jueves, 28 de octubre de 2010

Las procesiones más largas que se han hecho llevando en andas a la Virgen de Ujué.

En un capítulo escrito en este blog en octubre del 2008 (ver aquí) se contaba las veces en que la imagen de la Virgen de Ujué había viajado fuera de su santuario.

En él se decía que en el 5 de mayo de 1946 había sido llevada en andas al Congreso eucarístico de la Ribera celebrado en Olite y que en septiembre del mismo año fue llevada a Pamplona y que había entrado en la capital portada en andas a hombros de los Diputados Forales.

Hace unos días revisando antiguos periódicos J.I.Z y yo vimos como a primeros de 1946 se dijo que se pensaba llevar a la Virgen de Ujué en procesión al Congreso eucarístico de Olite y a la coronación de Santa María la Real de Pamplona. Incluso vimos una carta del entonces párroco de Ujué don José Castillo proponiendo los turnos para llevar las andas de la Virgen desde Ujué hasta Pamplona.

Que se había llevado a Olite en andas desde Ujué era algo que ya sabíamos. Pero que se hubiera llevado desde Uxue hasta Pamplona a hombros de sus devotos era desconocido, al menos para mí.

Pregunté a gente de edad del pueblo, que entre un montón de dudas y a veces confundiendo Olite con Pamplona, aseguraban que sí, que había ido en procesión a alguno de esos sitios.

Solo quedaba confirmarlo leyendo los periódicos de esas fechas. Gracias al trabajo del amigo Zulet, pertinaz e incansable investigador en las hemerotecas, se pudo confirmar que la imagen de Santa María la Real de Uxue fue llevada procesionalmente en relevos desde nuestra villa tanto a Olite en mayo, como a Pamplona en septiembre de aquel mismo año de 1946.
.................................................................................

Antes de seguir contándoos la presencia de la imagen de la Virgen de Ujué en los eventos de Olite y Pamplona es preciso recordar el ambiente social de postguerra a que estaba sometida la población de Navarra.
Solo hacía diez años que en la plaza del Castillo habian  formado militarmente los alzados contra la legalidad republicana. El general Mola habia recomendado que: "Hay que sembrar el terror... hay que dejar la sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros".
Los sublevados eliminaron a más de tres mil navarros que quedaron tirados en las cunetas o enterrados en fosas cavadas en lugares desconocidos. Se ejerció una brutal represión. Muchas personas fueron encarceladas y mucha gente  tuvo que  marchar al exilio.

En Olite fueron pasados por las armas cincuenta vecinos, Ujué tuvo siete muertos por fusilamiento la mayoría en la tristemente famosa Bandera General Sanjurjo de Zaragoza. Pamplona tuvo 303 fusilados, de entre ellos varios concejales.
De los navarros que “voluntariamente” fueron a la guerra o estuvieron en ella porque les tocó entrar en filas, fueron otros 4500 los que murieron.


El Obispo de la Diócesis era Marcelino Olaechea, el primer miembro del obispado español que definió al alzamiento contra la República como una  Cruzada.
En 1946 el vicepresidente de la Diputación Foral era el sanguinario Conde de Rodezno que durante la guerra firmó miles de penas de muerte como ministro de justicia de Franco.

El gran organizador de los actos del Congreso y de la coronación de Santa Maria la Real de Pamplona fue Santos Begiristain conocido sacerdote animador de la represión contra los republicanos que dejó muy triste recuerdo en Azagra  donde estuvo de párroco.

Unos 2000 represaliados trabajaron como esclavos en distintos batallones de castigo en la construcción de varias carreteras del Pirineo navarro hasta un par de años antes.
Las cárceles estaban atestadas de presos políticos entre los que cabe destacar a Jacinto Ochoa Marticorena el preso politico navarro que más años (26 en total) estuvo en la cárcel durante el franquismo. Su delito ser miembro de las juventudes socialistas y haberse fugado de San Cristóbal. Era natural de Ujué y hermano de D. Rufino Ochoa, Canónigo Provisor de Salamanca al que veremos acompañando a la Virgen en las jornadas de Pamplona.

El fuerte de San Cristóbal funcionó como cárcel hasta el año 1945.
Cuando se estaban celebrando los eventos que vamos a contar funcionaban las cartillas de racionamiento, se temía una invasión desde Francia tras la derrota de Hitler y se luchaba contra las guerrillas de los Maquis. En el ejército había muchos soldados que todavía esperaban ser licenciados a pesar de que estaban de servicio desde la pasada guerra.
.................................................................................

