sábado, 27 de marzo de 2010

Murallas y sistemas defensivos de Uxue.

En un capítulo anterior que podeis ver pinchando aqui ya hablamos de los lugares que pudieron tener algo que ver con la defensa de la sierra de Uxue en las épocas iniciales del reino de Navarra.
Eran varios lugares diseminados por el término municipal de Uxue.
Ahora toca hablar de lugares del mismo casco urbano de nuestra villa.
.....................................................

Una zona identificable como amurallada es la del entorno de la subida al Santuario con los muros de la plaza de Iñigo Arista mas conocida como La Placeta y otros muros que se prolongan por la calle San Isidro y por la calle Santa Maria.
A esta zona de murallas la podemos llamar como murallas interiores o del entorno del Santuario.
.........................................................................

Murallas exteriores de la villa.

Al parecer hubo otro tipo de amurallamiento que encerraba el pueblo.

Leamos el artículo que la Comisión de Monumentos de Navarra publicó en su boletín del cuarto trimestre de 1917. (foto)

En dicho artículo se hace mención a la leyenda de la aparición aunque confunden a la Virgen de Ujué con la de la Blanca.


La Comisión de monumentos de Navarra estaba primordialmente preocupada por la conservación de los monumentos de nuestra tierra casi todos en grave grado de abandono y en lo referente a Uxue dice que todavía en 1917 se apercibían muchos vestigios de las fortificaciones que circundaron el terreno de la iglesia y Castillazo.

En varios manuales de historia se repite que a finales del siglo dieciocho se derribaron las murallas que encerraban el pueblo y la pregunta que nos queda hoy día es por dónde se levantaban esos muros y si quedan vestigios de ellos.

En el Boletín de la Comisión de Monumentos se lee tal como hemos dicho que todavía se observaban vestigios de trozos de muralla y algún portal.

Si tomamos el libro donde nuestro paisano Patxi Salaberri publicó su tesis doctoral sobre la toponimia de nuestra villa, veremos que hasta época relativamente reciente había una balsa denominada Del Portal. (pagina 868 de su libro).

Y veremos que esa balsa estaba donde luego se construyó la bodega cooperativa.
En un documento de 1772 se deduce que El Portal estaba junto a la ermita de San Andrés que también estaba cerca de la actual cooperativa. También hubo una calle denominada del Portal.

En otra de sus notas Patxi ilustra la posible ubicación de ese portal con las afueras del pueblo en la parte que da a la calle Villeta.

Patxi Salaberri tambien encontró menciones a otro posible portal cerca de la fuente de Buzacao.


Sería interesante que alguien investigara en la documentción existente en nuestos archivos para poder saber con mas exactitud todo lo relacionado con este interesante tema .
...........................................................................................................
Documentos gráficos:




Tenemos el testimonio de la foto antigua de al lado que tambien viene en el articulo del Boletín de la Comisión de Monumentos que habla de Ujué que no es otra que la que el fotógrafo Roldan hizo unos años antes.
También el grabado que aporto que es de1902 nos muestra la misma zona.
En esa fotografía y en el grabado, se observan esas paredes en primer plano que si las observamos bien no parecen corrales.
Y no parecen serlo porque no hay ni bardas ni ningún objeto ni aparejo que delate el uso cotidiano de esos recintos,
Por eso mismo se puede pensar que efectivamente esas paredes son resto de las murallas que dicen se derribaron en el siglo XVIII.
Más arriba cerca de la iglesia donde hoy está la calle San Isidro también vemos muros que también pueden ser restos del conjunto defensivo que circundaba el Castillazo.

.........................................

Foto de 1933: La balsa del Portal.


En esta foto de Indalecio Ojanguren hecha en 1933 vemos una balsa en primer plano: La balsa vieja donde ahora está la bodega cooperativa. Es la antigua Balsa del Portal.

Al fondo y a la derecha del camino que sube hacia el pueblo, la Tahona, con su cerramiento tipo corral que mantuvo hasta hace poco. Ahora es la zona de aparcamientos de la fábrica de pastas Urrutia.
En esta zona también estuvo el corral llamado de la dula a donde se llevaban los mulos y animales de labranza en días festivos para que el dulero los llevase a pastar.
Desde esta perspectiva también se ven los muros que aparecen en la foto y en el grabado de hace mas de cien años . Desde aqui también siguen dando la impresión de ser una especie de muralla.
.............................................................................................
Otras reminiscencias defensivas de Uxue: Dorreberria, Etxeandieta

Otra mención a un posible lugar de tipo defensivo en el casco urbano de Uxue es la del lugar llamado Dorreberria o la Torre Nueva que parece corresponder con el de la de Echeandieta casa que según un documento de 1778 afrontaba a las dos calles públicas que van a San Miguel.

