viernes, 22 de agosto de 2008

Mis primeras nociones de Euskera

Ujué, años 50-60
¡Cuantas veces oímos de chiquitos la historia de la aparición de la Virgen de Ujué!
Un pastorico que ve una paloma y que sube a coger su nido. Y allá vá que se encuentra una imagen de la Virgen.

 Situación de Uxue
dentro de Navarra 
Yo, todavía un muetico, un mocoso, entendía que en mi pueblo se había hablado el vasco porque la leyenda dice que a la virgen le llamaron de Uxue porque es paloma en vasco que era el idioma del pastorico y de los de su tiempo.
Pero que eso de hablar vasco en Ujué me parecía muy pero que muy lejano... cosa de hace mucho, pero que mucho tiempo atrás... en tiempos de Matusalén o así.

Luego me fui dando cuenta que los nombres que usaban nuestros mayores para referirse al lugar donde estaban las piezas, sus tierras de labor en el campo, eran especiales: Larciaga, Basandia, Mugazuria, Astuciaga, Andiaga, Sule, Andresoro, Pistalorra, Maniturri. ... Había, hay, muchos, pero que muchos nombres más.

Por otra parte Don Ángel el maestro nos decía que lo que llamábamos sangundilla era lagartija y que para que nos entendieran fuera de Ujué no debíamos decir espuenda sino cuesta. Y que si decíamos chiricome no nos entenderían y que deberíamos decir cría de pájaro.

Había que cambiar muchas palabras... ¡igual mas de cincuenta! para que nos entendieran fuera de Ujué.
Entonces pensé, o alguien me lo dijo, que los nombres del campo y esas palabras que decíamos y que no valían para afuera, podían ser del antiguo vasco que se habló en el pueblo.

Años 60-70
Tras cumplir los 14 dejé de ir a la escuela. Una de mis ocupaciones fue atender a los que venían a ver la iglesia de Ujué. Mi padre era el sacristán y teníamos todas las llaves en casa.

Saber todo lo relativo a nuestra tierra (historia, monumentos, arte, folklore) se convirtió en pasión. Devoré todos los libros que el padre Claveria escribió sobre Ujué y lo que por aquellos años, todavía de dictadura, permitían publicar sobre la historia de Navarra.
Me era necesario saber todo lo posible sobre lo nuestro para no quedar como un ignorante ante los turistas

He de decir que también me hicieron llegar libros que fueron legales antes del 36: La cartilla de Hermilio de Oloriz, una copia de un libro sobre la historia de Navarra de Arturo Campion...

En 1970 cayó en mis manos un folleto de la "Cofradia Gastronomica el pimiento seco"  donde se contaba la pervivencia del euskara en muchos pueblos incluido el nuestro...ver pdf aqui
Años mas tarde leí otro libro más clarificador sobre el mismo tema: "Una Geografía Diacrónica del euskera en Navarra", de la colección del Diario de Navarra.

Y vi que el autor mencionaba a nuestro pueblo. Que decía que en el siglo dieciséis Ujué estaba entre los pueblos que hablaban vasco.
Y que los notarios que vinieran a Uxue debían ser por obligación gente que supiera el vascuence para poder entender a la gente y luego poder escribirlo todo en castellano. Que un cirujano de Ujué habló en vasco a sus vecinos en 1611....
Supe que en 1860, o sea solo cien años atrás, todavía lo hablaban en la Valdorba.

En cuanto a nuestro caso quedó claro que casi todas mis palabras raras de la infancia y casi todos los nombres que tenían los campos de Ujué provenían del euskara.
A la vez que llegaba a estas conclusiones, se fue avivando en mi el deseo de aprenderlo.Y me reté a mi mismo hacer lo posible por aprender euskara cuanto antes.


Un día que fui a Tafalla vi un librico que se titulaba "Como aprender el vasco fácilmente", de un señor de Isaba, José Estornés Lasa.

Lo compré sin dudarlo. Pero para mi desgracia, nunca conseguí pasar de las primeras lecciones.

Estudiar en solitario resultaba difícil y no tenia ninguna persona a quien acudir para consultar mis dudas.
-----------------
Por aquellos años supe que en Pamplona había alguna academia donde se podía aprender euskera en grupo y con profesor.

El año 1974, tras cumplir la mili, empecé a trabajar en Iruiñea. Asistí al comienzo de un curso que el profesor Jose Basterretxea dio en el aula magna de la universidad del Opus... pero aquella clase a la que asistían doscientas personas no era nada práctica.

El siguiente paso fue saber donde estaba la Academia Arturo Campión, que según mis informantes era fenomenal en la enseñanza de euskera, ... y matricularme en ella.
Al cabo de dos cursos y dos intensivos de verano, ya era capaz de expresarme en euskara.
También conseguí que me aceptaran en un piso de estudiantes y trabajadores euskaldunes donde durante otros dos años conviví con gente de Leiza, Etxarri Aranaz, Donostia...

No soy el único de Ujué, que ya adulto, aprendió euskera por aquellos tiempos.. Por supuesto que todos los ujuetarras que lo aprendimos, nos seguimos comunicando en euskara.

A día de hoy hay un buen puñado de euskaldunes de Ujué o descendientes de Ujué ya que muchos hijos y nietos de aquella generación que salió del pueblo en busca de trabajo, se han educado en las ikastolas.
.........................
De la evolución del nombre de Uxue a Ujué y de la historia del euskera en nuestro pueblo y en Navarra tendremos ocasión de hablar en otras entradas de este blog.
-------------------