domingo, 9 de diciembre de 2012

Frases escritas por eruditos visitantes de Ujué, convertidas en tópicos sobre nuestro pueblo.

La palabra tópico se aplica a la opinión, idea o expresión que se usa y repite con mucha frecuencia. Una opinión o expresión publicada repetidamente y sin contrastar no garantiza que lo que se diga en ella sea cierto.
 ---------
Hay tópicos sobre Ujué, que se citan y se repiten hasta saciedad solo por haber sido escritos por insignes y eruditos personajes.
Hoy hablaremos de Juan Iturralde y Suit, Arturo Campión y Julio Caro Baroja que tras visitar Uxue por primera vez pusieron por escrito sus impresiones sobre nuestro pueblo y del uso posterior que se ha dado a esos textos por otros escritores, periodistas y publicistas incluso en la actualidad.

La influencia del clima y el paisaje en quien visita Uxue por primera vez.
El que llega a Ujué por primera vez se llevará un recuerdo que, aunque verdadero, será totalmente distinto según que época del año nos haya visitado.
No es lo mismo visitar Uxue cuando amanece o cuando anochece.
No es lo mismo visitar Uxue cuando las "boiras" lo envuelven o cuando aquí arriba está despejado y las nieblas están dominando valles y hondonadas.
No es lo mismo venir a Ujué cuando el zuño (calima) hace imposible ver el paisaje que desde aquí se puede divisar o cuando el día sale limpio, luminoso, el cielo azul y podemos ver como limite los Pirineos, la Cordillera Ibérica y cientos de km a la redonda con extraordinaria nitidez.

No es lo mismo visitar Uxue cuando las lluvias otoñales o de primavera han hecho reverdecer el paisaje o cuando los hielos del invierno tiñen los campos de un tono cenizoso o cuando los calores de agosto hacen amarillear todo.
No es lo mismo venir a Uxue el día en que el cierzo ruge o en días de calma.
No es lo mismo conocer Ujué en un día corto y frío de invierno o en un largo día de verano.

No es el mismo Ujué cuando en invierno merma en habitantes o cuando los ujuetarras que viven en la diáspora vuelven con sus familias en semana santa, romerías, puentes festivos, vacaciones y fiestas patronales.

Estaréis de acuerdo en que si un escritor pasa sus vivencias a papel tras visitar Ujué por primera vez, el texto final puede quedar influenciado por cualquier circunstancia de las que anteriormente he mencionado.
Algo de eso pudo ocurrirles a los escritores que mencionamos hoy pues lo metereológico está implícito en las descripciones de al menos dos de ellos.

VISIÓN DE UJUÉ PROPAGADA POR  JUAN  ITURRALDE Y SUIT.
“Recuerdos de Ujué”, que así se llama el opúsculo del señor Iturralde y Suit, se publicó en 1885.
 La visión de Uxue que difunde, llena de hipérboles y románticas pinceladas, está escrita con evidente maestría y por ello ha sido causa de que posteriores escritores hayan recurrido a ella para describir nuestro pueblo.
A continuación reproduzco el inicio del citado trabajo:
………..
RECUERDOS DE UJUÉ
(Texto tomado del opúsculo titulado  “Recuerdos deUjué”  de Juan Iturralde y Suit.)

Juan Iturralde y Suit 1885.
A mi queridísimo y respetado amigo el Excmo. Sr. D. Pedro de Madrazo.

"Si el viajero que recorre las fértiles y risueñas campiñas de la Ribera de Navarra, o las tristes comarcas cercanas a las Bardenas, fija su vista en la línea de montes que limita unas y otras hacia el N., podrá distinguir, descollando entre las escabrosidades de la sierra, un pico de severo y rudo aspecto, que ostenta sobre su descarnada cumbre un robusto edificio almenado, en torno del cual se extienden grupos de humildes casas que parecen derrumbarse por la rápida pendiente donde se hallan enclavadas.
Estas constituyen la villa de Ujué; el grandioso monumento que las protege es el célebre templo de Santa María.
Ujué es poco conocido fuera de Navarra; perdido en las soledades; sin ríos que le den frescura; sin árboles que le presten sombra; con un clima brusco y extremado; sin más movimiento ni otra industria que la agrícola de la localidad, elévase sombrío y silencioso sobre su inmenso pedestal de roca, como reposa el Ibis legendario sobre las pirámides.