En un documento que se recoge en la tesis de Patxi también se dice que Dorreberría estaba en el barrio de San Miguel.

Todas esas acotaciones que muestra Salaberri me incitan a creer que esa casa o torre, Etxeandieta o Dorreberría, no es sino la que ofrezco en la foto de la izquierda mostrando la fachada principal que da a la calle Pilarraña y la trasera que da a la calle Carnicería más conocida como Calle del Cuerno.

domingo, 21 de marzo de 2010

Al auroro solitario de Ujué.


A JOSE MIGUEL BURGUI MATEO, UN VIEJO AURORO DE UJUE

Hace escasamente una semana recibí la poesía que sigue de parte de su autor Alfonso Iriarte Landarech.
Se la dedica a mi padre, Jose Miguel Burgui Mateo.

Al inicio de los años sesenta el grupo de los auroros de Ujué menguó ostensiblemente ya que sus componentes fueron desapareciendo a causa de la emigración.
Hubo un momento en que solo quedó mi padre y éste salió en varias ocasiones en solitario a cantar la aurora y a ese hecho se refiere el poeta al componer sus versos.
Desde estas líneas vaya para Alfonso, y en nombre de mi padre, todo mi agradecimiento por su poema.

...............................................................
EL AURORO SOLITARIO DE UJUÉ


Yo recuerdo las auroras,
al albor de la mañana,
al llamar a la oración
en la torre la campana.

Unos rústicos cantores
en el atrio se juntaban
bajo ménsulas y ojivas
que una lámpara alumbraba.

Con cadencias singulares
de canciones centenarias
deleitaban a mi pueblo
asentado en la montaña.

Ya murieron los mayores.
Ya se fueron a otra patria,
con sus cantos y su fe
su piedad y su esperanza.

Un anciano solamente,
con feliz longevidad
continuó cantando auroras
por las calles del lugar.

En los días de difuntos
y en las fiestas de guardar
aquel coro lo formaba
un Auroro nada más.

¡Qué impresion y qué respeto!
al oir de madrugada,
entre sueños al Auroro
Por las calles solitarias.

Con farol y campanilla
sus plegarias recitaba
por las Ánimas benditas
por el Papa y por la Paz.

Alfonso Iriarte Landarech.
.......................................
En octubre de 1964 José Miguel Burgui Mateo entró de sacristán en la parroquia de Uxue.
Al estar obligado a abrir la iglesia y dar los toques del alba y los toques para la misa primera, dejó de salir a cantar la aurora.
Hasta ese momento, la aurora era una tradición que domingo a domingo, todos los días festivos del año y cuando había un difunto, se realizaba saliendo a las cuatro de la madrugada.
La Aurora era cantada en dieciocho lugares distintos recorriendo todo el pueblo y se terminaba rezando el rosario en la iglesia antes de empezar la primera misa del día que era a las seis.

jueves, 11 de marzo de 2010

Por la memoria de mi padre no me callaré.

Pinchad las fotos para verlas en mayor tamaño.

POR LA MEMORIA DE MI PADRE NO ME CALLARÉ.
¿Os imagináis a una persona de setenta y tantos años en el tejado de la casa del sacristán de Ujué arreglando goteras?


Un escalofrió recorre mi cuerpo cada vez que recuerdo a mi padre, ya viejico, allá arriba en esa tarea.
Él, nosotros, vivíamos ahí pues la vivienda era inherente a su cargo de sacristán y allí vivió desde el año 1964.
El tejado, nunca estuvo en buenas condiciones, así que cuando había goteras él no tenía más remedio que subir a arreglarlas con riesgo de resbalar y caer a la calle desde aquella formidable altura.


Los tejados de esa casa, nunca fueron reparados por la parroquia.
Si en esa parte hubo un control para eliminar o evitar goteras, fue gracias al trabajo espontáneo del bueno de José Miguel, mi padre.

Los demás tejados, descuidados por completo. Siempre esperando que la Diputación viniese a arreglarlos. La parroquia no gastaba ni un duro en ellos.