CONGRESO EUCARÍSTICO DE LA RIBERA EN OLITE. MAYO DE 1946.
El domingo día 5 de mayo de 1946 se celebró el día principal del Congreso Eucarístico de la Ribera.

Según los recortes de prensa, la Imagen de la Virgen de Ujué salió de madrugada de su Santuario hacia Olite a hombros de los mozos del pueblo turnándose con los de San Martín de Unx, Tafalla y otros pueblos durante los casi 20 km de recorrido entre cánticos y oraciones.

A las diez y media de la mañana hacia su entrada en Olite por el portal del Puente, siendo conducida en andas por los concejales del Ayuntamiento de Ujué hasta el principio de la ciudad, donde esta Corporación la cedió cortesmente a la Corporación municipal de Olite, que la trasportó igualmente en andas siendo uno de los conductores el propio alcalde.
La foto del Diario de Navarra reproduce un momento de la llegada a Erriberri/Olite.

Fuerzas del Ejército rindieron honores a la Virgen. Entre aclamaciones y aplausos y bandeo de campanas llegó a la Plaza, y según contó la prensa la muchedumbre le tributó una bienvenida delirante, entusiástica y efusiva, agitando sus pañuelos los miles de ocupantes de la Plaza, los que colmaban los balcones y hasta los que se habían situado en los tejados de los edificios.

Los corresponsales de los distintos periódicos cuentan que se dieron infinidad de vivas a la Virgen, estentóreos y unánimes, entre los acordes de la Marcha Real que la banda de Olite interpretó a su llegada.
La gente no podía ocultar su emoción que en muchos ojos se tradujo en lágrimas,
A duras penas pudo pasar la Imagen por entre aquella abigarrada multitud y alcanzar el altar levantado en la mencionada Plaza. Colocada por fin en el centro del mismo, dio comienzo la misa de pontifical.


PROCESIÓN EUCARÍSTICA
A las 5 de la tarde comenzó a organizarse la procesión final del Congreso.
Los pueblos se formaron con sus carteles por abecedario. En la foto las portadoras  del cartel de Ujué.

Soldados romanos a pie y caballeros cruzados montados a caballo encabezaron  la procesión.
 Desde el templo de Santa María se inició un largo recorrido, cerrando la comitiva el palio con la Custodia que iba sobre  un riquísimo templete, precediendo al cual marchaban varios Sres. Párrocos con capas pluviales.

Iban detrás de la Custodia los excelentísimos Sres. Obispos de Pamplona y Plasencia, los alcaldes del Arciprestazgo presididos por el de Olite, el vicepresidente de la Diputación señor Conde de Rodezno, el alcalde de Pamplona señor Nagore y el teniente coronel señor Rodríguez Bonet.

Un piquete de la Guardia Civil dio escolta al Santísimo y un Batallón de Artillería finalizaba la marcha con banda de cornetas.
Veintitrés cruces parroquiales figuraban en la magna comitiva y tres artísticas y preciosas carrozas, dos de ellas integradas por encantadores ángeles, y la tercera representando la Cena de la Pascua por destacados elementos del cuadro de teatro religioso de la Parroquia de San Lorenzo de Pamplona.

Y todas las banderas de los Ayuntamientos del Arciprestazgo y de las Adoraciones Nocturnas entre éstas la de la capital.

DESPEDIDA DE LA VIRGEN
A las ocho se despidió a la Virgen de Ujué, despedida que resultó, como el recibimiento, emocionante y afectuosísima.
Recorrió las principales calles de la ciudad, acompañada de autoridades y muchedumbre.

La Banda Municipal de Olite, que tanto contribuyó al esplendor de los actos bajo la batuta de su director don Agustín Urío, interpretó diferentes composiciones, y la imagen entró, previa autorización del señor Obispo, en el convento de las monjas cerradas de Santa Clara para que la adorasen.
Inmediatamente emprendió el regreso al Santuario, pero aún tuvo que detenerse en Tafalla, donde se le dedicaron fervorosos cultos.
...........................................................................................

SEPTIEMBRE DE 1946. LA VIRGEN DE UJUÉ ES LLEVADA EN ANDAS HASTA PAMPLONA
FOTO. La vuelta de la imagen fue en automóvil. La Virgen de Ujué sin andas a su regreso y paso por Tafalla.
Tres meses mas tarde que el Congreso de Olite se celebró en Pamplona desde el 15 al 22 de septiembre otro congreso eucarístico donde día a día hubo grandes actos litúrgicos tales como la comunión de 16.000 niños que se realizó  en la Plaza Príncipe de Viana.
O el día en que el ejército formado en la Plaza del Castillo asistió a una misa con comunión general de todos los mandos y soldados.