Su aspecto, triste con la tristeza de la ruina, está impregnado, como ella, de la poesía del recuerdo, existiendo entre pueblo y campiña notable analogía; colinas peladas en su mayor parte y casi exhaustas de vegetación arbórea; barrancos donde quizá serpearon riachuelos cuando aquello fue selva, y en los que hoy sólo se encuentran piedras; jarales bravos donde se oculta abundantísima caza; yerba finísima y aromática, pero de matices polvorientos como una alfombra raída; arbustos retorcidos por el huracán, todo es allí rudo, melancólico y severo.
Las casas de Ujué son del tono quemado de la tierra; sus calles tortuosas y de una pendiente inverosímil, están empedradas con cantos a los que el uso y la corriente de las aguas llovedizas han dado completo pulimento, y en aquellas vías desiertas penetra el viento con violencia espantable; azota furioso las pobres viviendas, y lanzando bramidos de inusitada resonancia y quejumbrosas voces, parece relatar tristes memorias.
Esa es la impresión que nos produjo el aspecto de Ujué cuando, hace algunos años, lo visitamos por primera vez."
………….
No me digáis que al leer los anteriores párrafos de Iturralde y Suit no os ha recorrido un escalofrió pensando que lo que describe es un lugar terrible e inhóspito y no nuestro pueblo.

Alguien que no conozca Ujué y haya leído a Iturralde y Suit puede llegar a creer que nuestro pueblo es un lugar aislado y solitario en medio de una abrupta sierra, que está a muchísima más altura de lo que está y que sus calles son mucho mas pendientes y tortuosas que lo que son en realidad.

Ese lector desconocedor de Uxue también podría deducir que en 1885 nuestro pueblo estaba deshabitado ya que al hablar de sus calles se lee que "en aquellas vías desiertas penetra el viento con violencia espantable" cuando entonces Ujué tenia unos 1.200 habitantes y normalmente sus calles debían estar rebosantes de vida.
Y ya que menciona un "viento con violencia espantable"....¿Es que acaso el señor Iturralde vino a Ujué en un día de cierzo, de esos que solemos tener, y todos los habitantes del pueblo estaban refugiados en sus casas?.   
De todas maneras, las descripciones que Iturralde y Suit dio sobre Ujué tuvieron su resonancia. Tanto, que son las que más se han citado por otros escritores en la posteridad para describir nuestro pueblo...¡A veces hasta sin haberlo visitado!

Una perspectiva de Uxue que no coincide con el tópico mas repetido.

El plagio de una frase de Iturralde y Suit sobre Ujué, convertida en tópico.
Para demostrar lo dicho ahí va un ejemplo: Fijémonos en esta frase del señor Iturralde: “perdido en las soledades; sin ríos que le den frescura; sin árboles que le presten sombra”.

Vayamos a la página de Turismo de Navarra: y leeremos que al hablar de nuestro pueblo comienza su enunciado con estas palabras: Perdido en lo alto de una meseta, sin ríos que le refresquen ni árboles que le cobijen, embriagado por una aparente soledad se alza Ujué…. 
Vemos claramente que han alterado un tanto la frase original del texto de Iturralde y Suit con el agravante de poner que Ujué está en lo alto de una meseta cuando donde está es en lo alto de una montaña.



¿Que si están acertados en lo de no refrescarse? Estamos en un alto, bien ventilados, y las calles estrechas de un pueblo medieval como Uxue son sombra y frescura en verano.
¿Que si están acertados en lo de de los arboles?.... Pues ahí van las fotos para que lo averigüéis.


Hagamos otro experimento: Pongamos la frasePerdido en lo alto de una meseta, sin ríos que le refresquen ni árboles que le cobijen”  en Google
El resultado es éste (pinchar para ver). Comprobamos que esta frase, burdo plagio de la de Iturralde y Suit, está reflejada aproximadamente 4460 veces en otros tantos sitios Web que la repiten como loritos "promocionando" Ujué o contando visitas que algún navegante hizo a nuestro pueblo.
……………………………………

UNA  VISIÓN DE UJUÉ PERCIBIDA EN UN DÍA CLARO: 
LA DE ARTURO CAMPIÓN.
Arturo Campión en su obrita  "Olite en Ujué” cuenta  su participación en una de las peregrinaciones que se hicieron cuando las celebraciones del milenario de 1886 ( la que el antiguo Erriberri hizo a Uxue el 9 de mayo) y cuenta así su primera impresión al llegar a la vista de nuestro pueblo:

"Las siete y media de la mañana serian poco más o menos, cuando los romeros comenzaban a llegar a la cruz de piedra esculpida que se alza como a un cuarto de hora de Ujué. Por las tortuosas encañadas de aquellas áridas y secas montañas venia avanzando la muchedumbre en grupos más o menos nutridos.(... ) 

(... )“En la cima del enhiesto monte, colgado por las abruptas pendientes, como si fuese a rodar a los abismos, aparece Ujué: una torre almenada lo corona; parece de una torre feudal, de una fortaleza de la Edad-Media; pero no... el volteo de las alegres campanas que lanzan sus clamores desde ella, revelan que aquel edificio es la iglesia.(... )