Yo trabajaba en Pamplona y entre semana vivía en mi piso de Zizur.
Y a Zizur tuvo que venir José Miguel cuando continuos catarros y una fuerte subida de glucosa le recomendaron irse de aquel lugar insalubre donde vivía.
En mi piso su salud mejoró ostensiblemente alejado de las humedades y de las corrientes de aire de aquella desvencijada casa. Era el año 1987.

Dejó de percibir el sueldo de sacristán que en el mejor mes del año, el de mayo, con las extras de las romerías llegaba a casi las diez mil pesetas. La parroquia no cotizó por él a la seguridad social y la pensión la cobró del S.O.V.I.

Desde mediados de 1987 no hubo nadie que subiera a arreglar el tejado de aquella casa. Y eso hizo que las goteras se adueñaran de esa parte del conjunto monumental del santuario-fortaleza calando hasta la mismísima sacristía.
El único remedio que la parroquia puso fue colocar docenas de tiestos que se desbordaban a la menor tormenta.

Otro trabajo que se tomaba mi padre era el de tener limpia la subida a los torreones. De los dos torreones, solo el menor era visitable.

En cuanto al torreón mayor, a mediados de los sesenta prohibieron que subieran visitas por la peligrosidad de sus escaleras y por el deterioro y agujeros en los suelos en todas sus plantas interiores.



A pesar de ello mi padre tenía que subir a dar cuerda al reloj del campanario todos los días, y a bandear y repicar las campanas a mano en días festivos.

Siempre reivindicó ante el párroco que se electrificaran las campanas para no tener que subir aquellas peligrosas escaleras y luego darse otro palizón bandeando o repicando.

Y justo después de tener que irse es cuando al fin pusieron un motor eléctrico a dos de las campanas y un sistema de toques en otras dos. Todo se activa desde la sacristía cada vez que se necesita.

Aún recuerdo como mi padre recriminó al párroco no haber hecho eso cuando todavía ejercía de sacristán sino justamente al poco de tenerse que ir.

Tras la electrificación de las campanas ya no subió nadie al campanario. Las escaleras de acceso al torreón mayor se podrían a causa de la lluvia y los elementos.

Como nadie subía ya hasta allí, las palomas comenzaron a anidar por doquier y sus excrementos a acumularse por todas partes acelerando la putrefacción de todo el maderaje.

Pasaron los años. Y llegó octubre de 1996. Dos ujuetarras llamamos a la prensa.
Varios reporteros pudieron ver aquella y otras calamidades. Gracias a los reportajes que publicaron los periódicos, toda Navarra pudo saber en qué estado estaba Santa María de Ujué.

Por aquellas fechas preparamos una colección de cien diapositivas que hablaban por sí solas del deterioro existente.
Las íbamos a emplear para ilustrar las charlas que los Amigos de Ujué dimos en nuestro pueblo, Tafalla, Olite, San Martín de Unx, Murillo el Fruto, Pitillas, Pueyo y Barasoain. Las fotos que ves son parte de aquella colección.

Mi padre fue el primero en ver todas las filminas en nuestro piso de Zizur. Tras ponerlas en orden las proyecté en el salón de casa.

Todavía me estremezco al recordar como se puso a llorar mi padre al ver estas fotos….¡con lo cuidado que yo lo tenía!... decía una y otra vez...
El estupor, la indignación y la rabia de ver aquello, lo emocionaron sobremanera haciéndole sollozar.

Me pidió no seguir con la proyección mientras se secaba los lagrimones con el pañuelo.
Ver la ruina de la casa donde había vivido y ver como la mierda se acumulaba en el campanario le afectó fuertemente.
A los pocos días, ya más sereno, me pidió volver a ver todas las filminas.

Que no me venga nadie diciendo que el Obispado y la Parroquia cuidaron de la conservación del santuario. Estuvieron esperando que otros lo hicieran. Por la memoria de mi difunto padre no me puedo callar. Y por eso os lo cuento.

