lunes, 15 de febrero de 2010

Nota de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro


Por su interés publicamos la nota que nos ha hecho llegar hoy la plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro.

Esta plataforma se creó hace tres años cuando se descubrió que el Obispado de Pamplona habia registrado como propios cientos de iglesias, atrios, casas, ermitas e incluso cementerios, lugares que fueron y siempre han sido construidos y mantenidos por cada pueblo y que jamas se habían escriturado por considerarse un bien comunal, es decir de todos los vecinos.

Estas inscripciones que la Plataforma denuncia ni siquiera están hechas en nombre de las parroquias de cada pueblo sino del Obispado y se llevaron a cabo con el mayor de los secretismos.

El pueblo llano solo se ha enterado de todo ello tras la labor de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro y su labor reivindicativa ya que la fórmula de inscribir en la propiedad que ha empleado la Iglesia no obliga a que sus inscripciones en el registro de la propiedad sean expuestas en el tablón de anuncios de los ayuntamientos como es de ley para cualquier otro ciudadano.
Ni siquiera las juntas parroquiales, es decir las juntas de feligreses que teóricamente administran las parroquias, supieron nada hasta que la noticia salió a relucir en la prensa.

La Plataforma en esta nota opina sobre las obras y gastos que se han hecho en Ujué en los diversos trabajos de restauraciones que se llevan a cabo desde hace años.
Sin más preámbulos os copio literalmente lo que dicho organismo dice en su comunicado de hoy.
Podeís encontrar mas información sobre esta Plataforma y los motivos de su fundación así como la nota que reproducimos, si vais a su web.
.................................................................

Nota de la Plataforma de Defensa del Patrimonio Navarro
15 Febrero 2010 •


Estos días hemos tenido la noticia del comienzo de los trabajos de restauración de la imagen de la Virgen de Uxue. Los trabajos se enmarcan dentro de las actuaciones que la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra (creada por el Gobierno de Navarra) viene realizando en la iglesia de Santa María de Ujué, a los que el Plan Navarra 2012 ha destinado un presupuesto de casi tres millones de euros.
Ante esto la Plataforma quiere exponer:

1º.- Estamos de acuerdo en que el patrimonio histórico de los navarros se mantenga con dinero público, porque es nuestro y tenemos la responsabilidad de salvaguardarlo.

2.-
El 4 de enero del 2006, sin conocimiento de la sociedad Navarra, al amparo de una ley inconstitucional, (artículo 206 de la ley Hipotecaria) y valiéndose de una reforma del Reglamento de la citada Ley, hecha por un decreto del Gobierno de Aznar, la Diócesis inmatriculó la iglesia-fortaleza de Uxue por una cantidad no superior a 30 euros.

.- Al mismo tiempo que la diócesis inmatriculaba el edificio, el Gobierno de Navarra estaba pagando obras en el mismo por valor de 700.000 euros, a los que habrá que sumar ahora los casi tres millones de euros anunciados.

4.- Desde hace algún tiempo se viene detectando en Uxue la falta de numerosos objetos artísticos, plata, altares y libros antiguos. En las actuales obras se han llevado el órgano, no sabemos con qué intenciones. (Esperamos que no sean las mismas que con el desparecido órgano de Artajona). Exigimos explicaciones públicas sobre la situación de todos esos bienes.

5.- La iglesia-fortaleza de Uxue fue construida por los Reyes de Navarra en los albores del Reino, como parte de su sistema defensivo. Durante siglos, el Reino de Navarra la ha mantenido y enriquecido, en su doble vertiente: fortaleza del Reino y lugar religioso: de ahí el nombre de Santa María la Real. Es indiscutible que la propiedad histórica y la titularidad real de este lugar pertenecen al Pueblo de Navarra representado por su Gobierno que, además, es quien lo mantiene.

6.- Exigimos la vuelta de la iglesia-fortaleza de Uxue a su estado anterior al 2006. Mientras esto no ocurra, se debe condicionar toda ayuda pública a conseguir ese fin, ya que la sociedad navarra no puede ni debe estar financiando, in aeternum, una propiedad privada.