(.... ) Desde la parte más elevada de la meseta de Ujué y desde la elevada torre fuimos algunos a lanzar una mirada de amor, a la vieja y gloriosa tierra nabarra. ¡Qué inmenso, qué inenarrable espectáculo!
La grandiosa llanura de la Ribera perdiéndose en la llanura aragonesa; tan ilimitadas ambas, que parecían el mar; el gigante Moncayo, las azuladas sierras de Soria, de Burgos y de Bizcaya por un lado; de otro los montes de la merindad de Estella, Monte Esquinza, el bravo Montejurra, como un centinela, las estribaciones de la sierra del Perdón y de Alaiz, las alturas del Carrascal, el gallardo cono de la Higa de Monreal por otro; en distinta dirección, el curso del Aragón, á su izquierda la sierra de Leire, más grande por los recuerdos y las glorias que albergan sus repliegues que por su ingente mole, la Foz de Salvatierra, colosal portillo abierto en la roca viva, y por encima los salvajes montes de Aezcoa y Roncal, la blanca línea de las nieves casi perpetuas, la sucesión de picos escalonados desde el Pirineo Basco, Orhy, Ainie, Sumport, el Vignemale, los gigantes de piedra y nieve, los puertos de Canfranc, de Jaca, y al alcance de nuestra mano, como quien dice, los riscos escuetos de Sos, las desiertas asperezas de la sierra de Peña."
…………
Leyendo a Campión podemos pensar que el día que le tocó venir a Uxue fue uno de esos espléndidos, limpios y maravillosos en que se puede disfrutar de la mejor y más amplia visión panorámica.

Un ujuetarra detectará enseguida donde están las hipérboles, las exageraciones literarias de Campión, sobre todo al leer lo de tortuosas encañadas, abruptas pendientes y abismos en los que se puede caer rodando. También podemos advertir algún pequeño error geográfico en lo que Campión cuenta divisar desde la torre de Ujué.
……….
LA VISIÓN  DE  JULIO CARO BAROJA Y LA DE UNA PERIODISTA.
En un post anterior mencioné un artículo aparecido en el Gara el día 2 de diciembre del 2012. (Ver aquí
La periodista encabezó su trabajo con la siguiente frase:
"A 815 metros de altitud, Uxue es un asentamiento áspero para las personas".

La visión de la periodista es afín a la opinión de Caro Baroja que en su obra “Etnografía Histórica de Navarra” (1972) dice que Ujué “…es un asentamiento áspero para el hombre… ….Pero en otros tiempos, como atalaya del viejo reino de Pamplona (anterior a Navarra), se explica que tuviera significación primordial, como clave frente a las tierras próximas, dominadas por los árabes y muladíes que se divisaban desde la altura”…..
                  ..........
Al leer este pequeño párrafo parece como si Julio Caro Baroja hubiera querido resumir todas las hipérboles de Iturralde y Suit y de Arturo Campión en una sola frase: "Ujué es un asentamiento áspero para el hombre"

Si con lo de "asentamiento áspero" se refiere a lo físico, al terreno donde está nuestro pueblo, cualquier ujuetarra dirá que es una exageración.

Si la frase se hubiera referido a la asperidad del vivir cotidiano parecería más adecuada, pues hasta hace cincuenta años que es cuando nos visitó por primera vez el señor Caro, todavía se trabajaba el campo -mula y arado, azada y laya, hoz y zoqueta- hasta el último metro cuadrado de cualquier espuenda. 
Pero el tipo de agricultura que en tiempos hacía áspera la vida de los ujuetarras, lo que hacia extremadamente dura la vida en los corrales de nuestro pueblo, ya es historia. Ya no existe.
Lo más inaccesible, lo más costoso de trabajar para el campesino de antaño, va siendo ocupado  con su lentitud natural por el bosque autóctono que se va desarrollando felizmente en muchos lugares de nuestro término municipal. 
Cuando la visita del señor Caro Baroja ya teníamos agua corriente en todas las casas cuando todavía quedaban muchos pueblos en Navarra que no la tenían...

Pero como queda bonito citar a Caro Baroja al hablar de Ujué, todavía vemos que alguien utiliza aquella frase suya para decir que “Uxue es un asentamiento áspero para las personas”. 
Cualquiera que lea esta aseveración y no conozca Uxue creerá que quienes aquí vivimos somos estoicos héroes resistentes a todo, y un poco masoquistas.
,,,,,,
En resumen: Con estas cavilaciones he querido demostrar que alguna de las aseveraciones que hicieron estos tres ilustres viajeros que pasaron por Ujué, todavía se siguen empleando desacertadamente, en bastantes ocasiones.
………..