¿Y qué opinaban desde el Gobierno de Navarra?
Solo hay que leer en el B. O. del Parlamento de Navarra/ IV Legislatura Núm. 7 / 3 de febrero de 1997.
En el boletín se puede leer como Jesús Javier Marcotegui Ros, Consejero de Educación y Cultura, responde a unas preguntas parlamentarias diciendo que los defectos a subsanar en el santuario-fortaleza de Ujué eran considerados como de mantenimiento y que los debía sufragar el Obispado. El Gobierno (gobernaba UPN) prometía aportar una subvención.
Más claro agua.
                                                  ------------------.
EPILOGO
El 4 de enero del 2006 y valiéndose de una reforma del Reglamento de la ley Hipotecaria hecha por un decreto del Gobierno de Aznar (artículo 206 de dicha ley) la Diócesis de Pamplona inscribió a su nombre en el registro de la propiedad la casa parroquial (palacio de Carlos II) y la iglesia-fortaleza de Uxue.
El valor que en las escrituras dieron al conjunto monumental fue de 219.000 euros. El gasto total para ponerlo a su nombre no superó los 30 euros.
El Gobierno de Navarra gastó cerca de siete millones de euros entre el año 2000 y el 2011 en hacer trabajos arqueológicos y en restaurar y consolidar el conjunto monumental de Uxue. El Obispado no desembolsó ni un céntimo.
                                  -------------

lunes, 8 de marzo de 2010

Deterioro de un patrimonio: Ujué y San Miguel.

Hoy publico unas reflexiones que José Javier Uranga, antiguo director del Diario de Navarra y bajo el seudónimo de Ollarra publicó en 1997 sobre la restauración y conservación de nuestros monumentos motivado por el lamentable estado en que estaban Ujué y San Miguel de Aralar.
                                       -------------
Antes de reproducir el artículo y para que éste se entienda, quiero recordar al lector que por aquellas fechas se hablaba en Pamplona de la nueva pavimentación del casco antiguo y una plataforma ciudadana pedía que se pavimentara con los tradicionales adoquines y no con baldosas.
También se hablaba de pasar ladrillo a ladrillo la Audiencia, actual Parlamento, al solar donde ahora está Baluarte.

En esa época nació Uxuezaleak, la Asociación de Amigos de Ujué. Hasta nuestro nacimiento nadie denunció públicamente las pésimas condiciones en que estaba nuestra iglesia- fortaleza. Ver aqui

El autor del artículo escribe desde su punto de vista sobre conceptos referidos al patrimonio artístico comparando la protección de la naturaleza con la del patrimonio artístico y monumental.
Al leer el artículo se desprende que según el autor es la sociedad civil, es decir nuestras instituciones las que deben velar por el patrimonio histórico artístico.

Ollarra acaba su interesante artículo diciendo que pese a haberse restaurado cuarenta años antes, había habido una total dejadez en el mantenimiento tanto de Ujué como de Aralar.

No menciona la responsabilidad que pudo tener en ello la Iglesia Diocesana de Navarra, usuaria de dichos monumentos.


En aquel entonces y desde hacía años, la ermita de San Miguel de Ujué, la era de la coronación y el Santuario-fortaleza figuraban en el catastro a nombre del Obispado de Pamplona. 
En el 2006, el obispado de Pamplona inscribió la totalidad del santuario y casa parroquial a su nombre en el registro de la propiedad.

Deterioro de un patrimonio: Ujué y San Miguel.
Casi simultáneamente se ha dado la alarma sobre el mal estado en que se hallan dos de los monumentos más emblemáticos y sugestivos de Navarra: Ujué y San Miguel de Aralar, ambos in Excelsis.
En Ujué se resquebrajan los muros sobre el paseo de ronda de la iglesia fortaleza, las goteras pudren las vigas produciendo grietas y desconchados y el agua entra en la iglesia por la puerta norte.
En la basílica de Aralar caen materiales del techo, se filtra el agua en el interior, decorado con cubos de plástico, y se descompone la tarima del piso.

No podemos olvidar que Ujué, antes del siglo IX y con el nombre de Santa María, era la fortaleza más importante del reino de Pamplona; y la iglesia de San Miguel conserva un ábside carolingio, el más antiguo de Navarra. Ambos lugares gozan de muy singular devoción que se desborda de sus sierras, dos viejas fronteras, por grandes zonas de Navarra. Conjunción de historia, religiosidad y arte.