Hubo el día de las mujeres, el de los varones, solemnes predicaciones en las parroquias, confesiones, conciertos sacros, actos y procesiones eucaristicas en los hospitales...

El sábado día 21 fue el consagrado a la Coronación Canóníca de la imagen de Santa María la Real del Sagrario que preside la Catedral y ante la cual juraban los Fueros y eran coronados los Reyes de Navarra..

Veinte días antes, don José Castillo había publicado en la prensa el orden de cómo iba ser llevada hasta Pamplona la Virgen de Ujué. La distancia entre nuestra villa y la capital de Navarra es de 53 km.

- Tal como se había programado la Virgen salió de su Santuario a las dos de la madrugada del viernes día 20 de septiembre llevada a hombros por gente de Ujué hasta el kilómetro 5 de la carretera a San Martín de Unx.
- Gallipienzo tomó la Imagen en el kilómetro 5 llevándola hasta el kilómetro 3.
- Eslava la llevó del kilómetro 3 hasta el puente de San Martín de Unx.
- San Martín de Unx del puente hasta 5 kilómetros de la carretera que va a Tafalla.
- Lerga desde este punto hasta las inmediaciones de Tafalla.
-Tafalla a las siete de la mañana aproximadamente la llevó hasta el paso a nivel.
- Olite del paso a nivel hasta Ventas de Pueyo.
- Pueyo de las Ventas hasta la muga de Pueyo con Garinoain.
- Beire de la muga de Pueyo hasta Barasoain pasando por Garinoain.
- Pitillas de Barasoain hasta Mendivil.
- Carcastillo  de Medivil hasta  el paso a nivel.
- Murillo el Fruto del paso a nivel hasta Carrascal.
- Santa Cara Carrascal hasta el cruce de la carretera de Artajona.
- Murillo el Cuende desde el cruce de la carretera de Artajona hasta Campanas.
- Peralta de Campanas hasta Beriain.

Quedaban 10 kilómetros a Pamplona.
Comenzaron de nuevo los de Ujué y fueron turnándose grupos de devotos de Pamplona hasta el mismo límite de la ciudad donde la Virgen fue llevada por los componentes de la Diputación Foral.

En esos momentos un total de 30 imágenes de la Virgen de toda Navarra estaban confluyendo en vehículos engalanados por las principales carreteras de entrada hacia el centro de Pamplona.

Veamos como nos cuenta el cronista del Diario de Navarra  los últimos kilómetros del recorrido de la Virgen de Ujué:
"Nosotros salimos hasta cerca de Noain a esperar a las Vírgenes que venían por esa carretera. De avanzada tropezamos a don Antonio Añoveros cerca de Cordovilla, y nos dio noticias:
— La de Caparroso ya ha pasado. Dos vienen en un camión muy adornado de flores. Cerca ya está la de Rocamador y un poco después le sigue la de Ujué-.
Efectivamente, media hora o tres cuartos de hora no habían transcurrido, cuando tuvimos la dicha de arrodillamos al paso de esas imágenes, y aguardamos ansiosos a la de Ujué, que venía acompañada y rodeada del más numeroso cortejo, con cruceros entunicados que rezaban y cantaban a su «Morenica» sin acusar el menor cansancio, a pesar de la larga caminata a pie, unos desde las dos de la madrugada y otros desde las siete, y no solamente hombres, sino también mujeres.
Con ellos iba el celoso Párroco don José Castillo y el distinguido hijo de aquella villa histórica, Ilustrísimo Sr. D. Rufino Ochoa, Canónigo Provisor de Salamanca.
Una ambulancia de la Cruz Roja de Tafalla, con personal facultativo, seguía a la extensa comitiva.
Nosotros dimos plena satisfacción al cristiano deseo de llevar varios trechos las andas de la Virgen, que se las disputaban muchos devotos pamploneses.
Nos enteramos de que por todos los pueblos del trayecto—engalanados con colgaduras y con arcos de triunfo—la veneranda Imagen despertaba el entusiasmo más grande y la aclamaban y vitoreaban, entre aplausos y lágrimas".

PAMPLONA 20 DE SEPTIEMBRE. PROCESIÓN HASTA LA CATEDRAL CON LAS IMÁGENES DE LA VIRGEN.
Las imágenes fueron entrando en Pamplona para ir agrupándose en la Taconera.
A las seis y media de la tarde se reunió el Ayuntamiento de Pamplona en la Iglesia de San Cernin, (San Saturnino) junto a la banda de música.
Acompañaron en formación a las Imágenes de San Miguel de Aralar y la de la Virgen del Camino por la calle Mayor hasta el estrado que se levantó junto a la Cruz de acceso a la ciudad, en los Jardines de la Taconera.

