martes, 19 de junio de 2012

La historia que no nos enseñaron. Reflexiones en el 500 aniversario de la conquista de Navarra.

Articulo escrito tras el día reivindicativo celebrado en Pamplona el 16 de junio del 2012 dentro de los actos del 500 aniversario de la invasión de Navarra.


Este último sábado ha sido para recordar. Un hito en el que decenas de miles de navarros de todo lugar y condición han manifestado en la vieja Iruña que seguimos vivos, que la memoria permanece. Y esto me hizo recordar cosas.

Recordé que cuando crío, mi tía y mi padre leían de vez en cuando la Historia de Ujué del Padre Clavería.
En ese libro se contaba que nuestro pueblo existe desde tiempos de Iñigo Arista primer rey de Navarra, y que los Carlos segundo y tercero, la reina Blanca y la reina Leonor, todos reyes y reinas de Navarra vinieron mucho a Uxue..
Mi curiosidad sobre la historia de Navarra se encendió desde entonces. Eran tiempos en que ya iba a la escuela… Inocente de mí creía que allá, en donde teóricamente lo enseñaban todo, también me enseñarían esa historia de cuando éramos un reino…

No sé a qué edad, pero en la escuela se nos hicieron inseparables dos libros: La enciclopedia Álvarez y el libro de España.
Leyendo tales libros supimos quienes eran Fernando tercero el Santo y Alfonso el Sabio ambos reyes de Castilla, Jaime primero de Aragón y Sancho el Fuerte de Navarra, Guzmán el Bueno, Cascorro, Hernán Cortés, Pizarro y otros personajes de no sé donde, que nos ponían como ejemplo de buenos españoles.

Lo que no leímos ni nos explicaron fue como entró Navarra a ser parte de la tan alabada unidad española. Y ni palabra de los reyes de Navarra que aparecían en el libro sobre Ujué del Padre Clavería.

A mis diez u once años oí decir a una persona mayor que “fulano de tal, ya no sé quien, era  más malo o mas traidor que el conde de Lerín”.
Parece que según decían algunos, el Conde de Lerín fue “mucho traidor”. Por lo visto tan traidor como otro al que llamaban Maroto. 
Algo de especial y negativo tenía el Conde de Lerín para que se le recordara así casi cinco siglos después.…

Fue en esa época cuando me atreví a mangar un libro en la escuela. Un libro de los muchos que se almacenaban en el cuartico donde se guardaban los mapas.
Era una historia de Navarra. Había una caja llena de libros de la geografía e historia de Navarra.

Lástima que no me apoderé de uno entero. El que elegí, quizás porque estaba más a mano, fue un ejemplar que no tiene tapas por lo que no sé quien fue su autor ni el año en que se editó.
En él se explica brevemente la geografía de Navarra, su industria, su economía, sus carreteras, se relatan las leyendas de Teodosio de Goñi, la de San Virila, la de la Virgen de Ujué… Se habla de los monasterios de Navarra…. y finalmente la historia de Navarra. 
Está escrito desde la óptica del nacionalcatolicismo imperante entonces, años de posguerra y franquismo.

En toda mi vida escolar jamás vi que se repartieran estos libros a los alumnos. A lo más llegué a ver a Don Ángel utilizando uno cuando nos hablaba de los montes, de los ríos y otras cosas de Navarra.

Tras leer ese libro en su apartado de historia, comencé a sentir ciertas contradicciones: 
Me sulfuró leer que Aragón y Castilla quisieron repartirse nuestro reino desde antiguo …. Y me enojé al ver cómo Castilla nos quitó las Vascongadas… Y me sentí disgustado cuando leí que Fernando el Católico y el Duque de Alba nos invadieron en 1512 y me escandalicé cuando leí que el Conde de Lerín les ayudó... ¡Entonces comprendí el porqué de aquel dicho de “ser mas malo o mas traidor que el Conde de Lerín”!

También leí que Cisneros mandó derribar los castillos de Navarra…
Vaya, vaya. Cisneros. Así que ese tipo pudo ser el que mandó tirar el castillazo de Ujué.. De inmediato  le cogí una ojeriza de aúpa al dichoso cardenal..
Y todo a pesar que este libro no deja de hablar de España como patria buena y su providencial destino como defensora de la verdadera Fe y como gloriosa colonizadora y evangelizadora de toda América.

Pasado el tiempo he comprendido el porqué de no repartir tal libro entre los alumnos… Y es que su lectura no ayudaba nada de nada en aumentar y fortalecer el Espíritu Nacional (español), asignatura obligatoria en la enseñanza franquista.  

El libro que birlé de la escuela de Ujué. Se trata de una historia de Navarra de tiempos franquistas pero que por su contenido nunca se nos repartió..

