viernes, 1 de abril de 2011

Ujué necesita un buen servicio de atención al visitante.

.................................................


Ujué,1 de abril del 2011.
................................................
Hace cosa de un mes el Gobierno de Navarra sacó una nota de prensa en la que se daba cuenta del número de visitantes que hubo el año pasado en varios monumentos de nuestra Comunidad.
El colectivo Ordago de Olite público en su web un resumen de dicha nota que os ofrezco a continuación:

El Palacio Real de Olite aguanta el tipo y resiste con dignidad los efectos de la crisis económica.
El número de turistas que se acercan al Castillo permanece prácticamente estable, en torno a los 150.000 al año, lo que le convierte en el monumento navarro más visitando.
El número de personas que pasaron en 2010 por el palacio fue de 152.061, apenas 125 menos que en el año anterior, según los datos ofrecidos por el Gobierno de Navarra y que ha publicado Diario de Navarra.

Por el contrario, las cifras relativas a los turistas que se interesaron por el Museo del Vino son menos optimistas. En 2010, entraron en el museo 11.752 personas, 2.065 menos que en 2009.

En datos globales, un total de 730.961 personas visitaron a lo largo de 2010 los más destacados centros de interés del patrimonio cultural de Navarra.
La lista está encabezada por el Castillo de Olite que se consolida como el monumento más atractivo.
Le sigue el Castillo de Javier, con 84.263, con la diferencia de que este recinto perdió casi 15.000 visitantes respecto a 2009, mientras Olite ganó 9.000 visitantes más que en 2008.
..........................................
Hasta aquí la noticia.
¿Y qué tiene que ver esto con Uxue?

Pues que podemos sacar una conclusión:
Tanto en Javier como en Olite hay un servicio permanente de atención al visitante. Este servicio se encarga de que todo el que acuda a ambos monumentos pueda verlos en su integridad bien ofreciéndoles folletos explicativos para que  la visita la hagan por libre  o bien ofreciendo el acompañamiento de guías que explicarán el monumento con todo detalle.

Si Olite y Javier son lo que son, si pasa tanta gente por ambos lugares, es debido en un cincuenta por cien a que sus monumentos son accesibles y no están cerrados y el otro  cincuenta por cien a ese servicio de atención e información que se le da al visitante.

¿Os imagináis el Palacio de Olite cerrado, que solo se pudiera ver una sala solamente y sin guías, y que para ver el resto hubiera que  llamar primero a un teléfono?
¿Os imagináis el castillo de Javier sin el servicio de atención al visitante, con todo cerrado y un cartel donde se dijera que para hacer una visita al castillo hay que llamar a un teléfono?

¿Cuántos visitantes tendrían los pueblos de Olite/Erriberri y Xabier en tal caso?
¿Qué repercusiones económicas causaría en estos dos pueblos el hecho de que no se pudieran visitar sus monumentos?

La respuesta es obvia:
Es importantisimo que sigan existiendo los servicios que se dan  en estos pueblos para que todo siga funcionando  y todas las partes queden satisfechas.

Mi opinión respecto a  Uxue es que se  necesita urgentemente poner en marcha un plan de atención al visitante semejante al que existe en estos dos y muchos más lugares.

Tras el esfuerzo económico realizado por la Hacienda Foral de Navarra invirtiendo tanto dinero en Ujué. Tras el buen hacer de técnicos, arqueólogos y restauradores, es de esperar que el monumento pueda disponer en breve esta clase de servicios.
Sería muy grave que quien dice ser el propietario del conjunto monumental de la iglesia fortaleza de Ujué, es decir el Obispado, no trabajase en esa dirección.

Ojalá que pronto todo visitante que venga a nuestra villa pueda tener la oportunidad de acceder a todo el conjunto de nuestra iglesia fortaleza y pueda ser atendido con eficacia  en cualquier día de la semana.

Hace casi un año se abrió al culto la iglesia de Uxue tras año y medio de trabajos en su interior. Mucha gente creyó que las obras habían finalizado y las visitas se multiplicaron.

La mayor parte de los que han venido a Ujué desde entonces han quedado decepcionados porque no han podido pasar a estar junto a la Virgen, ni han podido ver el corazón de Carlos II ni los murales góticos recién restaurados. 
Solamente han podido ver una mínima parte de la iglesia y el paseo de ronda sin poder ir al resto del edificio y sin encontrar a nadie que les explicara la historia del lugar.

Desde hace dos años se han ido organizando varias tandas de visitas guiadas a Santa María de Uxue con muy buena acogida.
Pero fueron escasas si tenemos en cuenta el número total de gente que vino al pueblo. Las visitas organizadas no han podido atender ni al cinco por ciento de todos los turistas que han llegado desde el inicio de las mismas.
Esperamos que en esta próxima Semana Santa se ponga en marcha un buen servicio que sea capaz de poder atender a todos los visitantes.


Sé que tarde o temprano se deberá instaurar este servicio y también sé que todo el tiempo que se tarde en poner en marcha irá en nuestra contra.
La mejor propaganda de un lugar es el boca a boca.Si la gente se queda contenta tras su visita a Ujué lo pregonará.
Por el contrario si los visitantes comentan por doquier que vinieron y que no encontraron quien les atendiera ni abriera los espacios que encontraron cerrados , puede resultar en demérito de nuestro pueblo porque no da buena imagen que un monumento restaurado con el esfuerzo de todos los contribuyentes permanezca como de momento permanece Ujué.


Si nos fijamos en el numero de visitantes que tienen Olite y Javier, ambos como Uxue en la zona Media de Navarra, no es descabellado pensar que nuestro pueblo es capaz de generar al menos setenta mil visitantes siempre que se ofrezcan servicios de atención similares a los existentes en esas otras dos localidades.


Una proporción grande de los que pasan por Olite y Javier se pueden animar a venir a Uxue si saben que se les va a atender y que van a poder contemplar todo el monumento.

A ver si todo lo expuesto vale para que se acelere la puesta en marcha de un servicio digno que permita dar a conocer la historia. el arte y las tradiciones de de nuestro pueblo.