Acto seguido se formó la procesión con las imágenes de la Virgen que esperaban en los jardines. Por el camino central del Bosquecillo se encaminaron a Navas de Tolosa, para seguir por San Gregorio, San Nicolás, Plaza del Castillo, Bajada de Javier y por Dormitalería a la Catedral

A cada efigie acompañaba una representación eclesiástica presidida por  el párroco  de cada santuario junto a la Cruz alzada. También iba la bandera y la corporación municipal del lugar de procedencia de cada imagen..
Desfilaron en este orden:
- Virgen de Rocamador de Sangüesa
- Santa María de Javier.
- Nuestra Señora de Velate de Alcoz.
- Santa María de Los Arcos.
- Nuestra Señora de los Remedios de Lúquin.
- Nuestra Señora de los Milagros  también de Lúquin.
- Nuestra Señora de Ororbia.
- Nuestra Señora del Perdón de Astráin.
- La Virgen del Puy de Estella, con sus famosos gaiteros hermanos Elizaga; con su grupo mixto de danzantes, que hizo una linda exhibición del baile de la era; con la imagen rodeada de ángeles y con la banda municipal.
- Santa María la Blanca de Huarte.
- La Virgen de Eunate recientemente restaurada por la Institución Príncipe de Viana.
- Nuestra Señora de Arnotegui de Obanos.
- La Virgen del Yugo de Arguedas.
- Nuestra Señora de Jerusalén, de Artajona, con todo el pueblo en masa.
- Santa María de Berbinzana.
- Nuestra Señora de Belén de Cadreita.
- La Virgen del Soto, de Caparroso.
- Nuestra Señora del Plu de Marcilla.
- La Virgen del Patrocinio de Milagro.
- Nuestra Señora del Castillo de Mirarda de Arga.
- La Virgen de Ujué con penitentes entunicados que  llevaban las cruces de las tradicionales romerías.
- Nuestra Señora de Idoia de Isaba, con muchachas ataviadas con típicos trajes del país.
- Nuestra Señora de Muskilda de Ochagavia, con sus danzantes bailando sus maravillosas danzas .
- La Virgen de la Cerca de Andosilla.
- Santa María de Lesaca con sus admirables danzantes trenzando primorosamente sus danzas y con el vigoroso abanderado que hizo el prodigioso saludo de honor.
- La Virgen del Olmo de Azagra.
- Santa María la Real de Irache de Dicastillo con el Ilustre hijo de la villa el Excmo. Sr D Luis Alvarez Macua, Prefecto Apostólico del Brasil, revestido de pontifical.
- La Virgen de Legarda de Mendavia.
- La Virgen de Codés
- La Virgen del Seminario de Pamplona formando tras ella todos los Seminaristas, y al final, el Rector M. I. Sr. D. Jacinto Argaya, con capa pluvial.
- Y por último, Nuestra Señora de Roncesvalles, con sus austeros cruceros, muchos de ellos descalzos y los danzantes de la Aézcoa. Seguían las cruces parroquiales de sus valles y los alcaldes con los trajes y capas antiguas.
Después, comisiones de comunidades religiosas y sacerdotes.
Cerró el Cortejo  la Imagen de la Virgen del Camino de Pamplona.

En la catedral aparte de su titular la Virgen del Sagrario, esperaba Santa María de Nájera que a causa de su delicado estado no se atrevieron a llevarla en procesión.

Las imágenes quedaron expuestas cada una en una altar preparado para ello en los Claustros de la Catedral.
En la foto, la ímagen de Santa Maria de Uxue junto a los soportales de la Plaza del Castillo de  Pamplona.

21 DE SEPTIEMBRE SÁBADO. MISAS POR LA MAÑANA
En el Claustro actuaron varios coros amenizando las distintas misas que se iban diciendo delante de las vírgenes allá expuestas.

En el altar destinado a la Virgen de Ujué se celebraron misas desde las seis de la mañana en adelante por los sacerdotes que así se lo habían solicitado al Párroco de Santa María de Uxue.

A las 6 celebró el  párroco de Ujué;
A las 6’3O  D. Rufino Ochoa. Doctoral de Salamanca; Hijo de Ujué
-       7 el párroco de Santa María de Tafalla;
-       7’30 el párroco de San Pedro de Tafalla;
-       8 el párroco de San Pedro de Olite;
-       8’30 el párroco de Santa María de Olite;
-      9  el párroco de San Martin de Unx
-      9,30 el párroco de Beire
-     10 el  párroco de Carcastillo;
-     10,30 el párroco de Murillo el Fruto;
-     11 el Párroco de Pitillas;
-     11,30 el párroco de Lerga;
-     12 el párroco de Peralta;
-     12’30 el párroco de Santacara.
A las doce de mediodía se ofició misa solemne de Pontifical en la Catedral. Se cantó la misa de Giacomo Caríssimi.