Sin embargo, parece que su conservación, así como una gran parte del patrimonio monumental, no interesa demasiado a la opinión pública y tampoco a los gobernantes.
En la sociedad actual se protegen el paisaje, el medio ambiente, los espacios naturales mucho más que lo que nuestros antepasados crearon con su espíritu y sus manos y nos dejaron en herencia.
Hay bastantes grupos y asociaciones que se preocupan por la ecología y pocos por el mantenimiento de los jalones de nuestra civilización.
Se gasta dinero más, y a veces en balde, en la naturaleza que en preservar el desarrollo de la sabiduría y la ilustración de nuestro pueblo.
Estamos más interesados en el hongo o el lagarto que en el hombre y sus obras.
Es necesario defender el medio ambiente en que vivimos, que tiene en Navarra su consejería y en Madrid un ministerio, pero sin mengua de conservar un patrimonio necesitado siempre de protección.
No es lógico salvar el halcón peregrino o el búho real mientras se abandonan a la erosión y a veces a la barbarie el basilisco o las arpías del capitel románico. Todos deben considerarse especies protegidas, aunque, mientras las primeras podrían reponerse, la pieza de arte se perderá para siempre. No hay proporción entre los millones que se asignan a la salvación de unos y otros.

Yo no pido que se reduzcan los presupuestos ecológicos, sino que se establezcan objetivamente las prioridades si el dinero, a lo que parece, no llega para todo, y se tengan en cuenta a la vez que las avifaunas, saurios y mamíferos, las portadas, archivoltas y, sobre todo, los tejados de las iglesias.
Se ha hecho una gran labor de restauración y acomodo de casas y palacios con valor arquitectónico o etnográfico, relativamente fácil porque se juega con intereses privados, pero muchas de nuestras iglesias están en muy mal estado de conservación y algunas incluso en ruinas.
Me parece un sarcasmo que en la actual situación y momento se pueda proponer cambiar la ubicación de la Audiencia de Pamplona, que cierra armoniosamente el paseo de Valencia, como si fuese una tienda de campaña. Incluso la pavimentación del Casco Viejo puede ser un gasto superfluo o al menos, poco urgente.
Y es que en la capital han caído algunos políticos, aldeanos mentales, con pocos conocimientos y faltos de sensibilidad ciudadana, que no saben singularizarse si no es gastando pronto, mucho y mal.
Me dirán que esto nada tiene que ver con Ujué y San Miguel. Todo está relacionado, al menos como síntoma.

La Institución Príncipe de Viana, con medio siglo de restauraciones en su haber, fue un modelo para toda España. Hoy son muchas las ciudades y regiones que nos han alcanzado e incluso superado en la repristinación de pueblos y monumentos importantes. Existe, incluso más arraigada que en Navarra, una conciencia del valor que representan barrios, calles y templos.

Sería bueno que desde la escuela se empezase a enseñar y a viajar por Navarra abarcando todas sus asignaturas. Bien está, por ejemplo, llevar a los críos a Ibañeta, a ver pasar las palomas desde una caseta ecologista y antiecológica en aquel paraje, pero de paso, antes o después, deberían subirlos a Leire o pasearlos por Tudela, porque supongo que habrán visitado Roncesvalles.

Y no basta restaurar. Iglesias reparadas hace cuarenta años están ya que da pena verlas. Además del servicio de restauración sería preciso otro servicio de mantenimiento de las restauraciones.
Ujué y San Miguel fueron restaurados. Si de nuevo se arruinan estos dos símbolos de nuestro patrimonio cultural y espiritual, ¿qué futuro puede esperar nuestra gran riqueza monumental que no se acaba precisamente en la Audiencia ni en el Casco Viejo de Pamplona.?
OLLARRA.
.                        .......................................................................................
Tras leer el articulo de Ollara, un pensamiento: Ahora que las obras de Santa Maria la Real de Uxue están llegando a su fin, que alguien reflexione sobre el futuro mantenimiento en buen estado de nuestro conjunto monumental.
Sería vergonzoso que como antaño volviera a haber descuido y dejadez en el cuidado del mismo sobre todo por parte de quien dice ser el dueño del Santuario.
                                --------------
Nota final. 
Este articulo fue escrito en  2010. Oficialmente se dieron por terminadas las obras en marzo del año 2013. Ver aquí.
                           ----------------------

martes, 2 de marzo de 2010

Cuando se está lejos y el corazón se acuerda de Ujue. Versos del salesiano uxuetarra Jose Miguel Burgui Ongay.


En el presente capitulo me limito a publiicar el poemario que me envió nuestro estimado paisano, el salesiano Jose Miguel Burgui Ongay.
Le he puesto el titulo ``Cuando se está lejos el corazon se acuerda de Ujué´´ porque Jose Miguel siempre está por esos mundos de Dios a donde su vocacion salesiana le ordena ir. Allá en la lejanía su mente sueña y vuela hacia su Uxue natal.
En sus poemillas se le ve ese amor a la Virgen de Uxue, a nuestro pueblo, a sus costumbres y en todos ellos rezuma nostalgia y sentimiento hacia la patria chica.
.........................................................................................................................

