las casas son sencillas, de piedra, bien trabajadas.

El escritor nos cuenta que mucha gente trabaja y vive en Tafalla o Iruñea pero se mantiene censada en Uxue. «Les tira. Tienen casa allí y van los fines de semana y en verano; en esa época puede que haya 300 o 350 personas. Pero en invierno es un pueblo apagado, no están más que el cura y 50 ancianos. Hay algunos chicos; a la escuela van siete, gracias a que vive un matrimonio originario de Marruecos con dos pequeños. La agricultura ha venido a menos y habrá tres agricultores».

Los fines de semana el pueblo tiene vida por la cantidad de excursiones que se organizan y por las casas rurales. Y se mantiene la industria casera de las garrapiñadas, que siguen haciendo con la misma fórmula de finales del siglo XIX. «Si no, es un lugar sombrío, nebuloso, donde el viento azota fuerte. La gente ha salido de compras con casco porque volaban las tejas».

Mucha gente visita el pueblo por las migas. «Son las mejores -afirma Remón-; ministros, lehendakaris, tenores de la talla de Alfredo Kraus... han venido exclusivamente a degustar este alimento tradicional de las zonas rurales que es elogiada por gastrónomos. Su base es el pan seco de pan cabezón de siete-ocho días y la grasa de cordero».

Las hambrunas de finales del siglo XIX, las guerras carlistas, las guerras de África un poco más tarde y las imponentes sequías llevaron a mucha gente a la emigración. «De chicos coleccionábamos sellos de cartas que nos enviaban familiares de Argentina, Venezuela o Cuba. Todos teníamos algún familiar en estos tres países, fundamentalmente en Argentina». 

Gaudencio Remón
Precisamente, hace seis años fue allí y se reunió con los primos de su madre. Curioseó las guías de teléfono de Candil, Mar de Plata y Buenos Aires y se encontró con un montón de apellidos de Uxue. Hizo la prueba de llamar y le decían: «Mi abuelita era de Uxue, ¡qué lindo que me ha llamado usted!». Estos familiares de uxuetarras siguen haciendo migas y garrapiñadas.

Pueblo de longevas y longevos.
Gaudencio Remón no cree que el pueblo vaya a cambiar mucho. Cada año se cultivan menos robadas y hay menos ganadería: no hay más que dos rebaños. Es un pueblo netamente turístico y gastronómico, que está sirviendo de segunda residencia para jubilados. Es el caso de nuestro contertulio: «Aunque tengo la casa de mis padres, suelo ir a un corral que lo tenemos arreglado, a ocho kilómetros del pueblo, donde escribo».
Escribe, por ejemplo, cuentos sobre historias que le contó su abuela, recopiladas en el libro «Los sin voz» y algunas en «Los corrales de Ujué». Todos parten de un hecho cierto ocurrido en Uxue o en el entorno. Como la historia de un pastor que vivía en un corral. Un día gélido, el padre de Gaudencio Remón se encontró con él. «¡Mucho frío hace hoy, Gregorio!», le comentó. «Mucho, mucho. Yo lo noto por las cabras, se meten detrás de los chaparros».

Uxue es un pueblo con longevos y longevas centenarias. Podemos hablar de siete personas que han pasado de los 100 años. Algo tendrán las migas, el aire, la casta...
....................