SÁBADO POR LA TARDE: CORONACIÓN
A la tarde a eso de las cinco y media se puso en marcha la procesión desde la Catedral a la Plaza del Castillo.

Iba en cabeza un Piquete de oficiales del ejército vestidos de toda gala y a caballo.
Luego San Miguel de Aralar como heraldo de Santa María la Real y el Coro polifónico de Echarri Aranaz, cantando.
Detrás, los Ayuntamientos de Navarra con sus banderas divididos en cinco grupos uno por cada partido judicial. Por cada ayuntamiento iba su bandera, luego el alcalde con su vara y luego los concejales.
Detrás, el Ayuntamiento de Pamplona con timbales y mazas, ex acaldes de Merindad. Consejo Foral de Navarra. Hijos Adoptivos de Navarra, Hijos Predilectos de Navarra. Ex-Diputados de Navarra. Colegio de Abogados. Diputaciones invitadas con sus cortejos.

Por la Nobleza formaron detrás el Capitulo Supremo de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz, con representación de cruces y banderas, Grandes de España, Títulos de Castilla, nobles Pontificios, Órdenes Militares con hábitos y uniforme y el Ejército con sus representantes, generales, jefes y oficiales vestidos de gala.

Luego venían las representaciones del clero y de las cofradías religiosas de toda Navarra con sus banderas y estandartes identificativos y todas las imágenes de la Virgen llegadas a Pamplona.

Cortejo de Santa María la Real de Pamplona:
Iba primero el Alférez de Santa María con el guión, a caballo y servido por un palafrenero. A continuación el Rey de Armas de Navarra. Luego el cirio votivo, ofrenda de la Diputación de Navarra a Santa María la Real. Los portadores de las Coronas y joyeros.
Luego iban los doce ricos-homes” que debían alzar a la Virgen sobre el pavés. Eran los siete diputados forales y los cinco alcaldes de las cabezas de Merindad de Navarra.

Luego iban los faroles de la Congregación de los Esclavos de La Virgen del Sagrario y Santa María la Real sobre su carroza portada por sacerdotes.
Bajo palio de honor iba el Cardenal Arce Ochotorena.
Detrás las autoridades y cerrando la procesión la Banda de música de Pamplona y una compañía de honor.

Una vez en la Plaza del Castillo se rezó y cantó el rosario de los Esclavos de Santa María la Real y se procedió a la ceremonia de la coronación siguiendo el ritual de la coronación de Carlos III el Noble.

Los Doce “ ricos-homes” alzaron sobre el pavés la efigie de María, al triple grito de “¡Real, real, real!” El cardenal Arce puso las coronas sobre la imagen de la Virgen y del Niño y se derramaron medallas de la Virgen emulando la derrama de moneda nueva que se hacía en la coronación de los reyes.

La apoteosis final de acto tuvo momentos de gran espectacularidad.
Aviones que pasaron en vuelo rasante arrojando pétalos sobre la plaza. La artillería disparó 21 cañonazos de ordenanza. La banda de música interpretó la Marcha Real. Todos los dantzaris presentes interpretaron su repertorio de danzas.
Se dio libertad a cientos de palomas en las inmediaciones del altar. Bailaron los gigantes de la comparsa de Pamplona.

Tras la ceremonia se formó una procesión que partiendo de la Plaza del Castillo, Paseo de Sarasate, Navas de Tolosa, Calle Mayor, Plaza consistorial, Mercaderes y Curia llegó a la Catedral donde solo entró Santa María la Real  de Pamplona para ser entronizada en su  nuevo altar y quedarse en el templo.
Las demás imágenes de la Virgen se distribuyeron por las distintas iglesias de Pamplona

La Virgen de Ujué fue llevada en procesión a la Iglesia de San Antonio de los PP. Capuchinos, en la Avenida de Carlos III de Pamplona donde pernoctó hasta el día 22.

Allí estuvo expuesta a la veneración de sus fieles y devotos, para que pudieran adorarla y depositar sus limosnas y encargos de misas. El Sr. Párroco de Ujué atendió a los devotos y también se hospedó en el mismo Convento de los PP. Capuchinos.

VÍDEO: Coronación de Santa Maria la Real de Pamplona. 21 de septiembre 1946.