Ujué, Uxue de buen gusto al paladar con sus migas de pastor, sus costillas de cabrito, cordero, chistorras, aceite y buen vino “clarete” y para endulzar “rosquillas” y garrapiñadas.
Ujué, Uxue, rincón navarro, maravilla escondida y oculta en los riscos y montañas últimas del Viejo Reyno.
Ujué, Uxue, maravilla navarra.
José Miguel Burgui Ongay
http://www.burgui.net/

INDICE

1.-Romeros a Ujué- Uxue
2.-Cincuentenario
3.-Campanas de Ujué-Uxue
4.-Virgen de Ujué-Uxue
5.-Ujué-Uxue
6.-Ujué-Uxue querido
7.-Ujué-Uxue labriego
8.-De siempre Uxue
..........................................................

1.- Romeros a Ujué-Uxue

Cruces y túnicas negras,
rostros tapados,
corazones abiertos y vivos;
todos, grandes y chicos
unidos y apiñados
por Santa María a Uxue;
henchidos de fervor,
con cánticos y rezos de esperanza,
se dirigen hacia el santuario.
Año tras año, por primavera
y en la Pascua del Señor,
tradición de siglos,
a pie y como romeros:
Murillo el Fruto, Santacara,
Carcastillo, Pitillas, Beire,
Olite y cerrando multitudes, Tafalla.
- “¿A dónde te diriges romero
con los pies cansados
y el alma llena?
-“Voy a saludar y a ofrecerle
a la Virgen de Uxue
cuanto tengo y quiero.
No me preguntes,
únete al palpitar y calla.
Hay razones que ni se saben
ni pueden darse.
Llevo y anida en mí
la Virgen de la Paloma,
la quiero y me ama;
la beso y me mima;
es madre y soy hijo.
¿Qué más motivos quieres?
Por Santa María,
vamos todos de romería
como los reyes navarros,
y nos rendimos a sus pies,
con humildad y pleitesía”.
...............................................

2.- Cincuentenario

El ocho de septiembre
de mil novecientos cincuenta y dos,
en la Sierra de Uxue, cerca del cielo,
entre aclamaciones,
pólvora y cerca del cielo;
de vieja plata engalanada;
por S. Fermín, S. Javier
y miles de navarros acompañada;
fue solemnemente coronada,
la de la paloma blanca,
la de la piel morena,
la Patrona La Ribera.
De siempre fue
Señora, Reina
y sobre todo Madre.
En su cumpleaños
es felicitada y reconocida
con velas, túnicas, cadenas
y suelta de cientos de palomas
que adornan su altar y corona.
Alegría y dicha,
sonido y colorido
por la Madre de todos,
Reina de reyes,
Señora de fieles
y querida de muchos.
Santa María de Uxue,
la navarrica y guardiana,
la montañesa y encumbrada.
¡Felicidades por tus cincuenta!
¡Felicidades por tu Natividad!
¡Felicidades mamá, muchas felicidades!

8 septiembre –1952- 2002
...................................................

3.- Campanas de Ujué-Uxue

Suenan de día,
suenan de noche.
Son graves las horas
y agudos los cuartos
y además con repetición.
Así dan las campanadas.
Belleza en la soledad de la sierra,
de la sierra de Uxue.
La dirección del viento las hace sordina
o que golpeen más fuerte al oído.
Son anuncio en vísperas de fiesta;
en el día: alegría y traje nuevo.
Cuando una persona nos deja,
lloran pausadamente,
“suenan a muerto”, dicen.
Si los romeros se acercan,
repican festivas y nerviosas.
Si hay fuego,
retumban a descompás.
Campanas de las torres almenadas.
Campanas vigías seculares
de la Real Santa María.
Campanas con luna,
mezcladas con silbos de lechuza.
Campanas de todo tiempo,
en el frío, con nieve, su sonido, seco;
con lluvia, acompasadas y claras;
cansinas con sol veraniego
vivas según estación y hora.
Hacen dormir y despiertan,
no molestan;
son poema sonoro,
inteligentes y amigas.
Campanas humanas,
nuestras campanas de Uxue.
Tan, tan, tan…
......................................................