Más tarde, a mis veinte años de edad pude profundizar en el conocimiento de la historia de Navarra por medio de un grueso volumen escrito por Carlos Clavería Arza en el año 1971.
Fui a trabajar a Pamplona, allá conocí los escritos de Campion, la cartilla de Oloriz y otros textos que circulaban clandestinamente…
                                                            ------------

Pero volvamos al sábado 16 de junio del 2012. Mi día comenzó acudiendo a la localidad de Getze, Salinas de Pamplona, para ascender hasta el monumento a la batalla de Noain.
Saludos con viejos conocidos, saludos con otros cuatro uxuetarras que viven en Pamplona.. Hasta que la gente congregada comenzó a subir hacia el monumento… ¿Cuantos éramos? ¿Quinientas personas? ¿Mil?

Mi pensamiento saltó a otras fechas 25 años atrás…
Escuela de Magisterio, Pamplona 1987. En diferentes días Jimeno Jurio, Manex Goienetxe, Tomás Urzainki Mina, Jon Oria Osés,  José María Satrústegi y Francisco José Sierra Urzaiz disertaron en torno a los acontecimientos de 1512 y años posteriores. Podéis acceder a los textos de las diversas aportaciones pinchando aquí..

A partir de ese año fue organizándose una marcha a finales de junio que comenzaba junto al antiguo Palacio Real de Pamplona, hoy archivo general, y que acababa en la cima del montículo llamado Mendi de Salinas de Pamplona.
En esa cima se recuerda el último intento de despachar a los invasores en 1521. Y se rinde honor a todo el que luchó para que el viejo reino pirenaico siguiera siendo uno más de los reinos y estados soberanos del mundo conocido.


Por varios años éramos muy pocos los que acudíamos a Getze. Cabíamos perfectamente  alrededor de dos mesas largas de la sociedad del pueblo en la comida que se hacía luego.
Ahora al ver toda esta gente concentrada en torno al monumento, obra de Ulibarrena , nos sentimos satisfechos al comprobar que año tras año hay más gente, mucha más gente que vive y siente esta Navarra que sentíamos hace 25 años.

Y es que desde entonces una nueva y entusiasta generación de investigadores y gente enamorada de la historia local de cada pueblo ha ido trabajando en toda clase de archivos descubriendo cosas que anteriormente nadie nos había contado.
Cosas que estos investigadores no se guardan para sí, y que difunden de manera que llegue de la manera mas comprensible al pueblo llano.

Seria prolijo enumerar a todos los historiadores que han trabajado este tema: Jimeno Jurío, Urzainki, Esarte, Monteaano, Roldán Jimeno, Adot, Aitor Pescador, Asirón…… y tantas y tantas personas más que desde revistas locales y comarcales, desde blogs de Internet, vídeos, audios, charlas etc tratan de divulgar los conocimientos adquiridos.

QUINIENTOS ANIVERSARIO.
Por esa sed de saber, por ese conocimiento adquirido tras años de investigaciones, lectura y sentimientos ante las falsedades en que nos criaron y "educaron", no es una casualidad que decenas de miles de personas estuviéramos en la fabulosa concentración del pasado sábado en Pamplona.

El quinto centenario de la invasión y ocupación de Navarra ha sido el acicate que ha hecho que en infinidad de poblaciones se hayan dado y se estén dando charlas divulgativas.
Por eso ha sido especial el día conmemorativo de la batalla de Noain. Una columna salió desde el monumento al resistente hacia Pamplona. Y otras dos mas desde distintos puntos de la comarca.

Por la tarde acudí a la manifestación. Fui junto a varias personas de Ujué, Tafalla y la comarca. Miles y miles de caras conocidas y otros miles de gente joven y entusiasta y una marea de banderas rojas a nuestro alrededor... y estandartes con el nombre de los pueblos...
Era emocionante ver a la roja, la auténticamente nuestra, la bandera de Navarra por doquier...



Y es que pese a quien pese, y aunque lo esencialmente nuestro no tenga sitio ni en la enseñanza ni en los medios de comunicación, cada vez hay más gente que lee estudia, investiga y divulga lo que no nos enseñaron: La historia de nuestra tierra. La historia de Navarra, que geográficamente fue más extensa que lo que es, y que merece ser contada desde nuestro punto de vista que ha de ser navarro ante todo.

Las intervenciones que hubo desde el estrado fueron interesantísimas .. Destacaré la encendida alocución del representante venezolano.
Y la presencia de letreros donde se representaban los nombres de países que una vez fueron colonias españolas y que se emanciparon.


........................

NOTA FINAL Como veréis en uno de los comentarios a este articulo, el historiador y bibliotecario Mikel Zuza, seguidor de este blog e insigne bloguero de Crónicas irReales de Navarra, donde da rienda suelta a su envidiable imaginación literaria, me informa que el autor del libro de texto escolar que menciono al principio es Julio Gúrpide Beope, se titula "Geografia e Historia de Navarra" y que fue editado por la editorial Aramburu de Pamplona en 1944. Muchas gracias Mikel.
.........................