4.- Virgen de Ujué-Uxue

Guapa, de ojos grandes,
morenica y galana.
Llegué con la cruz un día,
te miré y tú me sonreíste.
Mi cruz era pesada,
tu sonrisa la aligeraba.
Traía conmigo espigas,
eran las primeras,
junto con rosas y amapolas,
las de primavera.
Mi corazón iba prendido en ellas
te lo ofrecí como el Rey navarro;
Tú, lo acogiste
y desde entonces vivo por ti,
Virgencica de Uxue,
paloma de la sierra,
siempre aireada
y llena de soles,
morenica y galana,
de la Ribera, guardiana,
madre cariñosa,
Princesa, Reina y doncella,
Virgen bendita de Uxue.
................................................................

5.- Ujué-Uxue
Apiñado, montón de piedras,
pedrusquero, así es Uxue querido.
Piedras amontonadas de siglos,
piedras esculpidas y talladas;
fuertes, firmes y aviejadas.
Uxue, vigía de la Ribera,
última altura de las navarras;
estuche, cofre y guardián
de la perla morenica.
Bastión encumbrado,
bandera enarbolada
a todos los vientos y soles.
Tú eres, Uxue del alma,
el del corazón de reyes,
el de la paloma blanca.
Cuando el romero sube laderas,
se conmueven tus piedras
y la imagen galana sonríe.

Siglos entunicados
caminan con cruces;
abuelo, hijo y nieto,
todos por tradición, en hilera
para cumplir el voto y la promesa.
Ya en tus plantas se postran
y con gozo entonan tus glorias,
todos unidos y a una, todos gritando:
”¡Viva la Virgen de Ujué!”
Sí, viva la Morena,
la de la sierra,
la de los ojos grandes,
la querida por todos,
la patrona la Ribera
............................................................

6.- Ujué-Uxue querido

Uxue, te quiero,
Así, sin bombo ni platillo,
humilde, labriego y sencillo.
Eres lo mejor,
lejos de ruidos,
con migas de pastor,
un buen vino
y para endulzar la vida,
tus garrapiñadas.
Así eres de noble,
sabroso y dulce:
almendras, migas y caldos.
Todo servido en bandeja
de loseta milenaria,
a la sombra de Santa María
preclara, galana y morena,
la Reina ribereña.
¡Qué grande eres,
pequeño pueblo!
¡Qué grande y sencillo,
Ujué querido!
¡Uxue amado!
.................................................................

7.- Ujué labriego

Erguido sobre la sierra,
apiñado y azotado
por el cierzo, ahí estás tú.
Sopla bien este viento
para aventar la parva;
antes con hoz y zoqueta,
encorvados a segar
la pieza inclinada
y luego para que nada
quedara, a espigar
por el rastrojo.
De la fuente “la Romana”,
un trago de agua;
el sol revienta
al sombrero de paja,
la encina airea el cuerpo,
mientras el mulo
con el trillo da vueltas y vueltas
hasta triturar la paja.
La cigarra, rasca que rasca;
la mula, rueda que rueda;
el cierzo, sopla que sopla
y a lo lejos: las campanadas
de las torres almenadas,
dan las cansinas horas.
Así un día y otro,
año tras año,
parado el tiempo,
sin contar las horas.
Así recuerdo mi infancia,
con olor a heno y a parva,
sabor de hogaza
y calor a hogar
junto a Santa María de Uxue,
la que no tuvo pintor que la pintara
ni imagen que la igualara,
la única y la más guapa.
....................................................

8.-De siempre Uxue

De siempre fuiste Uxue;
por siglos Uxue serás,
Uxue que significa paloma,
la raíz de tu ser y estar.
Según la leyenda
fue la pertinaz torcaz,
allá en la horadada roca,
donde como cofre
escondía la joya:
la imagen románica,
la de la paloma blanca.


Así lo vivió el pastor,
así lo cuenta la tradición.
Al descubrir tal tesoro,
ayudado por el ave,
Uxua, Uxue, nace,
es la raíz primera
por siglos nombrada
y por tantos deseada.
Ujué-Uxue-Uxua,
el pueblo de la paloma,
el de Santa María la Real,
la morenica y la más galana.

De ojos grandes,
Morenica y galana,
Virgencita de Uxue,
Paloma de la sierra,
Guardiana la Ribera,
Madre cariñosa,
Princesa, Reina y Señora.

.